Filósofo, economista e historiador escocés.
Representa, junto a J. Locke y G. Berkeley
la corriente filosófica del empirismo.
Considerando que el origen y el límite de todo conocimiento
es la experiencia, realiza una crítica demoledora de
la metafísica y moral precedentes (de Platón a Descartes),
por estar basadas en teorías imaginarias,
cuyas conclusiones traspasan los límites de la experiencia .
Locke inaugura una actitud científica nueva
– fundamento del método hipotético deductivode gran relevancia histórica:
actitud crítica,
para determinar el origen, valor y límites de conocimiento
cuyo fundamento será exclusivamente la experiencia
Hume concluye: el ser humano puede permanecer en una
“tranquila ignorancia” sobre aquellas cosas que excedan los
límites de la experiencia
NO EXISTEN LAS IDEAS INNATAS
TODO el contenido cognoscitivo de nuestra mente se reduce a PERCEPCIONES,
pues todo conocimiento proviene única y necesariamente de la EXPERIENCIA
"He aquí, pues, que podemos dividir todas las percepciones de la mente en dos
clases o especies, que se distinguen por sus distintos grados de fuerza o vivacidad.
Las menos fuertes e intensas comúnmente son llamadas pensamientos o ideas; la
otra especie carece de un nombre en nuestro idioma, como en la mayoría de los
demás, según creo, porque solamente con fines filosóficos era necesario
encuadrarlos bajo un término o denominación general. Concedámonos, pues, a
nosotros mismos un poco de libertad, y llamémoslas impresiones, empleando este
término en una acepción un poco distinta de la usual. Con el término impresión,
pues, quiero denotar nuestras percepciones más intensas: cuando oímos, o vemos,
o sentimos, o amamos, u odiamos, o deseamos, o queremos.“(Investigación, sec.2)
Todo el contenido de nuestra mente procede de la experiencia de
dos modos:
•
impresiones – datos actuales , con fuerza y vivacidad, de los sentidos
(“original”)
• ideas – imágenes débiles de impresiones en el pensamiento (“copia”)
Todas las percepciones (impresiones e ideas) pueden ser:
•
simples: átomos del conocimiento
o de la sensación (sentidos externos)
 de cualidades primarias (existentes en los objetos)
 de cualidades secundarias (producidas en el sujeto por las cualidades primarias)
o de la reflexión (sentidos internos)
•
complejas: combinación o relación de percepciones simples
Crítica al idealismo y al racionalismo:
Toda idea es una impresión debilitada, por lo tanto,
procede de una impresión y le debe su realidad;
no tiene sentido situarlas en “mundos” distintos,
ni considerarlas como sustancias distintas.
Impresiones de los sentidos e ideas son PERCEPCIONES
No hay conocimiento válido sino en la medida en que el análisis
pueda reducirlo a la experiencia de la cual es tomado o derivado
§ 1. Para entender mejor la naturaleza, el modo y el alcance de nuestro
conocimiento, es de observarse cuidadosamente una circunstancia respecto a
las ideas que tenemos, y es que algunas de ellas son simples y algunas son
complejas. Aun cuando las cualidades que afectan a nuestros sentidos están,
en las cosas mismas, tan unidas y mezcladas que no hay separación o distancia
entre ellas, con todo, es llano que las ideas que esas cualidades producen en la
mente le llegan, por vía de los sentidos, simples y sin mezcla. […]
§ 2. La mente no puede ni hacerlas ni destruirlas. Estas ideas simples, los
materiales de todo nuestro conocimiento, le son sugeridas y proporcionadas a
la mente por sólo esas dos vías arriba mencionadas, a saber: sensación y
reflexión. Una vez que el entendimiento está provisto de esas ideas simples
tiene el poder de repetirlas, compararlas y unirlas en una variedad casi infinita,
de tal manera que puede formar a su gusto nuevas ideas complejas. Empero, el
más elevado ingenio o el entendimiento más amplio, cualquiera que sea la
agilidad o variedad de su pensamiento, no tiene el poder de inventar o idear en
la mente ninguna idea simple nueva que no proceda de las vías antes
mencionadas; ni tampoco le es dable a ninguna fuerza del entendimiento
destruir las que ya están allí; […].
Locke.
Formales
Empíricas
matemática, geometría
física, química, etc.
Se fundamentan en
relaciones de ideas
Se fundamentan en
cuestiones de hecho
Proposiciones analíticas, cuyo
sujeto incluye al predicado.
Proposiciones sintéticas, cuyo
sujeto no incluye al predicado.
“el cuadrado tiene 4 lados”
“el sol saldrá mañana”
Se rigen por el ppio. de no contradicción,
pues su contrario es imposible.
