Elegir la mochila
• Para elegir una mochila, debemos
plantearnos para qué voy a usar la
mochila, y qué volumen quiero.
Por ejemplo, si sales para unas pocas
horas o si duermes en un refugio, elige un
modelo pequeño (menos de 45 l). Si sales
con mucho equipo (tienda, saco) opta por
un volumen grande, de más de 45 l. Para
salidas de varios días o viajes mínimo 60 l
CARACTERÍSTICAS
• En mochilas de media y alta capacidad es
muy recomendable el acceso directo al
interior de la mochila, mediante una
cremallera externa.
• Acolchado de hombros, espalda y cinturón.
• Parte posterior de la mochila regulable en
altura en mochilas de alta capacidad para
adaptarse mejor a nuestro cuerpo. No debe
absorber ni retener el sudor.
• El cinturón lumbar es importante y básico en
mochilas medias y grandes. Permite mantener firme
la mochila a la espalda y evitar desequilibrios.
• Correas exteriores para transportar bastones, etc.
• Cinta de pecho
• Posibilidad de aumentar su capacidad gracias a
una capa de doble altura en la parte alta de la
mochila, acompañado con una tapa no fijada a
la espalda y regulable
• Las riñoneras en el cinturón posibilitan llevar algo de
comida para picar, mientras estamos caminando sin
necesidad de parar.
Tipos de mochilas
• Hasta 40 litros: Para actividades de una
jornada. Se denominan de Ataque.
• De 40 a 65 litros: Para actividades que por
lo menos se va a pasar una noche fuera,
puesto que es necesario llevar saco,
hornillo, etc
• Más de 65 litros: Para actividades de
varias jornadas, para travesías. Se
denominan de Porteo.
AJUSTAR LA MOCHILA
- Aflojar todas las correas (tirantes, cinturón)
- Colócate la mochila: Hombreras a la h de omoplatos.
- Para mochilas de 50 litros o más, coloca el cinturón
sobre las caderas (sobre los huesos iliacos) y apriétalo.
Para mochilas menores, el cinturón alrededor de cintura.
- Aprieta las correas de los tirantes.
Para las mochilas que poseen un ajuste de la altura de
la espalda, coloca dicho ajuste a la altura que te guste, y
luego sigue los pasos anteriores.
CÓMO RELLENAR LA MOCHILA
• Para travesías de varios días, pon en el
fondo de la mochila el material de dormir,
que no vayas a necesitar a lo largo del día
• Coloca a lo largo de la espalda el material
pesado: tienda, hornillo, alimentos.
• Las prendas y otros materiales ligeros se
colocan alrededor.
• Reparte en los bolsillos todo el material
útil durante el día (crema, mapa, gafas)
• Creada para hombres que realizan
travesías de 1 o 2 días, por todo tipo de
terrenos.
• Creado para mujeres que realizan
travesías de 1 o 2 días, por todo tipo de
terrenos.
• Creado para hombres que realizan
travesías de 2 o 3 días.
• Creado para mujeres que realizan
travesías de 2 o 3 días.
• Creado para travesías y trekking de varios
días.
SACO DE DORMIR
• Para elegir un saco debemos fijarnos en la
capacidad térmica, el peso, las dimensiones del
saco dentro de la funda y el tipo de actividad que
vayamos a realizar.
– Capacidad térmica: Hace referencia al espesor de la capa
aislante, tipo de construcción, detalles técnicos (collarín,
capucha).
– Volumen y peso: Varía en función del espesor de los
tejidos y la facilidad de comprensión. Cuánto menos
ocupe, más cómodo será el transporte pero será menos
aislante.
– Dimensiones: Un saco muy estrecho será incómodo y uno
muy grande será difícil de calentar. Debemos elegir uno
que nos deje espacio para movernos sin que tengamos
que calentar mucha masa de aire.
