Ecosistemas y
relaciones tróficas.
El ecosistema
¿Qué es una adaptación?
Una adaptación es toda aquella característica de un ser vivo que mejora sus
posibilidades de supervivencia en un medio ambiente determinado y, por
tanto, aumenta el número de descendientes que puede llegar a dejar. Cuando
el medio cambia, los seres vivos no tienen más remedio que adaptarse;...
-Tipos de adaptaciones
-Adaptaciones anatómicas. Son cambios morfológicos de una especie
respecto a otras relacionadas. Por ejemplo, muchos animales que viven
habitualmente en el agua, presentan membranas entre los dedos para
favorecer la natación.
Adaptaciones de comportamiento. En este caso, los organismos modifican sus
respuestas a determinados estímulos. Por ejemplo, el halcón de Eleonor no cría,
como la mayoría de las aves, en primavera, sino a finales del verano, pues se
especializa en cazar pajarillos cuando sobrevuelan el mar en sus migraciones
hacia África.
Adaptaciones fisiológicas. Se trata de cambios en el funcionamiento del
organismo que lo hacen más competitivo o apto para sobrevivir. Están
relacionadas con funciones vitales como la nutrición, la respiración y la
circulación pues según la necesidad los órganos disminuyen su actividad o la
aumentan. la adaptación fisiológica alcanza en ocasiones refinamientos
extraordinarios, como los observados en los órganos sensoriales. Entre otros
ejemplos se pueden mencionar, la utilización del oxígeno disuelto en el agua por
las branquias, la producción de enzimas digestivas que actúan sobre el alimento
del cual el organismo se nutre, la reducción en la transpiración vegetal, la
reducción del metabolismo durante la hibernación, etc.
La hibernación es un estado de hipotermia regulada, durante algunos días,
semanas o meses, que permite a los animales conservar su energía durante el
invierno. Durante la hibernación el metabolismo de los animales se hace lento
hasta un nivel muy bajo, además de tener una temperatura corporal y frecuencia
respiratoria inferior a lo normal, usando gradualmente las reservas energéticas
almacenadas en sus cuerpos durante los meses más cálidos. La capacidad de
ciertos animales de “dormir u ocultarse” amortiguan los cambios en el
entorno y de esta manera los ayuda a evitar la extinción.
Este bicho tan feo
es un “topo de nariz
estrellada”. Es
ciego, no tiene ojos,
ni vista, pero tiene
esa nariz tentacular
perfecta, que hasta
puede detectar la
actividad eléctrica
de sus presas.
Asimismo tiene las
extremidades
adaptadas a la
excavación, ya que
su vida se desarrolla
principalmente bajo
tierra.
Niveles tróficos de un ecosistema
Consumidores
terciarios
Consumidores
secundarios
Consumidores
primarios
Red trófica
Descargar

Diapositiva 1