TRABAJEMOS
Y ADOREMOS
INTRODUCCION
1. La revolución industrial.
2. Las condiciones de trabajo.
3. 1 de Mayo de 1886.
4. Artículo 123.
“Acuérdate del día de reposo para
santificarlo. Seis días trabajarás, y harás
toda tu obra; más el séptimo día es reposo
para Jehová tu Dios; no hagas en él obra
alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo,
ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero
que está dentro de tus puertas. Porque en
seis días hizo Jehová los cielos y la tierra,
el mar y todas las cosas que en ellos hay,
y reposó en el séptimo día; por tanto,
Jehová bendijo el día de reposo y lo
santificó”
Éxodo 20:8-11.
I. PENSEMOS EN EL PLAN DE
TRABAJO QUE DIOS DA.
1. En el versículo 9. dice: “Seis
días trabajarás y harás toda tu
obra”. El mandato de trabajar
es el corazón de este
mandamiento y no deja opción
para que el hombre rehuya el
trabajo y sus responsabilidades.
Hay varias razones por las que
debemos trabajar.
A. El Señor nuestro Dios trabaja.
B. El Señor Jesucristo trabaja.
C. Trabajamos porque Dios nos
dice que tenemos que trabajar.
D. Debamos trabajar para el
beneficio de otros.
E. Trabajamos para eludir los
males que surgen a los que
no lo hacen.
II. PENSEMOS EN EL ORDEN
DE DIOS PARA LA
ADORACION.
A. Dios ha establecido un “día
sagrado”.
B. Dios ha establecido que el hombre
descanse.
C. Aun los animales necesitan
descansar.
D. La naturaleza necesita descansar.
E. Tenemos un día separado para un
servicio especial.
F. La interpretación del Talmud judío
sobre el descanso.
G. El descanso en los tiempos del
Señor Jesús.
H. Tenemos un día separado en la
semana para la comunión con Dios.
CONCLUSION
1. ¿Qué dice la Palabra de Dios?
2. Las excusar para no asistir al templo:
A. El “sídrome de la fatiga”
B. El misterio de las dolencias
dominicales
C. Más excusas creativas
3. Dios nos da el descanso, démosle la
oportunidad de demostrar su poder.
INVITACIÓN
ORACIÓN
FINAL
Descargar

Diapositiva 1