SINTESIS DEL
DISCERNIMIENTO
QUE, POR QUE, PARA QUE






Herramienta con la cual se va clarificando la presencia del Espíritu y sus
invitaciones dentro de la búsqueda de la voluntad de Dios
Medio para:
– Concretar un Proyecto de Vida seguimiento de Jesús en la construcción del
Reino).
– Mantener vivo y operativo el núcleo referencial de fe que inspire y oriente
nuestro actuar,
Ayudarnos a:
– Mayor apertura a la guía del Espíritu en nuestra vida cotidiana concreta.
– Seguir a Jesús en nuestra historia.
– Coherencia entre proyecto y vida.
– Mejor manejo del rejuego de condicionamientos, crisis, oscuridades que
padecemos como reflejo de nuestra situación personal y del medio ambiente.
Para impetrar de Dios la gracia de consonar y resonar en la vida toda con su
voluntad.
A que las continuas decisiones de la vida diaria se tomen connaturalmente según
Dios.
Por tanto, para la UNION CON DIOS.
PRESUPUESTOS Y
CONDICIONES


El discernimiento siempre va unido con: oración, aportes teológicos y
deliberaciones.
Condiciones indispensables:
1.
2.

Condiciones básicas:
1.
2.

Tener muy asimilada una experiencia básica de fe que ayude a reconocer los
parámetros que nos señalan cuándo secundamos o cuándo no el camino del Señor.
Desde una decisión seria y operativa de colaborar con nuestra vida en seguimiento
de Jesús a que surja el Reinado del Padre en la historia.
En comunidad (dirección espiritual, superiores, puesta en común...).
Sentido Eclesial.
Tender a una articulación espontánea entre contemplación y acción.
CRITERIOS Y ELEMENTOS
NECESARIOS



Proyecto de Vida que sirva como parámetro y que con el discernimiento se
tienda a radicalizar
Conciencia de que el Espíritu nos enseña a hacernos seguidores de Jesús en el
contexto histórico que nos toca afrontar y desde nuestra propia psicología.
Invitados a:
–
–
No exagerar la realidad.
Mayor benevolencia hacia nosotros mismos y nuestras contradicciones.
–
No apropiarnos de Dios en nuestra vida ni en la historia.
–
Una más abierta cercanía a Jesús desde la fe.
–
Mayor entrega en servicio a los demás: pasar sobre antipatías; opción preferencial
por los más pobres; reformar nuestra actitudes, incluso con los enemigos del Reino.
–
Mayor confianza en el Padre
PROCESO

El objeto del discernimiento es la propia vida. Experimentamos reacciones
afectivas (emociones, sentimientos) y racionales (discursos, frases) ante los
sucesos de nuestra vida. Aquí se dan mociones del buen Espíritu, tretas del
malo y mociones del propio espíritu. En el examen de la oración y en el
examen del día se ha de detectar y diferenciar estos movimientos:
–
–
–






Recibiendo, con la gracia del Señor, las mociones del buen Espíritu;
Rechazando las del malo;
Buscando que las del propio estén en sintonía con el del buen Espíritu.
En este proceso se va impetrando de Dios, en la medida de su don, la gracia de
consonar y resonar con su voluntad en la vida toda.
Proceso:
1º Recoger mociones.
2º Calificación: Consolación o Desolación; de dónde vienen, a dónde van.
3º Agrupación según relación o instancias del Espíritu.
4º Operativizaciones:


Secundar la consolación (adecuarlas al Proyecto de Vida)
Buscar causas y remedios a la Desolación.
RESULTADOS





Desde el discernimiento se puede ir detectando
cuándo se presenta la necesidad de una mayor
meditación sobre distintos aspectos de la vida o de
la historia.
Desde él van apareciendo alternativas sobre las
que hay que elegir lo que más conduce al Reino.
Mayor orientación de la vida en la fe y el ver a
ésta a la luz del camino de Jesús que la confronta.
Conciencia explícita del don de Dios en nuestras
vidas y de la ayuda que El nos da.
Compromiso y ayuda de los hermanos y/o las
hermanas en el propio caminar
RIESGOS, PELIGROS, DIFICULTADES



Dificultad en el consignar a tiempo mociones y situaciones
Confundir discernimiento y deliberación.
Dificultad en el seguimiento:
– Por intensidad de la vida.
– Por resistencia interior a confrontarse con los caminos de Jesús.
– Por autoengaño.




No ubicarse en la realidad: rechazo a diagnosticar la realidad y
quedarse en un mero análisis psicológico de las mociones.
Olvidar que a cada uno le habla el Espíritu de distinta manera.
Dogmatizar lo que vamos viendo en el discernimiento.
Riesgo de llamar discernimiento a una decisión personal, al
análisis de la realidad...
Descargar

SINTESIS DEL DISCERNIMIENTO