LA HISTORIA DE MI VIDA
LETTY CAROLINA GARCIA RODRIGUEZ
• Yo soy Letty Carolina García Rodríguez,
actualmente tengo 26 años y naci con
glaucoma congénito bilateral, en
Barquisimeto Estado Lara Venezuela, mis
padres son ambos Colombianos pero recién
casados se fueron a vivir a Venezuela.
• Les comento que ni en la familia materna y
paterna, nunca se ha presentado ningún
caso de glaucoma.
• A mi madre le dio hepatitis A, en el 3 meses
de gestación, así que vivió todo el proceso de
embarazo fue de alto riesgo, reposo absoluto,
dieta y exámenes constantes.
• Así que naci el 17 de Agosto de 1985, por
cesárea, fui la primera y única hija de mis
padres, ya que 3 años antes mi mamá estuvo
embarazada pero el niño murió en el
momento de nacer, estrangulado por una
circular de cordón.
• En medio de la felicidad de mis padres por mi
nacimiento, fue una tía la que noto algo extraño
en mis ojitos, la coloración era azul demasiado
oscuro, así que le pregunto al pediatra, quien
inmediatamente me remitió al oftalmólogo y se
me diagnostico que era totalmente invidente y
padecía un glaucoma congénito bilateral. Y le
recomendaron a mis padres que la única
esperanza era que me trajeran a Bogotá a ser
operada en la clínica Barraquer.
• Entonces viajamos y a los 11 días de nacida la
Dra. Carmen Barraquer me realizo la primera
intervención quirúrgica y fue hasta los 4 meses
cuando di las primeras señales de visión. Desde
entonces me siguieron operando a lo largo de mi
vida 4 veces en la clínica Barraquer, 1 vez en la
policlínica del Táchira Venezuela y 8 veces en la
clínica Alvear (6 el Dr. Carlos Martin Moreno y 2 el
Dr. Fernando Gomez Goyeneche), para un total de
13 operaciones (entre traveculectomias,
criogeldestrucciones y un implante valvular), la
ultima me la realizaron a los 21 años de edad.
• El proceso de vivir con esta enfermedad ha sido
bastante complicado lo que se refiere a la parte
medica y un reto a nivel personal.
• Ya que hace 20 años atras el glaucoma no era
muy conocido y estaba catalogado como
enfermedad senil, por lo que mi caso era bastante
particular y en Venezuela solo un oftalmólogo se
atrevía a atenderme, cada mes me median la
presión intraocular con pesa manual y me tenían
que poner anestesia general para realizar este
procedimiento, de igual forma me medicaban a
diario con la pastilla diamons, timolol e
isotocarpina en gotas.
• Recuerdo que una vez tenia como 7 años me
encontraron la presión altísima, tocaba viajar
de emergencia a Bogotá pero no
conseguimos pasajes directos, así que
tomamos el vuelo Barquisimeto – San
Cristóbal (buscando pasar la frontera) pero
estando allí ya no aguantaba el dolor, me
ingresaron a la policlínica del Táchira , donde
me operaron de emergencia y como el caso
era tan particular pidieron autorización de
filmar la operación para transmitir el video en
los congresos médicos.
• Luego me invitaron a un congreso
oftalmológico donde conocí al Dr. Argentino
Roberto Sampabloesi, quien me receto unos
ocursets (eran como una especie de lentes
de contacto que se colocaban en la parte
inferior del ojo y este segregaba medicina),
toco importarlos de Palo Alto California a
costos muy elevados, pero estos se
perdieron, pues como yo era tan pequeña
cada vez que lloraba los botaba.
• Las pastillas diamons me ocasionaron arenilla en los
riñones, además me bajan el potasio ocasionándome
desmayos y efectos segundarios nefastos.
• De igual forma me han ido cambiando constantemente la
medicina, me han probado la gran mayoría de gotas que van
saliendo, desde que naci siempre he utilizado gotas, mas de
una y varias veces al dia (cada 12 hrs, 8 hrs, 6 hrs, 4 hrs o 2
hrs) varias me han ocasionado alergia en la piel y en los ojos,
síntomas como sarpullido, ardor, piquiña, sensación de
cuerpo extraño (entre las que recuerdo el alphagan y la
tobramicina).
• Actualmente utilizo el combigan, ganfort y optive, cada 12
hrs, mis gotas son sagradas y es un habito colocármelas
según las indicaciones medicas, gracias a Dios nunca me han
faltado.
• Los únicos efectos segundarios que yo he notado de las
gotas, es el cambio de coloración del ojo, como azul oscuro
grisáceo, el crecimiento abundante de las pestañas,
resequedad del ojo y somnolencia.
