Jehová es mi Pastor. Nada me faltará.
En prados herbosos me hace recostar.; me conduce
por descansaderos donde abunda el agua.
Refresca mi alma. Me guía por los senderos
trillados de la justicia por causa de su nombre.
Aunque ande en el valle de sombra profunda,
no temo nada malo, porque tú estás conmigo;
tu vara y tu cayado son las cosas que me
consuelan.
Dispones ante mí una mesa enfrente de los que
me muestran hostilidad. Con aceite me has
untado la cabeza; mi copa está bien llena.
De seguro el bien y la bondad amorosa mismos
seguirán tras de mí todos los días de mi vida; y
ciertamente moraré en la casa de Jehová hasta la
largura de días.
Descargar

Salmo 23 - Sof