PARA ORAR JUNTOS
Hagamos posible la paz, evitando enfados y desavenencias
Hagamos posible la paz, haciendo las paces
Hagamos posible la paz, desarmando la mente y el corazón
de toda ira y venganza.
Hagamos posible la paz, esforzándonos para que la justicia
reine en cada uno de nosotros y en todo el mundo
Hagamos posible la paz, otorgando el perdón y sabiendo
pedir perdón cuando debamos hacerlo.
Hagamos posible la paz, trabajando por la paz
Una sola persona que cumple el mandamiento del amor hace
más que cuarenta que sólo hablan de él.
Descargar

Diapositiva 1 - Agustinos Recoletos