• Algo bien traumático han sido los postoperatorios, la anestesia me pone muy mal, el
dolor de cabeza y de los ojos es insoportable,
por ejemplo me hicieron varias crio solo con
anestesia local y estar despierta sintiendo
todo el procedimiento es horrible, además
ese proceso de recuperación es muy doloroso
porque permanezco varios días con un
intenso frio interno, inflamación y
adormecimiento de la cara, cabeza y hasta el
brazo
• Como a los 6 años de edad le dijeron a mis padres
que cuando llegara a los 11 años
aproximadamente, perdería totalmente la visión,
conversación que yo escuche y entre en un estado
de shock donde no hablaba, ni comía, ni caminaba
y me hospitalizaron 15 días, incluso me hicieron
punción lumbar y determinaron que era
psicológico ese estado.
• Mi visión siempre fue baja, pero fue mas o menos
a los 9 años que perdí totalmente la visión del
ojito izquierdo, hubo un paro medico en
Venezuela, pase varios meses sin ir a control y la
presión se subió demasiado.
• Mi glaucoma es silencio, casi nunca presento ningún
dolor y rara vez cuando me duele la cabeza y siento
muy duro el ojo es porque la tensión esta elevadísima.
• Como hasta los 12 años utilice gafas con dioptrías
altísimas, luego ya no me servían y me ocasionaban
dolor de cabeza, así que empecé a utilizar un
telescopio de baja visión, desde entonces empecé a
frecuentar optómetras especialistas en baja visión
como el Dr. Eduardo Pava, Dr. Roberto Valencia y Dra.
Teresa Aguilar.
• La perdida de visión es un proceso degenerativo y no
se siente de la noche a la mañana, con el pasar de los
días que debe acercarse mas a las cosas que se
dificulta enfocar, que se empieza a ver borroso, etc.
• Actualmente solo tengo un 10% de vision por el ojo
derecho y residuo de luz por el izquierdo, estoy en lo
que los médicos llaman cuenta dedos y legalmente
declarada como invidente.
• Se formo una catarata ya muy madura en el ojo
izquierdo que cubre casi toda la cornea e iris y en el
ojo derecho se esta formando de manera nuclear, en
todo el centro del ojo cubriendo parte del iris, razón
por la que veo como a través de una cortina de humo
ósea muy borroso y enfocar es bastante complicado.
• En algún momento se pensó en operarme para retirar
la catarata, pero después de muchos exámenes entre
esos un recuento celular, el cual salió muy bajo, se
llego a la conclusión que otra operación representa un
riesgo demasiado alto y podría perder totalmente lo
que me queda de visión que es un tesoro.
• Hasta hace un año logre conseguir un oftalmólogo en
la eps, el Dr. Héctor Hugo López que me formula las
gotas que necesito y que me las den, claro como no
post realizando una serie de tramites y las citas de
control cada 3 meses, por la eps, eso es un gran logro
porque pasaron 25 años mis padres costeando todo el
tratamiento y cirugías de manera particular.
• Pero Dios siempre ha puesto en mi camino ángeles y
he tenido la fortuna de contar desde hace como 15
años con 2 excelentes oftalmólogos, cirujanos y seres
humanos que he conocido como lo son el Dr. Carlos
Martin Moreno Arias y el Dr. Fernando Gómez
Goyeneche, con quienes permanezco en constante
controles mensuales y a veces hasta semanales.
• A nivel personal mi proceso yo diría que mas
que ser difícil ha sido particular, pues me ha
tocado aprender a vivir con baja visión,
buscar diferentes estrategias para
desenvolverme, aceptar depender de los
demás de cierta manera, afrontar crisis
económicas, demostrar constantemente mis
capacidades, reconocerme en mi autoimagen
con un ojito mucho mas grande y blanco que
el otro y por supuesto lidiar con lo mas difícil
que es la imprudencia e ignorancia de la
gente.
• Como ya había comentado soy hija única, vivía en
Venezuela y mis padres gozaban de una situación
económica bastante cómoda, pero con los constantes
viajes y altos costos de mi cirugías y medicamentos se
fueron acabando poco a poco.
• Hasta 1998 que decimos regresar a vivir acá a Bogotá
y la situación económica se fue poniendo mas difícil, a
pesar que aquí esta toda mi familia materna, fue
bastante duro dejar a mi familia paterna, mis amigos y
mi perrito, otra cosa que afecto mi adaptación fue
llegar aquí sin carro, pues toco venderlo y todavía me
hace una falta enorme.
• Gracias a Dios en el 2004 mis padres pudieron
comprar una casa y aunque aun la estamos pagando,
vivimos cómodos, claro no tan amplia como estaba
acostumbrada.
• Cuando tenia 5 años y se llego la hora de empezar a
estudiar, yo quería ingresar a uno de los mejores de la
ciudad, era de monjas, grande con mucha zona verde y
parque infantil.
