Tema 10: Libertad y responsabilidad.
1. La acción humana
Las facultades humanas necesitan actividad para desarrollarse
Las acciones del ser humano tienen la peculiaridad de que
pueden ser conscientes y voluntarias: hechas a propósito y a
partir de una reflexión, con una noción de lo que se hace.
Estas dos características permiten atribuir una autoría a las
acciones humanas: “Esto lo has hecho tú”, lo cual significa que
el autor es el responsable de la acción (el que responde de ella)
Se considera que somos menos responsables de lo que hacemos si no hay
libertad, consciencia e intención, y más responsables si las hay.
La libertad-responsabilidad son características
conductuales prácticamente nuevas en el mundo animal,
han surgido con la evolución de la inteligencia, una
capacidad que nos hace libres y a la vez responsables.
La motivación de una acción humana es lo que la desencadena (causa) y a la
vez lo que se persigue con ella (fin, intención)
Los motivos (lo que nos mueve a actuar) pueden ser internos o externos
Desmotivación: estado
psicológico que consiste
en que nada (ni interno
ni externo) mueve la
acción del sujeto. Puede
ser síntoma de un
trastorno grave
(depresión, abulia)
Internos: estados mentales, como sentimientos,
emociones, deseos… Ej.: El deseo de ver una película me
lleva a ir al cine.
Externos: factores externos que influyen para hacer
algo. Ej.: paramos ante el semáforo en rojo porque así lo
ordenan las leyes de tráfico.
Según la personalidad de cada uno, tendrá más fuerza un
tipo u otro a la hora de desencadenar la acción
La automotivación es una habilidad psicológica muy
útil para el desarrollo personal y el éxito social.
Para poder emitir un juicio sobre una acción humana, es necesario:
Que haya sido realizada libre(pudiendo hacer otra cosa) y conscientemente
(sabiendo lo que se hacía)
“Está muy mal eso de que todos los días hagas la digestión”
“Está muy mal eso de que todos los días le quites la comida a
tu hermano”
La ley pretende reflejar esto: suelen ser atenuantes de una
acción delictiva haber sido presionado para hacerla (p.ej.,
pagar a una banda terrorista porque amenazan a tu
familia) o no conocer la gravedad de la acción (porque se
padece alguna minusvalía psíquica, o una merma temporal
de las facultades por drogas, o porque se es menor de
edad).
El juicio moral es una de las fuentes del derecho
Y para que ese juicio sobre la acción sea más o menos acertado, es preciso
tener en cuenta:
Ej.: Robar dinero porque no se tiene otra opción
Los motivos (fines) de quien lo ha
para alimentar a la familia, o para mantener
hecho
lujos que no pueden pagarse honradamente
Los medios que ha usado para conseguir
lo que quería (tienen que ser
proporcionados, adecuados al fin)
Ej.: “Para ahorrarle sufrimiento a mi
hermana, la mato”
2. La libertad
Libertad externa o
libertad de acción
Libertad interna,
libertad de elección o
libre albedrío
Ausencia de trabas externas que dificulten la
acción.
Capacidad o posibilidad de decidir algo por uno
mismo, no porque te determine algún factor externo.
Negación de la libertad (Matrix) : http://www.youtube.com/watch?v=PFuvB5LaOY&feature=related
2.1. El determinismo
Determinismo: si todo
acontecimiento tiene una causa,
no existe la libertad.
La conducta humana, como el resto de
fenómenos, está determinada por causas
(internas o externas). La libertad no es
más que una ilusión mental basada en la
ignorancia de estas causas.
Las causas que determinarían nuestra
conducta serían la educación, nuestras
emociones, nuestro entorno social, la familia,
amigos, estatus económico…
No existe el azar: todo es por algo
“Todo tiene lugar según el destino, que es la cadena causal de los
acontecimientos” (Cicerón)
“Si una piedra pudiera pensar, creería que cae libremente” (Spinoza)
Principio de causalidad: afirma que todo acontecimiento está causado por
otro u otros. Toda la realidad sería una cadena de causas y efectos, y si
conociéramos la complejidad de esa cadena en su totalidad,
comprenderíamos por qué ocurre todo lo real.
Determinismo físico:
Determinismo genético:
Determinismo ambiental
Afirma que toda la realidad está determinada por
leyes naturales, las leyes de la materia. Visión
mecanicista del mundo: todo se debe a sus causas
materiales.
El Universo sería una gran máquina material
determinista. (Laplace, física de Newton)
Afirma que todo lo que somos y hacemos (nosotros y
cualquier ser vivo) no es más que la manifestación de sus
genes.
Todo lo que hacemos está determinado por el
ambiente en el que nos educamos: cultura, familia,
amigos…
“Una persona no actúa sobre el mundo, es el mundo
el que actúa sobre ella” (B. F. Skinner, “Más allá de la
libertad y la dignidad”).
Determinismo económico
Karl Marx
(1818-1883)
Afirma que sería las fuerzas económicas
quienes determinan qué somos cada uno: en
qué creemos, qué votamos, en qué trabajamos,
nuestra manera de ser felices…
Todo vendría determinado por nuestra situación
económica.
“No es la conciencia la que determina la vida, sino la vida la que
determina la conciencia” (Marx, “La ideología alemana”)
Determinismo teológico
Calvino,
1509-1564
La voluntad divina determina toda
nuestra vida, todo lo que hacemos
está fijado de antemano.
