CONCEPCIONES DEL NIÑO
A TRAVÉS DE LA HISTORIA
NECESIDADES DEL NIÑO
DE 0 A 7 AÑOS
EL DESARROLLO INFANTIL
Es una disciplina especializada dedicada a
la comprensión de todos los aspectos del
desarrollo humano desde el nacimiento
hasta la adolescencia. El estudio de la
infancia empezó en Estados Unidos y
antes de 1888, prácticamente no se
habían realizado observaciones
científicas de la vida infantil … en las
bibliotecas no se encontraba lo que el
niño promedio debería conocer o hacer a
una determinada edad.
Los niños estaban entre la última de las
producciones de la naturaleza en
convertirse en sujetos privilegiados del
estudio científico.
Una razón de la demora del interés por el
desarrollo infantil es que , durante la
edad media y siglos posteriores no se
consideraba a la niñez como una etapa
separada de la vida.
LOS NIÑOS COMO ADULTOS
EN MINIATURA
A los niños se les permitía unos cuantos
años de dependencia, y luego se
esperaba que fueran pequeños adultos.
Tan pronto como los niños les quedaba
chica la ropa (que se les enrollaba
alrededor del cuerpo), empezaba a
vestírseles como adultos. Practicaban
juegos de adultos, bebían con los adultos
y trabajaban a su lado en los campos.
Los niños podían ser desposados,
coronados como monarcas o colgados
como criminales
Las leyes medievales no hacían distinción
entre los crímenes cometidos por niños y
adultos, tampoco se hacía ningún
esfuerzo para proteger su inocencia en
asuntos sexuales, por ejemplo, Luís XIV
se convirtió en rey a la edad de 5 años y
se ocupaba con sus niñeras en juegos
sexuales. Como la niñez no era
considerada una etapa especial, y como a
los niños se les trataba como pequeños
adultos, no se intentaba considerarlos
especiales en manera alguna.
LOS NIÑOS COMO UNA CARGA
Antes de las modernas técnicas de control
natal, muchos de los niños traídos al
mundo eran no deseados, por lo que se
les consideraba una carga más que una
bendición. Cada nuevo niño significaba un
cuerpo más que vestir y atender y una
boca más que alimentar. En ocasiones se
abandonaba o se ahogaba a los bebes no
deseados. Algunos padres que no
deseaban matar a sus hijos los
mandaban al campo con nodrizas o los
depositaban en asilos o en orfanatos,
donde era muy probable que murieran.
EL VALOR UTILITARIO DE LOS
NIÑOS
Hasta el siglo XX el trabajo infantil era
una práctica aceptada. Como los
animales y los esclavos, los niños eran
obligados a realizar una variedad de
arduas tareas para el beneficio
económico de la familia. Durante la edad
media los niños eran entregados como
aprendices a comerciantes y
agricultores.
Con el inicio de la Revolución industrial
en el siglo XVIII, los niños eran
empleados en las fábricas de
textiles, las minas y otras industrias
por 12 horas al día, seis días a la
semana.
En 1832, Inglaterra aprobó la primera
ley del trabajo infantil. Diez años
después se aprobaron leyes para
regular el empleo de niños en las
minas.
Sin embargo, continuó el uso
generalizado de trabajo infantil en
todo el mundo. No fue sino hasta el
siglo XX que se aprobaron leyes
para regular realmente el trabajo
infantil, requerir que los niños
recibieran educación y procesar a
los padres por abuso infantil.
FILOSOFIAS SOBRE LA
NATURALEZA MORAL DE LOS
NIÑOS
PECADO ORIGINAL
Una es la doctrina cristiana del pecado
original. De acuerdo con ella, los niños
nacían pecaminosos y rebeldes, de
naturaleza y espíritu depravados, y
tenían una desesperada necesidad de
redención. Eran incapaces de salvarse
ellos mismos: su única esperanza estaba
en su conversión y redención a Dios,
quien los salvaría de la condena eterna.
