Castillos y caballeros
en la Edad Media
Castillos y caballeros
en la Edad Media
LOS CASTILLOS:
la residencia feudal
Los castillos
Fortaleza y morada
Los castillos son las construcciones
más representativas de la Europa
medieval. Se edificaron
masivamente entre los siglos x y xv.
Estas fortalezas inexpugnables,
símbolos del poder feudal, jugaron
un papel muy importante en la
defensa del feudo durante
las guerras medievales.
Eran, asimismo, el lugar desde
donde los señores feudales
emprendían sus violentas
campañas de conquista.
Castillo de los Mendoza, en Manzanares el Real, Madrid.
Los castillos
Diseño de un castillo feudal
Torre de
homenaje
Caballerizas
Torre
Camino
de ronda
Herrerías
Murallas
Foso
Puente
levadizo
Almena
La morada feudal, el castillo, estaba concebida para la defensa y el combate.
LOS CABALLEROS:
un estilo de vida
Los caballeros
El vasallaje: un contrato
El vasallaje era el vínculo social que
se establecía entre dos hombres
libres, uno de los cuales era el
señor y el otro el vasallo.
No todos los vasallos tenían la
misma jerarquía: existían grandes
vasallos, es decir, nobles que solo
debían fidelidad al rey (duques,
condes o marqueses); vasallos de
estos grandes vasallos, o nobles
menos ricos; y, por último, los
caballeros o vasallos menores.
Las ceremonias para sellar
el vasallaje eran el homenaje
y la investidura.
Homenaje: el futuro
vasallo le jura
fidelidad a su señor.
Investidura:
el señor entrega a
su vasallo un ramo
de flores y un
puñado de tierra.
Los caballeros
La caballería: una institución
La caballería fue una antigua
institución medieval dedicada
básicamente a la guerra.
Consistía en un grupo de
combatientes a caballo –llamados
caballeros– que debían socorrer
en asuntos militares a un señor
poderoso. A cambio, este los
mantenía bajo su cuidado.
Caballero cruzado.
Los caballeros eran, inicialmente,
simples campesinos libres que
podían comprar armas y mantener
caballos. Con el tiempo, estos
conformaron un grupo con grandes
privilegios.
El estado de guerra
permanente de la
época dio origen a la
institución de la
caballería.
Los caballeros
Los torneos
La rutinaria vida en los castillos
feudales cambiaba cuando se
programaban actividades como
cacerías y torneos.
Los torneos eran la diversión
predilecta; se celebraban en
las proximidades del castillo.
Participaban los guerreros más
diestros, primero de manera
individual y después en grupo,
como una unidad de combate.
Los torneos aparecieron en el siglo XI.
En ellos se enfrentaban los caballeros en
un recinto circular simulando un combate.
Los caballeros
Los ideales caballerescos
Los ideales de la caballería
consistían en respetar una serie
de valores, tales como la valentía,
la justicia, la lealtad a su señor,
la fidelidad a la palabra dada
y la defensa de la fe cristiana.
A los ojos de la Iglesia, los
caballeros debían poner su espada
al auxilio de los desamparados
(huérfanos, viudas y pobres)
y, especialmente, al servicio
de las Cruzadas.
El caballero debía ser valiente y aguerrido en combate,
así como virtuoso y leal en su vida personal.
Los caballeros
El amor cortés
Una de las características del
Medievo era la manifestación
del amor cortés.
Los caballeros tenían una
concepción idealista y platónica
de este sentimiento.
El amor cortés floreció a partir del
siglo XI y estuvo influenciado por los
vínculos de fidelidad y respeto del
vasallaje. Por eso,
el enamorado mostraba sumisión
ante su amada, que debía ser física
y moralmente perfecta.
El amor cortés en el Medievo tenía
una connotación religiosa; era
considerado un estado de gracia que
ennoblecía a quien lo practicaba.
Los caballeros
La literatura y las grandes gestas
Las hazañas de los caballeros
medievales
eran relatadas en
los cantares de gesta,
narraciones históricas de
transmisión oral difundidas
por los juglares.
Los cantares de gesta forman
parte de la poesía épica, uno
de los géneros literarios
característicos del Medievo.
Destacan: el Cantar de mio Cid
(España), el Cantar de Roldán
(Francia), el Cantar de los
nibelungos (Alemania) y el
Cantar de Beowulf (Inglaterra).
Rodrigo Díaz de Vivar, llamado el Cid Campeador, representa
las virtudes emblemáticas del caballero medieval.
Descargar

los caballeros - Adventista en Dios