Las doncellas (Coris julis), unos peces que viven en
el mar Mediterráneo, se caracterizan por
ser hermafroditas.
Esto no quiere decir que tengan los dos sexos
simultáneamente. Estos peces son hermafroditas
de manera secuencial: cuando son jóvenes son
hembras y tienen un color, y cuando son adultos
se convierten en machos y su coloración cambia.
El esfuerzo del cambio de sexo puede ser tan
tremendo desde el punto de vista biológico que
puede llevar el 30% de la vida del animal.
La capacidad de cambiar de género en respuesta
a las presiones biológicas o medioambientales,
hace que los hermafroditas secuenciales sean
muy eficaces en situaciones en las que las
poblaciones de machos o hembras puedan verse
muy disminuidas. Así se puede producir una
compensación de un género a otro para hacer
que exista un número mínimo de individuos que
permitan la supervivencia de la especie.
Cómo , que
cambiamos otra
vez??
“En el pasado, nos dábamos el lujo de
hacer proyecciones de largo plazo y
elaborar planes estratégicos con
cierto grado de certidumbre, dado
que
el
cambio
tenía
lugar
paulatinamente. En la actualidad, el
ritmo de cambio se acelera de
manera exponencial y los virajes se
producen con tal rapidez que es
difícil hacer predicciones, incluso de
corto plazo, con exactitud”.
Los cambios generalmente, traen
buenos resultados.










Desarrollar nuevos productos y servicios.
Orientar nuevas tendencias administrativas.
Mitigar presiones del entorno.
Atacar problemas financieros.
Readaptación al mercado.
Promoción de alianzas estratégicas.
Adquisición y utilización de tecnología.
Proponer transformaciones en el entorno
socioeconómico.
Redireccionar el papel de la organización en el
estado.
Fortalecer la competencia global.
Descargar

Apertura al cambio