Eras Geologicas
Argelis Arroyo
Que es la prehistoria?
Las dos grandes divisiones que
engloban el pasado de la vida
humana son la Prehistoria y la
Historia. La Prehistoria cubre
aproximadamente 3.5 millones de
años del pasado de la humanidad.
Esta enorme etapa abarca el
desarrollo de los primeras
sociedades humanas, desde la
aparición de los primeros
homínidos (hace 4 millones de
años) hasta la invención y difusión
de la escritura (hacia el año 3 500
a. de N. E.). A su vez, la
Prehistoria se divide en dos
grandes edades o periodos:
Paleolítico y Neolítico, con un
periodo intermedio de transición
llamado Mesolítico.
Cuando y Donde se desarrollo la
Prehistoria?
La prehistoria empezó en
África. En comparación con
otras partes del mundo, la
prehistoria terminó
relativamente temprano en
algunas regiones de África
(como Egipto, donde la
escritura jeroglífica apareció
alrededor del 3000 a. de N. E.)
pero en otras zonas aún
prevalecen sociedades que
viven en un estado
prehistórico (sin escritura y con
tradición oral).
El Paleolítico
La era de las glaciaciones
Las glaciaciones fueron un
conjunto de fases frías
(glaciares) entre las que se
intercalaban otras más cálidas
(interglaciares) que se dieron
sobre todo en las zonas del
norte del planeta, aunque
también afectaron el resto del
mundo. Entre los períodos
interglaciares las temperaturas
bajaban muchísimo,
disminuían las lluvias y
enormes masas de hielo, a
veces de espesor que
superaba los mil metros,
cubrían grandes extensiones
de la Tierra. En Europa, los
avances glaciares llegaron a
cubrir la mitad del continente
Los ancestros del ser humano
pudieron adaptarse a los
cambios climáticos que
trajeron las glaciaciones, tanto
en las praderas africanas
como en los bosques del Asia
oriental, en las tundra y
bosque de Europa o en las
valles americanos. Este
entorno en transformación
imponía diversas formas de
adaptación, según las distintas
áreas ocupadas. La clave del
éxito de la especie humana
radicó en que, mediante su
inteligencia, supo crear una
tecnología adecuada a sus
necesidades de supervivencia.
La Vida en el Paleolitico
La lucha por la supervivencia
fue, en los tiempos
paleolíticos, una lucha del ser
humano con el medio natural y
con sus competidores de otras
especies animales. Como la
vida era muy dura, sólo una
minoría de seres humanos
cumpliría los 40 años de vida y
los que llegaran a esa edad
seguramente tendrían una
vejez difícil, aquejados de
dolores de artritis, reumatismo,
escorbuto, y amenazados de
muerte con cada hueso roto o
muela infectada.
La alimentación del hombre prehistórico
dependía básicamente de la recolección de
plantas, tubérculos y otros vegetales, así como
de la ingestión de insectos, huevecillos de
insectos y animales pequeños. Los primeros
seres humanos cazaban presas pequeñas, pero
con el desarrollo de la vida comunitaria y la
tecnología de caza, el Homo erectus pudo
convertirse en un depredador de manadas de
animales salvajes o grandes, como el mamut y
el bisonte, o de peces una vez que inventó
redes. El hombre prehistórico no mantenía una
dieta equilibrada y en muchos casos su alimento
consistía en carne en estado de
semiputrefacción.
Los grupos u hordas de esta
época vivieron generalmente
en cuevas que los protegían
del frío y la humedad. Estos
lugares también servían como
lugar de enterramiento y de
cultos y ritos. La aparición del
arte rupestre convierte a la
cueva en un santuario, que la
convierte en el centro del
universo familiar. Las cuevas
tenían áreas de actividades
bien definidas: lugar para
encender la hoguera, talleres
para el trabajo de piedra,
hueso, madera, etc., áreas
sagradas para las ceremonias,
el culto y la magia, piletas
naturales para el agua. En el
exterior, había zonas para
trabajar y secar pieles, áreas
de descuartizamiento, fuegos
de protección nocturna y
chozas de estación cálida.
Jurasico
La mayor parte de la península ibérica
estaba cubierta por las aguas del
océano Tethys que separaba las dos
grandes masas de tierra que existían:
Gondwana y Laurasia.
En los mares los organismos más
diversificados eran los moluscos. Esta
era se caracteriza principalmente por
el desarrollo y gran abundancia de dos
grupos de cefalópodos, los ammonites
y los belemnites.
En esta escena podemos nadar junto
a Perisphnictes, uno de los ammonites
jurásicos más frecuentes en el registro
fósil.
Muy parecidos a los calamares
actuales eran los belemnites,
cefalópodos con una concha interna
de calcita. Veremos también a
Hibolites , un belemnite de gran
tamaño adaptado a la natación rápida.
Entre los vertebrados marinos destacan los
peces Ganoideos. Lepidotus vivió desde finales
del Triásico hasta principios del Cretácico en
todo el mundo. En la animación podrá ver a lo
lejos un banco de estos peces. Desarrollaron un
nuevo método de alimentación distinto a sus
predecesores, que les permitía succionar las
presas. Su cuerpo estaba recubierto por
escamas esmaltadas y brillantes.
Descargar

Que es la prehistoria?