La Pareja: Calixto y Melibea
Diferentes Portadas
Nombres de la obra
· Comedia de Calixto y Melibea:
fue el primer título de la obra.
• Tragicomedia de Calixto y Melibea : fue el segundo título
· La Celestina : fue el título definitivo
La Celestina es un personaje de la obra que
adquirió gran importancia
. Le gustó mucho al público y poco después de
la publicación de la obra, le pusieron el nombre
de este personaje.
Autor de la obra
Durante mucho tiempo se dudó acerca del autor
de la obra. Aunque ahora se sabe que el autor
fue Fernando de Rojas, que nació en Puebla de
Montalbán, Toledo, en 1476. Estudió leyes en
la universidad de Salamanca y llegó a ser
Alcalde Mayor de Talavera (Toledo), donde
murió en el año 1541.
Época literaria
La primera publicación conocida de esta obra es
de finales del s. XV (1499). Empieza a ser
conocida como La Celestina dos o tres años
después de su publicación, a principios de
s.XVI.
La obra pertenece al movimiento literario de
transición entre la Edad Media y el
Renacimiento  el Prerrenacimiento .
Motivos de la fama
La Celestina es uno de los personajes más importantes de la
obra, hasta el punto que acabó por darle el título, es pintoresca,
vívida, avara y vital. Conoce a fondo el resto de los personajes.
Calixto y Melibea son famosos por sus trágicos amores, hasta
el punto que cuando uno de ellos muere, el otro se suicida detrás
de él.
Fragmentos de la obra
• CALISTO.- En esto veo, Melibea, la grandeza de Dios. MELIBEA.- ¿En
qué, Calisto?
• CALISTO.- En dar poder a natura que de tan perfecta hermosura te dotase,
y hacer a mi inmérito tanta merced que verte alcanzase, y, en tan conveniente
lugar, que mi secreto dolor manifestarte pudiese. Por cierto, los gloriosos
santos que se deleitan en la visión divina, no gozan más que yo ahora
contemplándote.
• MELIBEA.- ¿Por gran premio tienes éste, Calisto?
• CALISTO.- Téngolo por tanto, en verdad, que si Dios me diese en el cielo la
silla sobre sus santos, no lo tendría por tanta felicidad.
• MELIBEA.- Pues aún más igual galardón te daré yo, si perseveras.
• CALISTO.- ¡Oh bienaventuradas orejas mías, que indignamente tan gran
palabra habéis oído!
• MELIBEA.- Mas desventuradas de que me acabes de oír. Porque la paga
será tan fiera cual merece tu loco atrevimiento. Y el intento de tus palabras
ha sido como de ingenio de tal hombre como tú. ¡Vete, vete de ahí, torpe!
Fragmentos de la obra
en la última los v. acrósticos
Trabajo realizado por:
Adrián Mena Arrabal
3º ESO A
Descargar

Diapositiva 1