Predestinación.
Lutero, 1483-1546
“Si soy libre de ir a pasear, es porque puedo probar que, de haber decidido no ir a
pasear, no habría ido. Primer problema (metodológico): ¿cómo podríamos probar
esta afirmación?”
Mario Bunge, “Ética, ciencia y técnica”
2.2. El indeterminismo
Quienes afirman que existe la libertad creen que los diversos factores (economía,
genes, educación…) sólo nos condicionan, no nos determinan.
Factor determinante / factor condicionante.
Descartes (1596-1650) afirma que la libertad humana no se demuestra, sino que
es el punto de partida (axioma) de la moral humana (responsabilidad de las
acciones), acerca de ella sólo tendríamos evidencia intuitiva.
La teología católica, a diferencia de la protestante, tiene como uno de sus
fundamentos la libertad del ser humano, aunque su compatibilidad con la
omnisciencia divina sea complicada.
Según Kant (1724-1804) la libertad es el presupuesto indemostrable de la moral
humana: al considerarnos responsables de nuestras acciones (orgullosos o
avergonzados de ellas), presuponemos que somos sus autores. Según él es mejor
vivir con ese presupuesto y buscar estar orgullosos de lo que hacemos.
Los fenómenos libres (conducta humana) son aquellos que no pueden ser
explicados usando una cadena causal (causa – consecuencia). No ocurren por
algo.
Existen fenómenos físicos azarosos: las mutaciones genéticas, o los cambios de
órbita de los electrones, por ejemplo.
“El asno de Buridán”, paradoja a favor de la conducta libre
“Si fuera cierto que toda conducta está determinada por causas, ocurriría que un
asno que se encuentra dos montones de heno exactamente iguales no tendría
motivo para preferir ninguno de ellos sobre el otro, por lo cual no elegiría ninguno
y moriría de hambre. Puesto que eso no ocurre, existe la conducta libre”
Jean Buridán, 1300-1358, discípulo
de Guillermo de Ockam.
¿El ser humano siempre elije por
algún motivo, o a veces sin ellos?
“Si concedemos que no hay libertad, cae por tierra
toda la vida humana” (Cicerón)
2.3.- Indeterminismo físico
En los siglos XX y XXI se ha desarrollado una rama de la física llamada mecánica cuántica,
que ha supuesto una revolución respecto a la visión mecanicista , ya que se basa en leyes
estadísticas. Algunos de sus representantes son Niels Bohr, Max Planck, Erwin Schrödinger y
Werner Heisenberg.
La mecánica cuántica ha propiciado interpretaciones que defienden el indeterminismo de la
realidad. Es el caso de la escuela de Copenhague, (Niels Bohr) que defiende que el
macanicismo (toda la naturaleza funciona conforme a leyes estables que explican la relación
causa-efecto) es falso, ya que la naturaleza, al menos a nivel subatómico, alberga
comportamientos no determinados. Esta postura está respaldada por el principio de
indeterminación de Heisenberg (no se puede determinar a la vez la posición y la velocidad de
una micropartícula) y por la paradoja del gato de Schrödinger.
Sin embargo, hay autores, como Einstein, que no están de acuerdo con esta interpretación. En
cualquier caso, que la mecánica cuántica utilice leyes probabilísticas no significa que las leyes
objetivas que rigen el mundo también sean probabilísticas. Pero las teorías físicas no son una
fotografía de la realidad, sino una manera de acercarnos a ella para entenderla
www.youtube.com
/watch?v=z9ebtjvk
Fm8
3. La responsabilidad.
Capacidad de responder ante los propios actos.
Para que haya responsabilidad, debe haber libertad y consciencia.
Es propio de personas maduras y autónomas responder de lo que hacen, ser los
autores de sus hechos.
Autonomía: capacidad para darse a sí mismo sus propias normas.
Heteronomía: dependencia de otro que te dicte las normas.
“A diferencia de un niño malcriado y cobarde, el responsable
siempre está dispuesto a responder de sus actos: ‘ Sí he sido yo’.”
Fernando Savater, “Ética para Amador”.
Somos responsables tanto de las consecuencias previstas de nuestros actos como
de las imprevistas (en estas puede atenuarse la responsabilidad). Es una
irresponsabilidad peligrosa (moral y legalmente) no prever las consecuencias de
las acciones.
La responsabilidad desde determinismo e indeterminismo
Según el indeterminismo
Según el determinismo
La acción es:
- Diferente de un suceso.
- Fruto de un agente consciente y
voluntario
- Condicionada
La acción es:
- Similar a un suceso .
- Determinada
- Causada
Sentido pleno de responsabilidad.
Somos responsables de nuestras
acciones.
Sentido metafórico de responsabilidad,
entendida como “causa”.
Somos responsables de lo que
causamos
¿Qué significa responder por la acción? ¿supone hacerse cargo del
resultado previsto y deseado, o también del imprevisto?
Algunos autores defienden que las consecuencias imprevistas no son
acciones propiamente voluntarias ni escogidas libremente, y, por tanto,
no somos responsables de ello. Pero esto no conecta con la realidad
cotidiana: tenemos la obligación de prever las consecuencias de nuestras
acciones
Descargar

Diapositiva 1