• Mucha gente les dijo a mis padres que me tenían que poner
en colegio especial por lo que no veía bien. Pero
obviamente yo no lo acepte y me empeñe que tenia que
estudiar en el colegio que yo quería, así que me llevaron, la
madre superiora me hizo una entrevista e inmediatamente
me dieron el cupo.
• Realice allí desde preescolar hasta sexto, pasando cada año
con las mejores notas y formando mi grupo de amigas.
• Claro los primeros años las otras niñas me hacían preguntas
o comentarios imprudentes y hasta crueles con respecto a
mi ojito, de hecho en primero de primaria tuve una
profesora que me regañaba bastante feo porque yo me
acercaba mucho al tablero para poder copiar.
• Pero en muy poco tiempo me gane el respeto de todas mis
compañeras y conseguí muy buenas amigas, aprendí a
explicar en que consistía el glaucoma.
• Cuando era pequeña me gustaba jugar con muñecas,
videojuegos, ir a parque de diversiones, correr con mis
amiguitos en la granja de una amiga, subirme a los arboles,
ir a la playa, nadar, jugar golfito, montar bicicleta, patinar
en línea y en especial patinar sobre hielo. Además de hacer
tareas, leer y bordar en punto de cruz.
• Cosas que mucha gente se aterraba que yo las hiciera, pero
yo no le veía problema alguno, pues tal ves acercarme
mucho a las cosas, pero mas nada y mas padres lo han
entendido y siempre me han apoyado en todo.
• Y nunca sufrí ningún accidente, de pronto algún raspón de
rodillas igual que mis amigos.
• En 1999 inicie aquí en Bogotá séptimo de
bachillerato en el colegio de nuestra señora de
chiquinquira, de igual forma hice un muy
grupo de amigas y pase con las calificaciones
mas altas del curso, motivo por el cual a partir
de octavo seguí estudiando becada todo mi
bachillerato, por excelentes calificaciones,
también participe en actividades
extracurriculares como la banda marcial.
• Destacando que en muchas ocasiones me
operaban a mediados del año escolar,
tenia que faltar a clases 2 o 3 semanas y
luego volver al colegio a adelantarme,
presentar exámenes, etc y aun así jamás
baje mi rendimiento académico.
• Durante el bachillerato empecé a utilizar
un telescopio como ayuda para poder leer
el tablero y ver objetos a distancia media.
• Me gradué de bachiller en el año 2003 y
fui de excursión de grado a San Andrés
Islas, con toda la promoción del colegio.
• Siempre había tenido la idea de estudiar medicina y
especializarme en pediatría, pero en decimo grado después
de pasar por orientación vocacional, descubrí que mi
verdadera vocación era la psicología, además me dijeron
que la ley no me permitía ser medico teniendo tan baja
visión.
• Para el momento de graduarme del colegio mis padres no
contaban con los recursos económicos para pagarme la
universidad.
• Así que el Dr. Moreno quien siempre ha creído en mi y me
ha brindado su apoyo incondicional, en ese entonces era el
director científico de la clínica Alvear, hablo con los
directivos de la Fundación Universitaria San Martin, para
que me permitieran asistir como oyente al primer semestre
de psicología.
• Fue bastante difícil que los directivos de la universidad me
dieran esa oportunidad, pues pese a mis notas del colegio y
mi alto puntaje del ICFES, alegaban que la psicología era una
carrera que exigía mucha lectura y dudaban que yo pudiera
con la carga académica.
• Pero al finalizar el primer semestre y pese a todos los
pronósticos, me demostré a mi misma y a las demás
personas que yo si podía con la carrera, ya que aprobé ese
semestre con las calificaciones mas altas, obtuve el premio
a la excelencia académica y por lo tanto me otorgaron una
beca al 100% para continuar al segundo semestre, de ahí
en adelante continúe toda mi carrera becada por excelente
rendimiento académico, me gane 8 veces el premio a la
excelencia académica, me gradué en el año 2009 como
estudiante distinguida y con tesis meritoria.
• Ya en la universidad empecé a utilizar el amplificador de
windows como ayuda para manejar el computador y en 9
semestre un familiar me regalo un max del laboratorio
americano enhanced visión, este es un magnificador de
imagen que se conecta al televisor por un cable de video y
funciona como un circuito cerrado, este fue una excelente
pata realizar mi tesis, ya que tenia muchos libros que leer.
• A nivel social conseguí el respeto e incluso
admiración de compañeros, cree fuertes lazos de
amistad y a pesar de que mi mamá tenia que
llevarme a la universidad y esperarme por
alrededores hasta que terminara clases, para
regresar a la casa, pues yo no me puedo desplazar
sola, ni veo el letrero de las busetas, así que mi
mami me acompaña a todas partes, lo que en
parte me da pena con ella que le toque madrugar,
esperarme y al mismo tiempo me siento mal en
ocasiones tener que depender tanto de ella, de
hecho he llegado a pensar que esa es una de las
razones por las que no consigo pareja.
