CASO
CHIBOLO
El municipio de
Chibolo está ubicado
en el departamento de
Magdalena.
Su zona rural está
habitada por más de
1.000 familias, que
durante los años 90’s
sufrieron la crueldad
de la hegemonía
paramilitar del Bloque
Norte de las AUC, el
cual contó con el
apoyo de la fuerza
pública.
En el año 1982 un grupo de 19 familias campesinas inicia la
posesión pacífica del predio el RADIO de 755 hectáreas,
ubicado en la vereda La Pola del municipio de Chibolo.
Construyen sus viviendas, parcelaron la finca y comenzaron a
acondicionarla para la producción agropecuaria (pancoger,
ganadería y especies menores).
De otro lado, los propietarios “legales” del predio lo pierden
por deudas y es adquirido por el entonces Banco Ganadero a
través de remate judicial en el año de 1.988.
Luego de 12 años de posesión del predio y ante la ausencia
absoluta del propietario, los campesinos solicitan al INCORA
en el año 1.994, su adjudicación. Mediante la resolución
0059 de ese mismo año, el INCORA extingue el dominio
contra el banco Ganadero, e inicia el proceso de adjudicación
a favor de las 19 familias campesinas, que el censo del
INCORA reconoce como históricas poseedoras del predio.
Durante este largo y moroso proceso
ante el INCORA, los campesinos son
forzados a desplazarse por la acción
criminal del grupo paramilitar al mando
de Jorge 40; debiendo abandonar sus
predios entre los meses de marzo y
junio de 1.996; perdiendo con ello la
oportunidad de conocer la suerte que
corriera su justa solicitud de titulación.
En el año 2.006, el grupo de 19 familias
campesinas
desplazadas,
decide
retornar alentados por el proceso de
desarme y desmovilización del grupo
paramilitar Bloque Norte, la detención
de Jorge 40 y los reiterados anuncios
de reparación para las víctimas y
restitución de bienes por parte del
gobierno nacional.
A su retorno deciden retomar –ante el
INCODER- su abandonado proceso de
adjudicación; pero muy a su pesar, este
proceso ya no existía.
Extrañamente
el
predio
había
sido
recuperado por el Banco Ganadero y vendido
por este a un reconocido testaferro de los
paramilitares, quien inicia un proceso civil de
lanzamiento por ocupación de hecho,
enfrentándose la comunidad a una nueva
amenaza de desplazamiento, esta vez
“legal”.
ACCIONES
EMPRENDIDAS
JURÍDICAS
PENALES
CIVILES
POLÍTICAS
ADMINISTRATIVAS
1. INTERLOCUCIÓN
2. VISIBILIZACIÓN
ORGANIZATIVAS
1. CONSOLIDACIÓN
DEL PROCESO ORG.
2. RETORNO
3. RESISTENCIA AL
DESPLAZAMIENTO
LOGROS
EN LO JURÍDICO
EN LO POLÍTICO
1. La vinculación
penal de paramilitares
y testaferros.
2. La suspensión del
proceso de lanzamiento
3. El reconocimiento de
la posesión y la protección de la misma
1. Reconocimiento nal.
e internal de la situación
2. Difusión mediática
3. Intervención efectiva
de entidades estatales
(INCODER, PRORET,
DEFENSORÍA, PROYECTO PROT.
TIERRAS AS.)
EN LO ORGANIZATIVO
1. Retorno y recuperación de tierras.
2. Fortalecimiento de los
procesos locales
3. Unidad en las demandas y exigencias al Estado
4. Resistencia frente al
desplazamiento
DIFICULTADES
EN LO JURÍDICO
1.La extradición de Jorge
40 suspende indefinidamte
proceso en Justicia y Paz
2. Funcionarios Judiciales
locales, cómplices con
victimarios, dificultan
representación de víctimas
3. No se vinculan penal y
disciplinariamente
funcionarios públicos.
4. Proceso civil suspendido más no terminado
EN LO POLÍTICO
1. Entidades
regionales
permeadas por el
paramilitarismo,
toman decisiones
en su favor.
EN LO ORGANIZATIVO
1. Presencia e
influencia de
paramilitares en la
región.
2. Falta de recursos
para el desarrollo de
las actividades.
Descargar

CASO CHIBOLO