Mientras tanto, la tarea de los padres
y maestros era quebrantar el espíritu
rebelde de los niños, empleando
castigo y disciplina estrictos y
guiarlos hacia la virtud y la salvación.
El primer libro de lectura, publicado
originalmente en las colonias
puritanas de 1687, empezaba: “Adán
cayó y pecamos todos”
Esto era lo primero que el niño leía.
En la escuela se enseñaban las tres R:
Lectura, escritura y aritmética, al ritmo
de la vara de roble que se empleaba de
rutina para golpear a los alumnos
desobedientes.
No todos los adultos estaban de acuerdo
con esta filosofía, y muchos se
rehusaban a emplear medidas crueles y
trataban de encontrar un equilibrio
entre la disciplina y la bondad.
TABULA RASA
La segunda filosofía de importancia fue la
de John Locke, quien afirmaba que los
niños son moralmente neutros. Locke,
decía que los niños son una tabula rasa,
expresión latina que equivale a papel en
blanco. De acuerdo con esta opinión, los
niños no nacen con tendencias innatas,
no son buenos ni malos, y cómo sean
dependerá de lo que experimenten
mientras crecen.
Locke consideraba que los padres pueden
moldear a sus hijos en la forma que
desearan mediante asociaciones,
repeticiones, imitaciones, recompensas y
castigos. Sugería a los padres premiar a
sus hijos con alabanza y aprobación;
objetaba el castigo físico porque decía
que no fomenta el autocontrol y
únicamente enseña el temor y la ira.
Locke fue un precursor del conductismo
moderno y recomendaba tratar a los
niños con gentileza y amor.
EL BUEN SALVAJE
La tercera de las grandes filosofías sobre
la naturaleza moral y el desarrollo de los
niños fue la adoptada por Jean-Jacques
Rousseau, decía que los niños son buenos
salvajes, dotados con el sentido del bien
y el mal. Se desarrollarán positivamente
de acuerdo con el plan de la naturaleza,
porque tienen un sentido moral innato.
Rousseau creía que cualquier intento de
los adultos por adoctrinar y entrenar a
los niños sólo interferiría con su
desarrollo y los corrompería.
Bosquejó cuatro etapas del desarrollo:
infancia, niñez tardía, y adolescencia, y
decía que los adultos deberían
responder a las necesidades del niño en
cada una. Rousseau fue el primero en
resaltar la importancia de la
maduración.
EL ORIGEN DE LAS ESPECIES
CHARLES DARWIN
Charles Darwin (1809 – 1882) publicó en
1859 sobre el origen de las especies
donde enfatizaba que la especie humana
había evolucionado a lo largo de millones
de años en un proceso de selección
natural y de supervivencia del más apto.
La selección natural significa que algunas
especies porque poseen características
que las ayudan a adaptarse a su ambiente.
La supervivencia del más apto significa que
sólo los mejores adaptados logran
sobrevivir para trasmitir sus
características a las futuras generaciones,
gradualmente, fueron evolucionando formas
de vida superiores y más adaptables.
Las teorías modernas subrayan que la
conducta humana es adaptativa. Por
ejemplo, en un ambiente familiar inseguro
los niños desarrollan características de
personalidad diferentes a las que
desarrollarían en un ambiente seguro.
Los temores a caer, a la oscuridad o a
ser abandonados se consideraban
miedos irracionales de la niñez, pero
tienen sentido en un ambiente en
que la proximidad a la madre es
esencial para sobrevivir.
Darwin hizo al menos cuatro
contribuciones importantes a la
psicología del desarrollo:
1.
2.
3.
Los humanos están emparentados
con todas las cosas vivas en virtud
de que comparten un origen común.
Se reconoce que existe una
continuidad sustancial entre los
animales y los seres humanos.
Darwin enfatizaba las diferencias
individuales.
