NOVENA A LA
INMACULADA
CONCEPCIÓN
DE MARÍA
Noveno día
En el nombre del
Padre, y del Hijo y
del Espíritu Santo.
Amén
Virgen Purísima, Tú que fuiste concebida Inmaculada y jamás conociste
pecado, alcánzame la gracia de no manchar mi alma con el pecado, y si
tuviera la desgracia de pecar, de purificarme cuanto antes en el
Sacramento de la Penitencia.
Invocación: Toda hermosa eres, María, y no hay en ti mancha de pecado
original. Bendita eres Tú, Virgen Inmaculada, sobre todas las mujeres
de la tierra. María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que
recurrimos a Ti. Madre de Dios, intercede por nosotros.
Reflexiono: Estamos en
tiempo de Adviento. María
y José son las criaturas
que mejor se prepararon y
mejor recibieron a Jesús.
¿Recibes a Jesús en la
comunión con esos santos
deseos? ¿Le visitas todos
los días alguna vez en el
Sagrario?
Invocación: María, Tú que eres el camino escogido para que el
Hijo de Dios se hiciera hombre, condúcenos hasta Jesús. Tú
que, hecha Trono de Dios, llevabas en tu seno al Redentor
del mundo, camino de Belén, condúcenos hasta Jesús. Tú que
eres siempre el camino para ir y volver a Jesús, condúcenos
hasta Jesús.
Oración final:
Salve del mar estrella,
de Dios Madre sagrada,
y siempre Virgen pura,
Puerta del Cielo santa.
Rindamos a Dios Padre,
y a Cristo su alabanza,
y al Espíritu Santo, una
a los Tres sea dada.
Gloria al Padre y al Hijo
y al Espíritu Santo.
Como era en el
principio, ahora y
siempre, por los siglos
de los siglos. Amén.
Descargar

Diapositiva 1