• Durante la época de la universidad no sentí esta
situación como un problema, ya que cada vez que
quería salir le decía a mi mamá que no me esperara y
yo me iba a quedar a la casa de mis compañeras o ellas
a la mía, salía a rumbear muy seguido, a discotecas, a
pasear con mis amigas y amigos quienes no tenían
ningún inconveniente en guiarme en espacios oscuros o
desconocidos, pues yo en espacios cerrados me
desenvuelvo perfectamente después de reconocer el
sitio, pero de noche si quedo prácticamente sin visión
(pues en la calle) y para bajar escalones también se me
dificulta distinguir el contorno, mientras que para subir
no tengo problema.
• Puedo decir que viví mi época de juventud plenamente,
los médicos jamás me prohibieron tomar alcohol, ni
trasnochar y siempre tuve la confianza de mis padres.
• Realmente sentí que esta enfermedad podía
representar una dificultad en mi vida, cuando
termine la carrera, pues empecé a pasar mi hoja
de vida, buscando empleo y con unas ganas
enormes de ejercer mi profesión, me llamaron a
muchas entrevistas, en las cuales no me
preguntaban directamente sobre mi glaucoma,
pero si como me desplazo y como hago para
trabajar, en fin siempre quedaban en llamar para
darme el empleo y no volvían a llamar, solo me
ofrecieron dos empleos como orientadora en
colegios privados, ofreciendo el salario mínimo y
muy lejos de mi casa, por lo que trasladarme era
muy costoso y complicado.
• Así que decidí empezar a buscar oportunidades de
manera independiente y tocando puertas en los
colegios y fundaciones.
• Pero obtuve experiencias desagradables, como
sucedió en la fundación teletón donde me dijeron
que por mi situación de baja visión me podían
ayudar a conseguir trabajo de tipo obrero o
artesanal, pero no profesional.
• La verdad me sentí subestimada y decepcionada
de la sociedad.
• Por eso busque dar a conocer mis servicios
profesionales por medio de tarjetas y portafolios
de servicios, en el sector donde vivo y comencé
realizando terapias familiares a domicilio.
• A mediados del año 2010 conseguí el puesto de psicóloga de 2
jardines infantiles, cercanos a mi casa, en los cuales continuo
trabajando por horas, realizo intervención psicológica con niños,
familias, talleres de padres, campañas de prevención y promoción,
trabajo de tipo organizacional, procesos de reclutamiento y
selección de personal y proyectos pedagógicos.
• Mi visión ha continuado disminuyendo, he desarrollado fotofobia y
para escribir también se me dificultaba demasiado, por lo que este
año adquirí el pebble, el cual es como una especie de lupa
electrónica, que puedo llevar a todas partes y me facilita mucho la
lectura y escritura en mi trabajo. Destacando que este al igual que
los otros aparatos de baja visión son muy útiles pero súper
costosos y difíciles de adquirir.
• Uno de mis grandes sueños es continuar estudiando y
realizándome como profesional, quiero hacer una maestría en
psicología clínica, pero los costos son muy elevados en cualquier
universidad y he encontrado que para estudios de postgrados en el
país no hay becas, curiosamente existen para el exterior pero irme
del país es una posibilidad lejana, pues implicaría viajar con mis
padres, quienes son mayores, trabajo, vivienda, etc.
• Me encanta trabajar con los niños, son una gran motivación, pero
siento que necesito urgente conseguir un trabajo estable donde
tenga prestaciones de ley y por supuesto un salario digno y acorde
con mi calidad profesional.
• Para así poder colaborar en mi casa, comprar un carro que facilite
mi desplazamiento y poder costear mi maestría.
• Además siento que necesito conocer mas gente, ampliar mi
circulo social, pues aunque me rodean personas maravillosas y
muy buenas amistades.
• Actualmente tengo 26 años, vivo con mis padres, pero en mi
proyecto de vida esta viajar por el mundo, realizar una maestría y
un doctorado, vivir en una casa hermosa frente al mar, deseo
conseguir un buen hombre, tener una ilusión sentimental y
después de tener suficiente estabilidad económica, me encantaría
tener un hijo, además de alcanzar mi sueño mas grande que es
crear mi clínica pediátrica.
• POR TODO LO QUE HE MENCIONADO
CONTINUO TOCANDO PUERTAS, LUCHANDO
CADA DIA CON MAS FUERZA Y CON TODA MI
FE EN DIOS, ESPERO OPORTUNIDADES QUE
ME IMPULSEN A IR ALCANZANDO MIS
SUEÑOS, DEMOSTRAR QUE TODO ES POSIBLE
Y QUE PARA VIVIR PLENAMENTE NO EXISTE
LIMITES.
Descargar

LA HISTORIA DE MI VIDA