POR SU FIDELIDAD:
“GRACIAS PADRE MORA”
Padre Carlos Mora Reyes L.C.
1929-2006
Gracias, Padre Mora, por su fidelidad y su testimonio, por ser un padre y hermano, por enseñarnos
cómo se debe vivir con plenitud una consagración a Jesucristo.
(28 de julio de 1929 - 4 de noviembre 2006)
El Padre Carlos Mora formó parte de la primera generación del noviciado de la
Legión de Cristo y recibió el uniforme de manos de su fundador el 25 de marzo
de 1946.
Foto de los primeros novicios con nuestro Padre Fundador
Tras realizar sus estudios de filosofía y teología en Roma, recibió la ordenación
diaconal el 25 de marzo de 1958 en Roma. Fue ordenado sacerdote el 6 de enero de
1959 en el centro de noviciado de la Legión de Cristo en Salamanca, España.
Su ordenación sacerdotal.
nuestro Padre Fundador auxilia en la ceremonia.
Tenía un don muy especial para la orientación espiritual y numerosos jóvenes
descubrieron su vocación sacerdotal gracias a su guía. Muchas comunidades de
religiosas, familias y párrocos lo conocían y le guardaban afecto sincero y profundo.
En su ordenación sacerdotal.
A la izquierda del Padre Mora se encuentra nuestro Padre Fundador
En 1986 se fundó la comunidad legionaria en Guadalajara, de la que el Padre Mora fue superior hasta hace
poco tiempo. A pesar de sufrir percances y contrariedades que afectaron su salud, él jamás decayó en su
ejemplo de piedad y su testimonio sacerdotal.
Durante 20 años el padre dedicó su energía al servicio de la Iglesia en Guadalajara, de modo especial
mediante la consolidación de las instituciones y apostolados del Regnum Christi.
Le fue diagnosticado cáncer pulmonar y fue intervenido quirúrgicamente en los Estados Unidos en los
primeros meses del 2005. Volvió a Guadalajara tras una convalecencia en el centro de la Legión en
Thornwood, Nueva York.
En el 2006 poco a poco se fueron agotando sus fuerzas, sin que disminuyera nunca su celo
apostólico, su piedad y su abnegación.
Todavía nos cuesta creerlo pero nuestro queridísimo Padre Mora se nos ha ido, nos ha
dejado, por fin ha llegado al cielo. El sábado pasado a las 18:06 llegó el instante de su
partida. Quisiera poder decir en estas líneas, aunque sé que es casi imposible lograrlo, lo
que sentimos todos los que tuvimos la dicha de conocerlo, de estar a su lado, de gozar de
su vida, de su entrega, de su amor…
P. Juan Pedro Oriol L.C.
El ánimo jovial y el sentido del humor del Padre Carlos Mora siempre me han
sorprendido y nunca olvidaré su sonrisa de ese día, el buen ánimo con que hablaba;
pensaba que eran unas gratas vacaciones la operación del cáncer de pulmón.
Sra. Cristina Gónzalez
La presencia del Padre Mora irradiaba mucha paz. Creo que es un gran ejemplo para
todos los miembros del Movimiento para buscar ser colaboradores comprometidos con la
Iglesia y buscar sin cansancio y sin escatimar sacrificio que todos los hombres conozcan
el amor de Dios.
Florencia Elías
Padre Mora sólo te quiero decir “Gracias”, por tu interés en cada uno de nosotros: gracias
por tu paciencia, gracias por tu exigencia, gracias por tu entrega, gracias por tu
generosidad, gracias por tu integridad, gracias por tu fortaleza, gracias por tu fidelidad.
Gabriela Derbez de Möller
¡Gracias, Padre Mora! Gracias de parte de todos sus hermanos e hijos legionarios,
miembros del Movimiento, amigos, todos. ¡Gracias, padre Mora, de parte de todos
nosotros, que tenemos que estar a la altura de la bandera tan alta que nos ha dejado, y no
le queremos fallar a Cristo, no le podemos fallar a un hermano como usted! Gracias por
protegernos desde el cielo.
P. Álvaro Corcuera L.C.
“El Padre Mora nos tocaba el corazón
con sus testimonios”.
AMOR POR LA EUCARISTÍA.
Yo, un adolescente, me quedaba viendo a Nuestro Padre cómo hundía las manos en el altar,
eso me ayudaba a entender más en lo que tenía que ser, tarde o temprano, también mi respeto
y mi amor por Jesús en la Eucaristía.
DEVOCIÓN MARIANA.
Siempre que pasábamos enfrente de la Virgen, que eran muchas veces al día, nos deteníamos
un instante, simplemente para demostrarle nuestro amor diciéndole una jaculatoria.
Gracias
a las
numerosas personas
que han compartido sus testimonios.
Si el Padre Mora
plasmó algo en sus almas,
compártanlo con nosotros
[email protected]
P.R.C.A.G.D
Oficina de Comunicación
[email protected]
Descargar

"Recordando al Padre Carlos Mora Reyes L.C."