Textos de:
LA POSADA DEL SILENCIO
Texto: P. José F. MORATIEL
Dibujos: Carmen Mª HERNÁNDEZ
Escuela del silencio
www.dominicos.org/manresa/silencio
La posada es el ahora, el canto,
el culto al instante
Nuestra superficialidad
todo lo vuelve opaco
El silencio todo lo
vuelve transparente
A veces entrar en la noche
es entrar en un espacio de
dudas, de incertidumbres,
de temores.
En la presencia del Dios de
nuestro corazón, del Dios
de la Vida, no hay nada
que temer... no hay que
temer por nada: “A la
sombra de tus alas
escóndeme...”
El silencio es de
todos, como el sol,
como el viento,
como la luz.
¿Quién puede
apropiarse del sol
o del viento...?; el
silencio es un bien
universal, es
patrimonio de la
humanidad.
En la vida hay horas de luz y
horas de oscuridad, horas de
felicidad y horas de cierta
tristeza, horas de gran
apertura y horas de cerrazón.
Buscad en el silencio una
inmensa apertura
No hay encuentro sin
apertura. En realidad no hay
oración sin silencio . Así, las
horas de silencio se
convierten en horas de
oración .
En las capas más
profundas de la tierra se
encuentra lo más
precioso.
En esta tierra que somos
cada uno hay también
grandes tesoros.
Muchas veces el silencio
es como un cavar estas
capas duras y resistentes
para encontrar ese tesoro
de nuestra vida.
Un sendero para
subir la montaña
se hace cuando
se pasa una y
otra vez por él.
El silencio debe
ser así de
insistente.
Tu corazón es la
morada de Dios.
Siéntete convocado
por esa presencia en
tu morada.
El silencio vuelve
más hospitalario tu
corazón , se vuelve
más y más morada
de Dios.
Descargar

Textos 'LA POSADA DEL SILENCIO'