Rafael J. Pérez de Vega
www.sitacyl.es
 El arado romano es una importante herramienta
agrícola utilizada desde los tiempos prehistóricos. El
diccionario de la Real Academia lo define como
instrumento agrícola que movido por fuerza animal o
mecánica sirve para arar la tierra abriendo surcos en
ella.
 Los primeros arados fueron probablemente ramas de
árboles con forma de horquilla, uno de cuyos extremos
se utilizaba para cavar en la tierra, y el otro o los otros
se usaban como mango. El instrumento podía
empujarse o ser arrastrado por cuerdas que se ataban a
una persona o a un animal. Algunos arados simples se
usan todavía en suelos ligeros de algunas zonas en vías
de desarrollo.
 Los romanos en la antigüedad usaban un arado ligero de
rascado con una reja de hierro (también llamada cuchilla)
tirado por bueyes. El arado pesado con ruedas fue
desarrollado en la edad media (aproximadamente del siglo
V al XV d. C.) para remover el suelo más duro del noroeste
de Europa. Este arado tenía una punta afilada de hierro
para labrar el suelo. Este cortador afilado vertical (también
denominado timón) está situado en la parte delantera de la
reja, para realizar un surco preliminar que la reja ahonda y
ensancha. También tenía un regulador de surco detrás de la
reja para levantar la tierra arada, y una lengüeta detrás de la
reja que podía sujetarse a un grupo de dos a ocho bueyes. El
arado Rotherham fue desarrollado en Inglaterra en 1730. Su
estructura triangular hizo más fácil tirar del mismo y
adaptó el diseño básico para arados de caballos.
Arado Romano Villavaliente
Arado Romano
Arado Romano Cubas
 El arado cambió poco hasta la década de 1830, cuando
el herrero estadounidense John Deere inventó la reja
de arado de acero, para arar las tierras duras de las
praderas del Medio Oeste de Estados Unidos. El arado
de dos ruedas, que tenía un asiento para el conductor,
apareció durante la década de 1860. Los tractores a
vapor se utilizaron con éxito en la década de 1890, y
después de 1900 los tractores con motor de gasolina,
más baratos, empezaron a reemplazar a los caballos en
el tiro del arado. Sin embargo, los tractores no se
utilizaron demasiado hasta la introducción de los
pequeños tractores multiuso en 1924 y el desarrollo de
los neumáticos de baja presión en 1932.
Mulas Labrando Munera
 Los arados modernos tirados por tractor pueden tener
hasta cinco conjuntos de rejas y reguladores, que
pueden subirse y bajarse hidráulicamente. Los arados
de disco, que se usan en suelos duros, cuentan con
varios discos cóncavos. En los arados rotatorios,
también conocidos como motocultores, se utilizan
varias cuchillas montadas sobre un eje giratorio
horizontal. El arado a gran profundidad se realiza con
arados de subsuelo, que tienen cucharas afiladas de
acero que pueden penetrar en el suelo hasta 1 m, o con
arados de cincel, que tienen varios vástagos que
sostienen palas bifurcadas, capaces de arar hasta 50 cm
de profundidad.
 El arado romano, que es el que ha usado en Morille
hasta que se introdujo el tractor por los años 1970,
consta de:
 Barreno: en Morille se llamaba clavija. era de hierro y unía




(metida en un agujero) el arado al jugo. Encaja en un taladro
hecho en el clavijero. Según se meta la clavija así se apretará al
arar. De ahí el dicho: "Apretarle bien las clavijas"
Clavijero: parte del timón del arado (parte delantera) en la que
están los agujeros para meter la clavija. En Morille también se le
llama clavijal.
Timón: palo derecho que sale de la cama del arado y al que se fija
el tiro. La parte delantera es el clavijero.
Velorta o vilorta: cada una de las abrazaderas de hierro, dos por
lo común, que sujetan al timón la cama del arado. Cuando se iba
a arar y estaba muy encharcada la tierra se decía que se hundía el
arado hasta las velortas.
Reja: instrumento de fundición o de acero fija a la parte
delantera del arado que sirve para romper y revolver la tierra.
 Dental: palo donde se encaja la reja del arado.
 Chaveta: clavija o pasador que se pone en un agujero e impide






que se salgan las piezas.
Telera: travesaño de hierro o de madera que sujeta el dental a la
cama del arado o al timón del mismo, y sirve para guardar la
inclinación de la reja y la profundidad de la labor.
Orejera: cada una de las dos piezas o palos que el arado común
lleva introducidos oblicuamente a uno y otro lado del dental y
que sirven para ensanchar el surco. En Morille se le conoce más
por orejero.
Cama: pieza encorvada de madera o de hierro, en el cual encajan
por la parte inferior delantera el dental y la reja, y por detrás la
esteva; por el otro extremo está afianzada en el timón.
Refuerzo: goma que refuerza el dental.
Pescuño: cuña gruesa y larga con que se aprietan la mancera o
esteva, reja y dental que tiene la cama del arado.
Mancera o esteva: pieza corva y trasera del arado, sobre la cual
lleva la mano quien ara, para dirigir la reja y apretarla contra la
tierra.
Descargar

ARADO ROMANO