¿Qué significa ser pobre?
¿Esto?
¿Esto?
Después de todo, algo
significa,… y hasta es
posible rebelarse contra la
condición de “pobre”.
Pasaron tres días y dos
noches en una vivienda
construida con
materiales rústicos,
conviviendo con esa
familia del campo.
Eso había sido suficiente para hacer una
valoración de lo que realmente cada cual
era y disponía en su hábitat…
En el trayecto de vuelta a la ciudad,
el padre preguntó a su hijo:
— ¿Qué te pareció la experiencia?...
— Buena — Contestó el hijo con la mirada puesta a la distancia.
— Y... ¿qué aprendiste? — Insistió el padre...
El hijo contestó, comparando condiciones de vida:
— Que nosotros tenemos un perro; en cambio,
ellos tienen cuatro.
— Pero... ¿qué aprendiste? — Insistió el padre...
El hijo contestó:
— Nosotros tenemos una piscina con
agua estancada que llega a la mitad
del jardín... y ellos tienen un río sin fin,
de agua cristalina, donde hay
pececitos, berro y otras bellezas.
— Que nosotros
importamos linternas
del Oriente para
alumbrar nuestro
jardín... mientras que
ellos se alumbran con
las estrellas y la luna.
— Nuestro patio llega
hasta la cerca; el de
ellos, hasta el horizonte.
— Nosotros compramos nuestra
comida en el supermercado;
ellos siembran y cosechan lo
que quieren comer.
— Nosotros oímos
CD's... Ellos escuchan
una perpetua sinfonía
de bimbines, chuíos,
pericos, ranas, sapos
cocorrones y otros
animalitos.... Todo esto
a veces dominado por
la sonora saloma de
un vecino que trabaja
su monte.
— Nosotros cocinamos en estufa eléctrica... Ellos, todo
lo que comen tiene ese glorioso sabor del fogón de leña.
— Para protegernos vivimos rodeados por un
muro, con alarmas y cercas electrificadas.... Ellos
viven con sus puertas abiertas, sin candados,
protegidos sólo por la amistad de sus vecinos.
— Nosotros vivimos 'conectados' al celular, a
la computadora, al televisor...
Ellos, en cambio, están 'conectados' a la vida,
al cielo, al sol, al agua, al verde del monte, a los
animales, a sus siembras, a su familia.
El padre quedó
impactado por
la profundidad
de las
reflexiones de
su hijo.
Entonces, el
hijo concluyó:
— Gracias, papá, por haberme enseñado ¡lo pobres que somos!
…Cada día estamos más pobres de espíritu y de apreciación por la
naturaleza que son las grandes obras de nuestro creador. Nos
preocupamos por TENER, TENER, TENER y MÁS TENER, en vez de
preocuparnos por SER.
Es bueno saber lo que somos, lo que carecemos, lo que
necesitamos,… y lo que los demás son, tienen, saben y
pueden compartir.
Todo ello nos dará la medida de nuestra existencia, de
nuestras capacidades y del alcance de nuestros sueños.
Lección:
Recuerda que lo más valioso
en esta vida es el amor, ayudar
desinteresadamente a los
demás, vivir con la naturaleza,
alzarse por sobre el fango para
emprender un largo vuelo, unir
fuerzas con los demás para
lograr fines portentosos y aun
mantener el grito de rebeldía
contra lo que nos oprime y crea
falsos valores.
Además, harás bien
en alejarte del
egoísmo, de la
idolatría, del
individualismo, de
quien se hace
obedecer por
coacción y de las
cosas denigrantes...
…Así podrás
lograr una vida
digna, solidaria,
de entendimiento,
creativa y menos
engañosa.
Si consideras que vale la pena enviar este mensaje a otras personas, ¡ decide ahora !
Descargar

¿Qué significa ser pobre?