LA ORATORIA
Mg. Liliana Paz Ramos
LA ELOCUCIÓN
¿Qué es elocución?
Adquirir los recursos expresivos que
permitan hablar con fluidez, corrección
y propiedad son metas propias del
aprendizaje de la Elocución.
Elementos de la elocución:
Aquello que queremos
expresar o sea el
FONDO, sus elementos
lógicos (pensamientos,
sentimientos).
La manera especial de
expresarnos, o sea el
ESTILO o modo de decir
las palabras.
El medio de que nos
servimos para
expresarnos, o se la
FORMA, los elementos
gramaticales de la
elocución (palabras,
cláusulas).
Formas elocutivas.
Destacan:
LA ORATORIA
LA DECLAMACIÓN
• “El arte de seducir a las
almas por la palabra”, según
Platón.
• Materia prima el discurso.
• Mucho más formal.
• Un medio eficaz para
perfeccionar la expresión
oral.
• Su materia es la poesía.
• Mucho más histriónico
Planificación de la elocución
5. Concepción del
aspecto personal del
orador.
1.Determinación
del tema.
3. Elección de los
recursos
oratóricos.
2. Elaboración de
un “árbol de
ideas”.
4. Elección de los
medios auxiliares.
6. Determinación de
las tareas del personal
de apoyo.
7. Distribución del
tiempo disponible.
8. Adecuación del
ambiente físico.
Recursos de la elocución
Sensibilización
de las ideas.
Citas
Testimonios.
Detalles
El subrayado
verbal.
Ejemplos y
comparaciones.
Estadísticas.
Sensibilización de las ideas
La sensibilización de un discurso se da a dos
niveles:
a) Por sensibilización de las ideas al nivel de la
estructuración de la frase.
B) Por el tono de la voz con que se dice el
discurso.
Sensibilizamos una idea cuando no
solamente la expresamos, sino que
logramos que ésta pueda ser percibida,
vista como una imagen, dibujándola,
pintándola,
escenificándola,
haciéndola imaginar.
El objetivo de graficar nuestras frases
no es la belleza de la expresión, sino
la claridad y la fuerza; la frase DEBE
VERSE.
Ejemplo de sensibilización de las
ideas:
 Idea sin sensibilizar:
“¿Quién puede ser malo con su hijo?”
Idea sensibilizada:
“¿Quién de vosotros, si su hijo le pide un
pan le dará una piedra, y si le pide leche le
dará vinagre?”
Idea sin sensibilizar:
“El hundimiento del Titanic es una tragedia
horrible”.
Idea sensibilizada:
“El hundimiento del Titanic, lentamente, en medio
de la noche oscura, entre los gritos y ayes de las
mujeres, los lloros de los niños, sorprendidos en
medio del sueño, que ven venir la muerte implacable
y fatal en medio del océano, cuando quizás la
felicidad los esperaba en el hogar, debió ser
horrible”.
Observa este párrafo:
“¡Obrero! Que te sientes defraudado en tu
salario y sientes cómo abusan de ti; que
tienes que firmar por treinta cuando sólo
recibes quince y lloras de rabia y rechinas
los dientes, pero firmas, porque sino, tus
hijos te van a preguntar si aquella noche
tampoco se come...”
Aspectos sobresalientes
EL SECRETO DE LA BUENA
ELOCUCIÓN
1. Destaquemos las palabras importantes y
subordinemos las no importantes
Lee golpeando las palabras que están en
mayúsculas:
“Se necesita VALOR para sobrellevar las
desgracias inesperadas. Para realizar los
EMPEÑOS. Para salir airoso y triunfante de las
posiciones DIFÍCILES. Para no acobardarse ante
los PELIGROS”.
2. Variemos el tono de la voz
Evite hablar con tono monótono.
Podemos resaltar una palabra o frase levantando o
bajando el tono de la voz sobre ella. Hágalo con las
palabras que están en cursiva en los siguientes
párrafos:
“Nadie es dueño del público sino cuando es dueño de
sí; nadie es dueño de sí sino cuando es dueño de la
voz”.
