PROVERBI0S
2
Por
MR
• Ser buenos es pasar la vida tejiendo
la felicidad de los otros.
(M. Douet.)
Leemos mal el mundo, y decimos luego
que nos engaña.
(R. Tagore.)
Si quieres la paz, trabaja por la justicia.
(Pablo VI.)
Sólo el amor es capaz de vencer al odio.
(Ghandi.)
Nada te será más peligroso que la adulación;
sabes que te engaña y, sin embargo, la
crees.
(F. Rückert)
Nadie puede servir a dos señores porque
verá con malos ojos al primero y querrá al
otro o viceversa. No podéis servir al mismo
tiempo a Dios y al dinero (Lc.16,13)
Más vale actuar exponiéndose a
arrepentirse de ello, que arrepentirse de
no haber hecho nada.
(Boccaccio)
Lo que el corazón sabe hoy, la cabeza
lo comprenderá mañana.
(J. Stephens.)
Nuestro carácter es el resultado de nuestra
conducta.
• (Aristóteles.)
Si amáis a los que os aman, ¿Qué mérito
tenéis? También los malos aman a los que
les aman. Y si hacéis el bien a los que os lo
hacen a vosotros ¿qué mérito tenéis?
También los pecadores obran así... Por el
contrario, amad a vuestros enemigos, haced
el bien y prestar sin esperar nada a cambio;
entonces vuestra recompensa será grande
Lc. 6,32-35
• La mentira puede correr un año la verdad
la alcanza en un día.
• (Prov. de Nigeria.)
Yo no soy ni pro-americano, ni antichileno
ni antirruso, ni pro-chino. soy sencillamente
pro-humano.
(P. Pire.)
• El amor que no se renueva cada día se
convierte primero en una costumbre y
después en una esclavitud.
• (K. Gibran.)
La mayor enfermedad no es la lepra,
sino la falta de amor.
(M. Teresa de Calcuta.)
Sócrates, al mirar las mercancías en el
mercado, exclamaba: "¡Cuántas cosas hay
que no necesito!"
• (Diógenes Laercio.)
•Hay más personas desgraciadas por falta de
lo superfluo, que por falta de lo necesario.
•( P. Lozere)
Ni el poder ni el dinero son los que
vencerán, sino el amor.
• (Raúl Follereau.)
La ley del talión nunca se ha visto coronada
por el éxito.
(Ghandi.)
Tratad a los demás como queráis que os
traten a vosotros (Lc. 6,31)
•El que se apega a la tierra se queda pegado
a ella.
• (Padre Pío.)
Del mañana sólo una cosa sabemos: que
Dios amanecerá antes que el sol
(F. R. Lamennais.)
Descargar

Diapositiva 1