Se rigen por el ppio. de causalidad
Son verdaderas (o falsas) a priori
Son verdaderas (o falsas) a posteriori
"Es evidente que hay un principio de conexión entre los distintos
pensamientos o ideas de la mente y que, al presentarse a la memoria o a
la imaginación, unos introducen a otros con un cierto grado de orden y
regularidad".
Nuestra mente posee la capacidad casi ilimitada de combinar ideas, pero
esa combinación se produce siempre siguiendo unas leyes:
 Rige nuestra imaginación, que tiende a considerar como semejantes las
ideas simples correspondientes a dos impresiones diferentes, que
consideramos deben tener las mismas propiedades y los mismos poderes
causales
 Afecta a las ciencias formales (matemática): establece la relación
comparativa de ideas, en cuanto sus relaciones formales.
“Las ideas abstractas son, pues, individuales en sí, aunque puedan hacerse
generales en la representación. La imagen de la mente es la de un objeto
particular, aunque en nuestro razonamiento la apliquemos como si fuera
universal. [...] [Porque] cuando hemos encontrado semejanza entre varios
objetos [...] aplicamos el mismo nombre a todos ellos, con independencia de
las diferencias que podamos observar en los grados de su cantidad y cualidad
[...]”
De acuerdo con la experiencia: "podemos definir una causa como un objeto
seguido de otro y tal que todos los objetos semejantes al primero van seguidos
de objetos semejantes al segundo”
(Hume, Tratado de la naturaleza humana, I,1,7.)
s
 Rige nuestra percepción y consiste en que aquellas ideas que se han
vivido juntas tienden a aparecer juntas.
 Es una ley muy importante porque está a la base de la formación de las
ideas complejas, particularmente de las de substancia,
 Es decisiva en las ciencias empíricas, basadas en cuestiones de hecho,
pues es el fundamento de la relación causa-efecto.
“Encuentro, en primer lugar, que los objetos considerados como causas
y efectos son siempre contiguos [...]. Aunque a veces parezca que
objetos distantes pueden producirse unos a otros [...] están conectados
por una cadena de causas contiguas entre sí [...] y si, en algún caso, no
podemos descubrir esa conexión, suponemos que existe. Por tanto,
puede considerarse que la relación de contigüidad es esencial a la de
causalidad." Treatise, III, 2, 75.
Tras la observación de la existencia de contigüidad espacial de dos hechos u
objetos, de su sucesión en el tiempo y de la reiterada experiencia de estas
relaciones entre ambos, se crea en nuestra mente la predisposición a evocar la
idea del segundo (al que consideramos efecto) si está presente la idea del
primero (al que consideramos causa).
"Todo razonamiento relativo a cuestiones de hecho [de la ciencia
empírica] parece estar fundado en la relación causa-efecto. Sólo por
medio de esta relación podemos ir más allá de la evidencia de nuestra
memoria y de nuestros sentidos." (Enquiry, 22 y 26).
Sin embargo, "cuando miramos los objetos externos en torno nuestro y
examinamos el modo de operar de las causas, nunca podemos descubrir
"poder" o conexión necesaria alguna", nada que [...] haga del efecto una
consecuencia indefectible de la causa. Sólo encontramos que, de hecho,
el uno sigue realmente a la otra.”
 Sobrepasa la capacidad de
 Sobrepasa la capacidad de
nuestros sentidos,
nuestro entendimiento,
porque no corresponde a
impresión alguna;
porque no corresponde a
idea válida
no es un conocimiento
a posteriori,
y éste no puede descubrirla
a priori,
luego, no es una cuestión de
hecho;
luego, no es una relación de
ideas;
por lo tanto, no es contenido de
ninguna ciencia empírica.
por lo tanto, no es contenido de
ninguna ciencia formal
 El principio de causalidad carece de fundamento,
 Porque la conexión necesaria que lleva implícita es
fruto de nuestra imaginación,
 Ésta, ilegítimamente, ha asociado de modo necesario
fenómenos que guardan una mera relación de sucesión,
por el hábito de observar dicha sucesión.
 En definitiva, el principio de causalidad se basa
en la inferencia ilegítima de una inducción incompleta,
fundamentada en una falacia lógica.
"No es, por tanto, la razón la que es guía de la vida, sino la
costumbre. Sólo la inclinación producida por el hábito lleva a la
mente a suponer en todos los casos que el futuro ha de conformarse
al pasado. Por fácil que este paso pueda parecer, la razón no sería
capaz de darlo nunca"
(An Abstract of Treatise of human nature, 16).
Desde lo empírico sólo se alcanzan
conocimientos particulares y contingentes;
meramente probables
escepticismo
El ser humano no tiene la capacidad
de alcanzar conocimientos verdaderos
La idea de SUSTANCIA
"Me gustaría preguntar a esos filósofos que basan en tan gran medida sus
razonamientos en la distinción de sustancia y accidente y se imaginan que
tenemos ideas claras de cada una de esas cosas, si la idea se deriva de las
impresiones de sensación o de las de reflexión. Si nos es dada por
nuestros sentidos, pregunto: ¿por cuál de ellos, y de qué modo?”