“Es preciso dominarse mucho para vencer
la monotonía de la voz. Cuando
comenzamos en un tono y seguimos en el
mismo, los que nos escuchan dejan de
estar atentos al poco tiempo”.
Roberto Ardigó
3. Variemos la velocidad del
discurso
Cuando hablamos en la conversación cotidiana,
cambiamos constantemente la velocidad del
discurso. Lo cual es agradable. Es natural. Es
enfático. Era uno de los métodos favoritos de
Abraham Lincoln. Aprenda a utilizar este
recurso.
4. Hagamos pausa antes y después de
las ideas importantes
Nunca es tan valioso el silencio como
cuando aprovechamos de él con
prudencia en medio del discurso.
Leamos el siguiente párrafo en voz
alta, haciendo pausas en los lugares
más apropiados, a fin de resaltar, para
el oyente, determinadas ideas del
texto:
“Una tiranía fundada con engaño, sostenida por el crimen,
yacente en una insondable profundidad de vicios y tinieblas,
podrá prevalecer por algunos años sobre la fuerza de los
pueblos. Las más de las veces la culpa se la tienen ellos mismos:
como todas las cosas, la tiranía principia, madura y perece; y
como todas las enfermedades y los males, al principio opone
escasa resistencia, por cuanto aún no se ha dado el vuelo con que
romperá después las leyes y costumbres.
La tiranía es como el amor, comienza burlando, toma cuerpo si
hay quien lo sufra, y habremos de echar mano a las armas para
contrarrestar al fin sus infernales exigencias. A la primera de las
suyas, alce la frente el pueblo, hiera el suelo con el pie, échele
un grito, y de seguro se ahorra azaz de tribulaciones y
desgracias”.
El subrayado verbal
TÉCNICAS FONACIONALES
El subrayado verbal en elocución es
el acto de pronunciar una palabra o
frase con particular fuerza de
expresión o colorido, tratando de
llamar la atención del auditorio sobre
ella por considerarla de mayor
importancia respecto de las demás
que la rodean.
Casos aconsejables para efectuar
subrayados verbales
1. Palabra de enmienda
Resaltar aquellas palabras que indican
una aclaración o un deseo de recibir algo:
“No me molestó lo que dijiste
sino la manera cómo lo
dijiste...”
2. Palabras determinantes
Aquellas que señalan la base de una
conclusión o la conclusión misma:
“Supe que mentías porque al hablar temblabas...
“Al hablar temblabas; en ello me di cuenta de que
mentías”.
3. Palabras pintorescas
Aquellas que son propias de un
lenguaje vivo y animado:
“Sobre un lecho de ingravidez, los
astros flotan como nubes, regalándonos
la imagen de un cielo iridiscente....”
4. Palabras interrogativas
Cuando encierra una intención
enfática:
“¿Hasta cuándo hemos
soportar tanto abuso’”
de
5. Palabras repetidas
Cuando la repetición es voluntaria y
se hace con el fin de recalcar algo:
“Joven, no busques el descanso, busca
la acción. La acción es el sendero que
te guía al triunfo.”
“Espérame, dulce amor; aunque tarde
en volver, espérame”.
6. Palabras antagónicas
Aquellas que, encerrando un significado
totalmente opuesto, se encuentran cercanas y
se refieren a un mismo asunto:
“Un palpitar melancólico y festivo agita mi
pecho al recordar su partida. Melancólico,
porque no se vivir sin su presencia; festivo,
porque al irse se libró de las desgracias que
acompañan mi vida”.
7. Palabras significativas
Aquellas que encierran una idea importante
que puede ser o será desarrollada a
continuación:
“su aspecto personal, sus modales, su
derroche de gracia, sugerían que ella era una
mujer de clase.”
8. Palabras que indican
gradación
Expresan una sucesión de hechos
progresivos, ascendentes o descendentes
en su significación:
“La pasión se agita en cada segundo. Se
toman la mano, se abrazan, se besan, y
se trenzan en un nudo de amor que rueda
por el prado...”
