MARÍA
,
AVE MARIA
MADRE DE DIOS.
María, Madre de Dios
“Dios envió a su
Hijo, nacido de
mujer…”. (Ga 4, 4)
Desde toda la
eternidad, Dios escogió
para ser la Madre de su
Hijo, a una joven judía
de Nazaret, “uNa virgeN
desposada con un
hombre llamado José…
el nombre de la virgen
era María”. (Lc 26, 27)
El Espíritu Santo
formó en el vientre
virginal de María ,
“la llena de gracia”,
un cuerpo y un
alma que unió a
aquel cuerpo,
y
a este cuerpo y alma
se unió la persona
del Hijo de Dios (y así
es Hijo de Dios e Hijo
del Hombre).
“Tanto amó Dios al mundo que nos
dio a su Hijo único, para que todo el que
cree en Él no perezca, sino que tenga vida
eterna”. (Jn 3, 16).
Nuestra
naturaleza
enferma
necesitaba ser
sanada; nuestra
naturaleza
herida y muerta
por el pecado,
necesitaba ser
curada y
resucitada por la
misma Vida
Divina.
Encarnación
La Iglesia
llama
Encarnación
al hecho de
que el Hijo de
Dios
haya
asumido una
naturaleza
humana
para llevar a
cabo nuestra
salvación.
El Hijo
de
Dios
se
encarnó
para
“hacernos”
partícipes
de
su
naturaleza
(vida)
divina.
Hubo
muchas
herejías
en los
primeros
siglos de
la Iglesia
en
relación
con la
persona
de Jesús.
CRISTO,
HIJO DE DIOS
Pero la
Iglesia, con
sus teólogos y
sus
Concilios,
fue
iluminando
las mentes
creyentes,
acerca de la
persona
adorable del
Señor.
María, Madre de Dios
La Virgen María
fue
“predestinada”
por Dios para ser
su Madre;
“… la
bienaventurada
Virgen María fue
preservada
inmune de toda
mancha de
pecado original
por singular privilegio de Dios omnipotente, en atención a los
méritos de Jesucristo, salvador del género humano”. (DS 2803)
María Madre de Dios y de los Hombres
María, para
ejercer a la
mayor
perfección los
oficios de
Madre de Dios
y Madre de
los Hombres,
fue preservada del pecado original,
no tuvo pecado personal, ni venial ni mortal,
fue siempre virgen antes, en, y después del parto.
Descargar

AVE MARIA - Presentaciones del Catecismo