Darwin consideraba a la conducta
humana como una adaptación al
ambiente.
4. Darwin hizo resaltar la importancia de
la observación científica en la obtención
de datos.
Así amplió la metodología psicológica y la
hizo trascender a la mera introspección
que privaba en esos días.
TEORÍA DE LA
RECAPITULACIÓN
G. STANLEY HALL
Las ideas de la evolución natural y la
maduración de Darwin tuvieron una clara
influencia sobre el trabajo de G. Stanley
Hall (1846 – 1924), quien fue el primer
doctorado en psicología en los Estados
Unidos y el fundador del movimiento del
estudio infantil en ese país. Hall afirmaba
que el desarrollo del niño en crecimiento
es un paralelo de la evolución de la especie
humana.
1. Infancia (hasta la edad de 4 años),
durante la cual el niño representa la
etapa animal del desarrollo.
2. Niñez (de los 5 a los 7 años), que
corresponde a la época de la historia
humana de las cavernas, en que los eres
humanos eran cazadores y pescadores
(los niños practican juegos de
supervivencia y utilizan armas de
juguete).
3. Juventud (de los 8 a los 12 años), la
etapa preadolescente del desarrollo,
Durante la cual el niño recapitula la vida
salvaje pero comienza a civilizarse pues
aprende a leer, escribir, dibujar, calcular,
el idioma, música, etc.
4. Pubertad (de los 13 a los 24 años), el
periodo de la adolescencia, en que el niño
ingresa a la vida adulta.
En la actualidad, la teoría de la
recapitulación de Hall ha sido descartada,
y se menciona únicamente por su interés
histórico.
También en la teoría de Piaget hay
evidentes elementos de la teoría de
Darwin. Piaget consideraba que el
desarrollo infantil es un esfuerzo por
ajustar la conducta a las demandas
sociales.
Al final del siglo XIX e inicios del XX, se
hicieron intentos por estudiar a los niños
llevando registros biográficos de su
conducta.
El mismo Darwin llevaba una descripción
del desarrollo de su hijo menor. Milicent
Shinn (1990) publicó The Biography of a
Baby , donde registró el crecimiento de
su sobrina durante su primer año de
vida.
Las biografías de bebés no han arrojado
mucha información científica objetiva
acerca del desarrollo infantil, pero
fueron el antecedente de observaciones
posteriores que intentaban describir
los patrones de crecimiento normal
durante diversas etapas del desarrollo.
PATRONES DE CRECIMIENTO
ARNOLD GESELL
Arnold Gesell (1880 – 1961), quien fuera uno
de los discípulos de Hall, dedicó gran parte
de su carrera a la observación de infantes
y niños y a la obtención de información
normativa sobre ellos. Escribió varios libros
en donde describía las habilidades
motoras, la conducta social y los rasgos de
personalidad característicos con el objeto
de ayudar a padres y maestros a saber lo
que podrían esperar en cada etapa.
Los libros de Gesell se convirtieron en la
Biblia del desarrollo infantil durante las
décadas de los cuarenta y cincuenta.
La teoría de Gesell tiene una orientación
biológica según la cual la maduración es
mediada por los genes y la biología que
determinan los rasgos conductuales y
las tendencias del desarrollo.
Como el desarrollo está biológicamente
determinado, es muy poco lo que los
padres y maestros pueden hacer para
alterar este progreso.
Gesell creía que la aculturación jamás podría
trascender la importancia primaria de la
maduración. A pesar de las diferencias
individuales genéticamente determinadas,
Gesell consideraba que muchos principios,
tendencias y secuencias eran universales
entre los seres humanos.
Pese a su interés, la teoría normativa de
Gesell ha sido desplazada por los teóricos
conductistas y del aprendizaje social,
quienes resaltan la importancia de la
experiencia y de las influencias
ambientales en el desarrollo de los niños.
Descargar

Diapositiva 1