9. Palabras que son respuesta
Cuando son la respuesta esperada a una
pregunta explícitamente formulada:
“¿Que si estoy dispuesto a luchar por lo
que es nuestro? ¡Por supuesto!
10. Palabras subrayadas por un
autor
Cuando al leer una cita o un párrafo
ajeno, encontramos letra en negrita,
cursiva, mayúsculas, entre comillas o
subrayadas:
Dice Aguilar en su libro: “Lo reitero, el
orador se hace; tú también puedes
serlo”.
LA ORATORIA
“Manzana de oro con figuras de plata es la
palabra dicha como conviene”
PROVERBIOS, 25:11
“Sea vuestra palabra siempre con gracia,
sazonada con sal, para que sepáis cómo
debéis responder a cada uno”
COLOSENSES, 4:6
¿Qué es la oratoria?
La oratoria es una actividad literaria que tiene
por objeto convencer y persuadir por medio de la
palabra hablada.
El convencimiento obra sobre la inteligencia del
oyente.
La persuasión, en cambio, ejerce su influencia
sobre la sensibilidad del oyente.
La oratoria es un arte sujeto a reglas cuyo conjunto
constituye la Retórica. La retórica expone el arte del
bien decir y nos enseña a convencer y persuadir.
La retórica, según Aristóteles, comprende:
A) El estudio de las leyes del razonamiento.
B) El análisis de las pasiones y caracteres humanos.
C) El estudio de las técnicas de la expresión y de los
recursos estilísticos.
Elementos de la oratoria:
EL
AUDITORIO:
el conjunto de
oyentes.
EL ORADOR:
el que habla al
auditorio.
LA
ELOCUCIÓN:
el total de
oraciones
portadoras del
mensaje
EL TEMA: el
asunto o
materia
tratada.
EL
MENSAJE: lo
que sobre el
tema dice el
orador.
LA
OCASIÓN: el
conjunto de
circunstancias.
Distribución de argumentos en el
mensaje:
Cicerón recomienda seguir la táctica de los
generales que colocan en primera fila a los
buenos soldados; en el medio a los de menor
eficiencia, y en la retaguardia a los más
aguerridos.
Importa mucho, en efecto, impresionar desde
un principio al auditorio con buenos argumentos.
Acción oratoria
Llamada por Cicerón elocuencia del cuerpo, comprende la
voz, la fisonomía y el ademán.
-En la voz se debe atender el tono, la fuerza, el acento y la
pronunciación.
-La fisonomía auxilia a la oratoria por la expresión del
rostro.
-El ademán se expresa en los movimientos significativos
del cuerpo, especialmente, brazos y manos.
CLASES DE ORATORIA
Características
Oratoria sagrada:
• SERMÓN:
desarrolla una
verdad cristiana.
• PANEGÍRICO:
discurso en alabanza
de algún santo.
• HOMILÍA:
exposición sencilla
de algún texto de la
Biblia.
• ORACIÓN
FÚNEBRE: elogio
que se hace de las
virtudes cristianas de
un personaje
fallecido
• ORACIONES
PATRIAS: muestra
la armonía entre
religión y patria.
Oratoria política:
• Comprende los discursos pronunciados en
los poderes del Estado y en las reuniones
políticas populares (mítines en plazas y
parques).
Oratoria forense:
Necesidad
de
los
profesionales del Derecho
para sustentar verbalmente,
en forma directa,
los
alegatos y defensas que
puedan hacer a favor de sus
patrocinados
en
determinados
procesos
judiciales.
Oratoria académica:
Aquí corresponden los
discursos pronunciado
en las solemnidades
científicas y literarias.
Es didáctica, a veces
severa y razonadora, y
otras,
amena
y
entretenida.
Oratorias militar:
Comprende las elocuciones que
oficiales de las fuerzas armadas
brindan en determinadas ocasiones
a civiles y militares. Avivan el
ánimo de las personas, soldados,
personal de tropa, subalternos y
oficiales
en
determinadas
circunstancias
o ceremonias
específicas.
Descargar

LA ORATORIA