“Deberá, pues, derivarse de alguna impresión de la reflexión". Pero las
impresiones de la reflexión:"se reducen a nuestras pasiones y emociones;
y no parece probable que ninguna de éstas represente una sustancia. Por
consiguiente, no tenemos "ninguna idea" de sustancia que sea distinta a la
de una colección de cualidades particulares [...]. La idea de sustancia [...]
no es sino una colección de ideas simples unidas por la imaginación y a
las que se asigna un nombre particular mediante el cual podemos
recordar -a nosotros mismos y a otros- esa colección."
La idea de MUNDO EXTERNO (a nuestros sentidos)
"Tendemos a creer en la existencia continua de todos los objetos
sensibles, y como esta tendencia nace de algunas impresiones muy
vivas de la memoria, confiere a esta ficción la misma vivacidad; en
otras palabras, nos hace creer en la existencia continua de los
cuerpos".
Cada una de las percepciones diferentes es una entidad distinta y no puede, por
consiguiente, ser idéntica a una sustancia cualquiera que tenga una existencia
exterior supuesta. Estamos naturalmente dispuestos a colmar los intervalos
entre cada percepción con imágenes, de suerte que se mantengan la continuidad
y la unidad. Pero esto no es sino una ficción que nos forjamos con la que
pretendemos eludir la contradicción entre la imaginación, que nos dice que
nuestras percepciones semejantes tienen una existencia que no es aniquilada
cuando no se perciben, y la reflexión, que nos dice que nuestras percepciones
semejantes son diferentes entre sí y tienen una existencia discontinua.
La idea de DIOS
Los argumentos "a priori", que van de la causa al efecto, basándose en el
principio de causalidad, incurren en un claro uso ilegítimo del
principio, ya que éste sólo se puede aplicar, sólo tiene validez, en el
ámbito de la experiencia.
De los argumentos "a posteriori", los que se remontan del efecto a la
causa, puede ser convincente el que partiendo del orden del mundo,
llega a la existencia de una causa última ordenadora (5ªvía). Pero este
argumento atribuye a la causa más cualidades de las que son necesarias
para producir el efecto
La idea de SUJETO
"Hay filósofos que imaginan que somos conscientes
íntimamente en todo momento de lo que llamamos nuestro yo,
que sentimos su existencia y su continuación en la existencia; y
se hallan persuadidos, aún más que por la evidencia de una
demostración, de su identidad y su perfecta simplicidad [...].
Desgraciadamente todas esas afirmaciones son contrarias a la
experiencia que se presume en favor de ellas, y no tenemos una
[tal] idea del yo, pues ¿de qué impresión puede derivarse esa
idea?“
"lo que nosotros llamamos espíritu no es nada más que un
montón o colección de percepciones variadas que tienen entre sí
ciertas relaciones y a las que se supone, muy equivocadamente,
dotadas de una simplicidad y de una identidad perfectas."
INTELECTO
¿FUNDAMENTO
DE LA MORAL?
LEY ETERNA
DIVINA
Intelectualismo Moral
Moral Cristiana
VIRTUD
EMPIRISMO
SENTIMIENTO --- EMOTIVISMO MORAL
La moralidad de una acción no es un HECHO ni una RELACIÓN
La moralidad (=estética) es el EFECTO que producen en la mente los hechos
Sólo el SENTIMIENTO INTERNO de aprobación o desaprobación debidos a
la estructura de la NATURALEZA HUMANA
(humanidad universal)
Esferas de la SUBJETIVIDAD
Esfera de la RAZÓN
Base del conocimiento
del MUNDO
(la verdad y la falsedad)
Enseña MEDIOS para
conseguir fines
NO es MOTIVO de las
acciones
Esfera del GUSTO
Base de la experiencia
ESTÉTICA/MORAL
Genera los sentimientos
de belleza/deformidad;
Vicio/virtud
Genera en y para
nosotros los FINES
Es la MOTIVACIÓN de
las acciones
 El fundamento de los juicios morales no es racional, es emocional, es
el sentimiento: la razón no puede mover al hombre, es y debe ser
esclava de las pasiones.
 El sentimiento descansa en una especie de humanidad universal, que
es la que interviene en el juicio moral.
 Los juicios morales expresan el sentimiento de aprobación o
desaprobación que nos producen determinadas conductas y son una
forma de sentimiento básico de simpatía.
 Lo que despierta el sentimiento de simpatía es la utilidad de la
acción contemplada para la colectividad (bien común).
Descargar

David HUME (1711