10Porque
la tierra está llena de adúlteros; a causa
de la maldición la tierra está desierta; los
pastizales del desierto se secaron; la carrera de
ellos fue mala, y su valentía no es recta. 11Porque
tanto el profeta como el sacerdote son impíos;
aun en mi casa hallé su maldad, dice Jehová.
12Por tanto, su camino será como resbaladeros en
oscuridad; serán empujados, y caerán en él;
porque yo traeré mal sobre ellos en el año de su
castigo, dice Jehová.
38Sequedad
sobre sus aguas, y se secarán;
porque es tierra de ídolos, y se entontecen con
imágenes. 39Por tanto, allí morarán fieras del
desierto y chacales, morarán también en ella
polluelos de avestruz; nunca más será poblada
ni se habitará por generaciones y generaciones.
6Dios
hace habitar en familia a los desamparados;
Saca a los cautivos a prosperidad; Mas los
rebeldes habitan en tierra seca.
H5637 sarár apartarse, moralmente, ser refractario, contumaz,
desleal, falso, indómito, porfiado, prevaricador, rebelde,
rencilloso.
2Contended
con vuestra madre, contended;
porque ella no es mi mujer, ni yo su marido;
aparte, pues, sus fornicaciones de su rostro, y sus
adulterios de entre sus pechos; 3no sea que yo la
despoje y desnude, la ponga como el día en que
nació, la haga como un desierto, la deje como
tierra seca, y la mate de sed.
15Toda
la maldad de ellos fue en Gilgal; allí, pues,
les tomé aversión; por la perversidad de sus obras
los echaré de mi casa; no los amaré más; todos
sus príncipes son desleales. 16Efraín fue herido,
su raíz está seca, no dará más fruto; aunque
engendren, yo mataré lo deseable de su vientre.
17Mi Dios los desechará, porque ellos no le
oyeron; y andarán errantes entre las naciones.
5Yo
soy la vid, vosotros los pámpanos; el que
permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho
fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.
6El que en mí no permanece, será echado fuera
como pámpano, y se secará; y los recogen, y los
echan en el fuego, y arden. 7Si permanecéis en
mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid
todo lo que queréis, y os será hecho.
17¡Ay
del pastor inútil que abandona el ganado!
Hiera la espada su brazo, y su ojo derecho; del
todo se secará su brazo, y su ojo derecho será
enteramente oscurecido.
6Aconteció
también en otro día de reposo,* que él
entró en la sinagoga y enseñaba; y estaba allí un
hombre que tenía seca la mano derecha. 7Y le
acechaban los escribas y los fariseos, para ver si
en el día de reposo lo sanaría, a fin de hallar de
qué acusarle. 8Mas él conocía los pensamientos
de ellos; y dijo al hombre que tenía la mano seca:
Levántate, y ponte en medio. Y él, levantándose,
se puso en pie.
G3584 xerós mediante la idea de incinerar; árido, encogido;
tierra como opuesto al agua, paralítico, seco, tierra.
9Entonces
Jesús les dijo: Os preguntaré una
cosa: ¿Es lícito en día de reposo hacer bien, o
hacer mal? ¿salvar la vida, o quitarla? 10Y
mirándolos a todos alrededor, dijo al hombre:
Extiende tu mano. Y él lo hizo así, y su mano fue
restaurada. 11Y ellos se llenaron de furor, y
hablaban entre sí qué podrían hacer contra
Jesús.
3Entonces
dijo al hombre que tenía la mano seca:
Levántate y ponte en medio. 4Y les dijo: ¿Es lícito
en los días de reposo hacer bien, o hacer mal;
salvar la vida, o quitarla? Pero ellos callaban.
5Entonces,
mirándolos alrededor con enojo,
entristecido por la dureza de sus corazones, dijo
al hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y la
mano le fue restaurada sana. 6Y salidos los
fariseos, tomaron consejo con los herodianos
contra él para destruirle.
8Y
les sucederá como el que tiene hambre y
sueña, y le parece que come, pero cuando
despierta, su estómago está vacío; o como el que
tiene sed y sueña, y le parece que bebe, pero
cuando despierta, se halla cansado y sediento;
así será la multitud de todas las naciones que
pelearán contra el monte de Sion.
17Los
afligidos y menesterosos buscan las aguas,
y no las hay; seca está de sed su lengua; yo
Jehová los oiré, yo el Dios de Israel no los
desampararé. 18En las alturas abriré ríos, y
fuentes en medio de los valles; abriré en el
desierto estanques de aguas, y manantiales de
aguas en la tierra seca.
Descargar

Diapositiva 1