Al-Andalus
La formación de Al-Andalus: El emirato
•
•
•
•
La conquista
A principios del siglo VIII un ejército musulmán dirigido
por Tariq desembarcó en Gibraltar
Los musulmanes derrotaron al rey visigodo don Rodrigo
en la batalla del Guadalete (711)
Pronto desembarcó un ejército más poderoso mandado por
Muza, gobernador del norte de África
En cuatro años, los musulmanes se apoderaron de toda la
Península Ibérica, a excepción de alguna zonas montañosas
del norte.
La conquista
El Emirato dependiente
• Los musulmanes llamaron Al-Andalus al territorio
conquistado y lo convirtieron en una provincia o emirato,
gobernada por un emir.
• La capital se estableció en Córdoba.
• Durante estos años fueron muy frecuentes las luchas entre
árabes y bereberes, por el control de las tierras
conquistadas, así como las expediciones contra los francos.
El Emirato independiente
• La situación cambió cuando los califas Omeyas de
Damasco fueron vencidos por los Abasíes, que trasladaron
la capital a Bagdad.
• Solo se salvó un miembro de la familia Omeya, que, tras
huir, se hizo con el poder en Al-Andalus y se proclamó
independiente de Bagdad. Gobernó con el nombre de Abd
al-Rahmán I (756-788).
• Aunque no reconoció la autoridad política del califa,
continuó considerándolo como el jefe espiritual de los
musulmanes.
El Califato
• En el siglo X, Al-Andalus padeció graves revueltas y
enfrentamientos internos, a los que puso fin el príncipe
Abd al-Rahmán III, que también alcanzó grandes
victorias sobre los cristianos del norte.
• En el año 929, Abd al-Rahmán III se proclamó califa,
con lo que asumió la jefatura espiritual de los
musulmanes de Al-Andalus.
• El esplendor continuó bajo sus sucesores, aunque Hixem
II delegó el gobierno en su ministro al-Mansur, quien
derrotó a los cristianos en numerosas ocasiones.
• A la muerte de al-Mansur reaparecieron las luchas
internas y finalmente, en el año 1031, Al-Andalus se
disgregó en numerosos reinos, llamados taifas, y
desapareció el califato.
El Califato
El Califato
Al-Andalus en tiempos de Almanzor
El Califato. Los poderes del Califa
• El califa ejercía el poder absoluto. Era juez supremo y
general de los ejércitos.
• El gobierno se ejercía desde Córdoba
• El califa era ayudado por un primer ministro, el visir (En
la época de Hixem II, el califa se desentendió del gobierno
y lo dejó en manos de su visir al-Mansur)
• El califa nombraba a los gobernadores (valies) de las
provincias
• También nombraba a los jueces (cadíes)
Los reinos de taifas
• Al-Andalus se fragmentó en numerosos reinos, entre los
que los más poderosos fueron los de Sevilla, Toledo,
Zaragoza, Badajoz, etc.
• Esta situación favoreció el avance de los reinos cristianos
del norte
• Ante el peligro cristiano las taifas pidieron ayuda a los
reinos musulmanes del norte de África. Primero los
almorávides y luego los almohades, frenaron
momentáneamente a los cristianos y dominaron las taifas,
pero, finalmente, los almohades sufrieron una gran derrota
en Las Navas de Tolosa (1212)
Los reinos de taifas
El reino nazarí de Granada
• En los años siguientes a la batalla de las Navas de Tolosa
(1212), los castellanos conquistaron todo el valle del
Guadalquivir, y quedó como único territorio musulmán el
reino de Granada, gobernado por la dinastía nazarí.
• Su territorio era montañoso, lo que facilitaba la defensa.
Además, la extensión de sus costas facilitaba el comercio.
• El reino de Granada alcanzó un gran esplendor cultural y
artístico, aunque sus reyes a menudo se vieron obligados a
pagar tributos a los monarcas cristianos de Castilla.
El reino nazarí de Granada
Descargar

Presentación sobre la formación del Al