Fuerza expansiva del Islam,
religiosa y social.
Superioridad militar islámica
Idea de guerra santa
Traición de los vitizianos a D. Rodrigo
Apoyo de grupos descontentos con la
política visigoda, como los judíos
Debilidad de los visigodos por:
· las luchas políticas internas.
· la división social.
· los problemas económicos.
Falta de previsión de los reyes
visigodos.
CRONOLOGÍA
La Península Ibérica en la Edad Media: Al-Ándalus
Etapas políticas - Emirato Dependiente
(711-756)
•
La Península Ibérica fue objeto : el botín que se podía conseguir. No tuvieron en principio la idea
de crear una colonia de poblamiento, sino de explotación. Fue tras la derrota en la batalla de
Poitiers del año 732, cuando al ver que se acababan las posibilidades de conseguir más botines,
se plantearon el asentamiento definitivo en la Península.
Al Andalus fue una provincia del Califato omeya con capital en Damasco, hasta el año 750 en que
los Abbasies acabaron con los omeyas. La provincia tenía un emir o gobernador, el primero
designado por el califa, y los siguientes nombrados por la autoridad cercana que tuviera más
fuerza, que no era siempre el califa. La inestabilidad de los nombramientos se hace patente si se
tiene en cuenta que en los cuarenta y cinco años del emirato dependiente se sucedieron 21
gobernadores.
Se trataba de implantar la nueva forma política, religiosa y económica de la administración
califal. Necesitaban promover la convivencia con los autóctonos hispano-godos, por ser los
invasores una minoría (¿30.000?) frente a una mayoría autóctona (¿4.000.000?).
Los problemas fueron mayores entre los propios invasores, al ser de procedencia muy diversa:
árabes (la aristocracia del ejército), bereberes (el grueso del ejército) y sirios (soldados de
refuerzo). Una vez terminada la etapa de toma de botín, los soldados bereberes se rebelaron, y
hubo que llamar a los sirios para sofocar la revuelta, pero éstos, a su vez, se mostraron exigentes
en sus peticiones.
Los antiguos campesinos dependientes de los latifundistas godos se vieron libres, y fue este
grupo social de los pobres campesinos el que sufrió una transformación más profunda. De
hombres dependientes pasaron a ser libres, de hablar en latín pasaron a hablar en árabe, y de
ser cristianos pasaron a ser musulmanes. El proceso de islamización de Al Andalus se vio
favorecido por tres circunstancias: la inmigración de musulmanes, los matrimonios mixtos de
hombres musulmanes con mujeres cristianas que educaban a sus hijos en el Islam, y la
conversión al Islam de la población hispano-goda.
Etapas políticas - Emirato
Independiente (756-929)
•
Fundado por Abd al Rahman I, el único miembro de la familia omeya que sobrevivió
a la matanza de los Abbasíes. Huido a Al Andalus, consiguió ser nombrado emir, y
cortó los lazos de dependencia con el califato abbasí de Bagdad.
Abd al Rahman I inició la tarea de construcción de un estado independiente en Al
Andalus. Para ello necesitaba fundamentalmente tres cosas: un ejército, unos
ingresos económicos, y sofocar las posibles revueltas de sus enemigos.
Los sucesores de Abd al Rahman siguieron su tarea de consolidación del estado. De
los gobernantes del siglo IX destaca el cuarto emir, Abd al Rahman II (822-852), que
llevó a cabo una modernización de Al Andalus, incorporando elemento orientales.
Como parte del reforzamiento del estado, este emir no solo se preocupó de recaudar
más impuestos y ampliar el ejército, sino también de fundar nuevas ciudades
(Úbeda, Murcia y Jaén).
Los emires de la segunda mitad del siglo IX se encontraron con graves problemas de
disolución del emirato, al levantarse en diversas partes de Al Andalus algunos nobles
musulmanes, que se rebelaron contra el poder centralizado del emir. La familia de los
Banu Qasi en torno a Zaragoza, Ibn Marwan en la zona de Badajoz, y Omar ben
Hafsun centrado en Bobastro (Málaga), estuvieron a punto de terminar con el
emirato independiente. Solo el poder fuerte del emir Abd al Rahman III consiguió
poner fin a estas revueltas, y reunir de nuevo en sus manos el territorio de Al
Andalus.
