UNA
CUARESMA
DISTINTA
Despréndete
de tantas
palabras
huecas y sin
sentido; llénate
de la Palabra
de Dios.
Vive la Eucaristía.
Un peregrino,
no puede
llegar al final
de su trayecto,
sin saber
por qué
o por quién
lo hace.
Vive con
sobriedad.
La felicidad
la da el uso
correcto
y sensato de
las cosas,
no el
despilfarro
ni la simple
apariencia.
Busca
espacios
para el
silencio.
El camino
hacia todas
las cosas
grandes pasa
por el
silencio.
Si estás
distanciado o
enfadado
con alguien,
derriba
esos muros
que os separan.
El árbol no
niega su
sombra ni al
leñador.
Juntar las
manos para
rezar está bien;
abrirlas para
dar es mucho
mejor.
El que
tiene lo
suficiente
para poder
hacer bien
a los otros
es rico.
¡Feliz
camino
hacia
la
Pascua!
Descargar

Una Cuaresma distinta