Física Cuántica
La física cuántica intenta explicar lo que ocurre en el mundo de
las partículas elementales. Allí, la materia no es lo que creíamos
que era, ya que los átomos y las moléculas, son en su mayoría
espacio vacío; además, las partículas aparecen y desaparecen
durante el llamado quantum de tiempo...
Estamos condicionados para creer que el mundo exterior es más real
que el interior, y el nuevo modelo de ciencia de la física quántica dice
justo lo contrario, afirma que lo que nos pasa dentro crea lo que pasa
fuera.
Lo más sólido que puede
decirse de esta materia es el
pensamiento: un bit
concentrado de información.
Una partícula que imaginamos
sólida es una onda de posibles
ubicaciones que está en todas
partes a la vez, pero en el
momento en el que enfocamos
nuestra percepción, se fija en
ese sitio. Esta es la llamada
superposición cuántica.
Es decir, que existe un mundo
de franjas de posibles
realidades hasta que
escogemos.
Tu vida es un vaso, aunque en realidad no es exactamente un vaso medio
lleno, ya que a medida que abras tu conciencia te darás cuenta que está
considerablemente lleno. Pero si tu motivación es engañarte a tí mismo,
incluso un vaso lleno al 95% será visto como vacío. Lo que creemos
determina lo que hacemos. Una motivación incorrecta puede cambiar la
percepción y engañar a la persona, haciéndola creer sus propias
suposiciones.
Todos tendemos a pensar que la
realidad es algo que existe sin
que influyamos, sin que
escojamos. Hay que desterrar
esta forma de pensar y admitir
que todo lo que existe no son
más que posibles movimientos
de la conciencia.
En cada momento lo que
hacemos es escoger entre los
posibles movimientos de la
conciencia para que se
manifieste la experiencia de lo
real.
La teoría cuántica supone una
verdadera revolución del
pensamiento porque es capaz
de tocar el misterio de la
existencia, y ofrecernos una
nueva percepción de la realidad
llena de magia y
autorresponsabilidad.
Es una nueva visión que nos hace completamente responsables de
lo que nos ocurre en nuestra vida; que nos hace conscientes del
verdadero poder de nuestros pensamientos.
Podríamos hacer un
ejercicio de introspección:
¿Por qué no dejamos de
recrear continuamente la
misma realidad? ¿Por qué
no dejamos de pensar lo
mismo una y otra vez?
Tenemos infinitas
posibilidades.
¿Estamos tan
condicionados para
la vida diaria, que
damos la idea de que
no tenemos ningún
control sobre lo que
ocurre?
Piensa, piensa en cual
es tu motivación
interna, en cual es el
sentimiento que tiñe
con más fuerza a tu
percepción, ¿puedes
ver la relación entre tu
interior y el mundo
que percibes? ¿o
sigues creyendo que
el mundo que entra
por tus ojos no tiene
nada que ver contigo?
Somos los creadores de nuestra realidad, somos lo que pensamos y lo
que sentimos y de eso se compone nuestro mundo exterior. Así es que
si quieres cambiar algo, empieza por ti mismo, por ser consciente de tu
propio interior.
“La mente que se abre a una nueva idea jamás
volverá a su tamaño original."
"Existen apenas dos formas de ver la vida. Una es pensar que no
existen milagros y la otra es pensar que todo es un milagro."
Descargar

Diapositiva 1