El califato de Córdoba duró un siglo, desde el 929 al 1030.
Durante el siglo X, el califato de Al Andalus
fue un estado de gran esplendor y poder, conseguido gracias a
RAZONES
Mostrar su dominio sobre los territorios recuperados de Al Andalus.
Demostrar su capacidad de independencia frente al nuevo califa surgido en el Norte de
África al tiempo que se adelantaba al peligro de competencia que éste podía suponer.
APORTACIONES: la organización administrativa, la riqueza económica y
el esplendor cultural y artístico.
Independencia paulatina de las taifas o
banderías de Almería, Murcia, Alpuente,
Arcos, Badajoz, Carmona, Denia, Granada,
Huelva, Morón, Silves, Toledo, Tortosa,
Valencia y Zaragoza.
· A la muerte del último califa Hisham III, todas
las coras o provincias del Al-Andalus que
no eran aún independientes
autoproclamaron su independencia.
· Se formaron en principio un total de 27 reinos
de taifas, aunque algunos fueron
desapareciendo, incorporados los más
pequeños por los más poderosos.
IMPERIO ALMORÁVIDE
La división de Al Andalus trajo como
consecuencia una debilidad que fue
aprovechada por los reinos del Norte para
avanzar en la reconquista del territorio. La
pérdida de Toledo en el año 1085 fue un
duro golpe para los musulmanes de Al
Andalus, y de inmediato llamaron en su
ayuda al poder que se asentaba al otro lado
del estrecho de Gibraltar, del Magreb: el
imperio almorávide.
Su líder, Yusuf ibn Tashufín, llegó con su
ejército, y con los refuerzos recibidos en
Málaga, Granada y Sevilla venció a las
fuerzas de Alfonso VI, el conquistador de
Toledo, en la batalla de Sagrajas o Zalaca
(1086), cerca de Badajoz.
Estas victorias les animaron a quedarse, con
la justificación de la degeneración moral y
militar de los reyes taifas. Impusieron la
ortodoxia musulmana estricta, de la que eran
partidarios.
2º REINOS DE TAIFAS Y
ALMOHADES
Consecuencia de la lucha contra los
almorávides iniciada desde
comienzos del siglo XII en Al
Andalus y el Magreb. Con un cariz
religioso, las rebeliones contra los
almorávides escondían
reivindicaciones de carácter político,
social y económico.
Se organizaron algunas autonomías
regionales, denominadas segundos
taifas, pero que no debieron durar
mucho, pues ante el nuevo avance
de los reinos del Norte tuvieron que
llamar al nuevo poder instalado en el
Magreb, los Almohades.
Dinastía norteafricana procedente del corazón del
Atlas que, encabezada por el guerrero Ibn Tumart,
se organizó para derrocar a los almorávides, con
argumentos de pureza y revitalización religiosa.
Conquistaron Al Andalus con gran violencia, y le
dotaron de cierta estabilidad y prosperidad
económica y cultural.
Grandes constructores, se rodearon de los mejores
hombres de ciencias y de letras de su tiempo.
Sin embargo, como ocurrió con los almorávides,
terminaron por extinguirse ante el ansia vital y el
relajamiento de costumbres que casi siempre
caracterizó a Al Andalus.
Reino nazarí de Granada
1236-1492
•
Etapas políticas - Dinastía Nazarí
El último estado de Al Andalus. Se constituyó con las antiguas
coras, a veces reinos de taifas( 3º reinos ), de Granada, Málaga y
Almería, y partes de las de Algeciras y Ronda.
La amenaza constante de los reinos del Norte peninsular, y de los
sultanes de Marruecos, fue la razón de que el reino nazarita viviera
siempre al borde de lo precario y la inestabilidad. Solo resistirá el
Reino Nazarí de Granada (1236-1492). Sobrevive gracias a la
habilidad diplomática( Vasallo de Castilla – Benimerines en el
Estrecho)+ Riqueza y relieve+crisis castellana S.XIV
•
Consiguió sobrevivir hasta el año 1492, cuando el rey Boabdil,
capituló ante los Reyes Católicos, y le hizo entrega del último
reducto, Granada.
Descargar

Al Andalus