Una vez...
tres hombres se perdieron en la montaña y
sólo encontraron una fruta para alimentarlos a
los tres, que casi desfallecían de hambre.
Se les apareció entonces Dios y les dijo que probaría
su sabiduría y dependiendo de ella, los salvaría.
Les preguntó Dios que podían pedirle para arreglar
aquel problema y que todos se alimentaran.
El primero dijo :
“ pues deberías hacer aparecer más comida ”
Dios le contestó
que era una respuesta sin sabiduría, ya
que no se debe pedir a El, que solucione mágicamente los
problemas, sino que se debe trabajar con lo que se tiene.
El segundo dijo :
sea suficiente “
“ Deseo que la fruta crezca para que
Dios contestó que no, pues la solución no es pedir
siempre más de lo que se tiene, ya que el ser humano
nunca queda satisfecho y por ende nunca será suficiente.
El tercero dijo entonces :
“Mi Señor, aunque tenemos hambre y somos orgullosos,
haznos pequeños a nosotros, para que la fruta nos alcance “
Dios dijo :
“ Contestaste bien, porque cuando el hombre se hace
humilde y se empequeñece delante de mis ojos, verá la
prosperidad ! “
Desconozco el autor
Descargar

Humildad - Jovenes con un Mismo Sentir Pasionista