Detalles técnicos de un saco
• Collarín aislante: Es necesario para evitar
la pérdida de calor por convécción (que
entre el aire frío y nos robe el calor). Se
tiene que poder cerrar con un cordón.
• Capucha: La cabeza representa el 20% de
la superficie corporal y por ella podemos
llegar a perder hasta el 40% del calor total
de nuestro cuerpo. Debe envolver la
cabeza y debe estar provista de un cordón
para ajustar.
Relleno de un saco
• Pluma: Para frío seco y temperatura baja.
Es muy aislante, poco volumen (se
comprime) y poco peso.
Pierde poder aislante con la humedad y
tarda mucho en secar.
• Fibra sintética (poliester): Para frió
húmedo y posibilidad de mojar el saco.
Absorbe poca humedad, se seca rápido y
es muy transpirable.
• En general, para elegir el saco, debemos
plantearnos lo siguiente:
– Si voy a llevarlo en la mochila o a
instalarlo en un campamento base,
– Y en qué estación del año o a qué
temperatura vas a utilizarlo.
SACOS DE DORMIR PARA
CAMPAMENTO BASE.
• Para
excursionistas
que
instalan
campamento una semana o más.
su
• Si dejas el saco en la tienda y no lo vas a
transportar en las diferentes excursiones, elige
un saco con una forma ancha en los pies. Es
rectangular y se podrá utilizar también como
edredón.
• Para utilizarlo con temperaturas más frías, coge
uno cónico, ancho en los pies, cuya capucha y
cordón detengan la entrada de aire frío.
• Suelen ser gamas S.
Más económicos: 10-15 eur
Más caros: 20-30 eur
SACOS DE DORMIR CAMPAMENTO
ITINERANTE.
• Para excursionistas que cambian de
campamento cada 2 o 3 días, y por tanto
transportan el saco durante pequeñas
travesías.
• Saco con forma ergonómica en ocho, que
te da libertad en codos y rodillas.
• Son ligeros y comprensibles.
• Suelen ser gamas S light.
SACOS DE DORMIR VIVAC
• Para excursionistas que siempre llevan el
saco en la mochila.
• Deben ser muy ligeros y resistentes. De
relleno cálido y comprensible. Las plumas
otorgan las mejores prestaciones.
• Suelen ser gamas ultralight.
Para dormir a 10º.
Para dormir a 0º
Fundas
Membrana de gore tex
De tres capas para:
Ímpermeabilidad
Transpirabilidad
Aislamiento del viento
Gran resistencia
CONSEJOS
• Si no cierras la capucha, en cada movimiento metes
aire frío dentro del saco. No es molesto para
temperaturas de 15º pero sí para 5º.
• Al empezar la noche, respira dentro del saco (hace
más calor). Pero saca la cabeza antes de asfixiarte.
• Realiza cuando hace mucho frío contracciones
isométricas para transformar la energía en calor,
pero sin efectuar movimientos que generen
corrientes de aire frío.
• Procura que el saco esté bien seco antes de
guardarlo.
• Debe guardarse descomprimido para que conserve
su volumen y sus cualidades térmicas.
TEMPERATURAS
• Algunos sacos presentan en su funda unos números
que indican la temperatura a la cual tu puedes dormir
con dicho saco:
– Temperatura idónea o de comodidad: Límite inferior de
comodidad en el cual el usuario, en postura relajada, está en
equilibrio térmico y no tiene frío ni calor
– Temperatura idónea límite o de transición: Temperatura límite en
la cual el usuario, acurrucado, está globalmente en equilibrio
térmico y no tiene ni frío ni calor.
– Temperatura extrema o de riesgo: Temperatura en la cual se
produce un perjuicio para la salud por hipotermia.
TIENDAS DE CAMPAÑA
• Hay diferentes tipos:
-Familiares (grandes) para una semana o
más. Tienen un habitáculo donde se
puede permanecer de pie e instalar una
mesa y sillas. Pueden ser canadienses.
-Pequeñas: Canadienses, Iglús (son de
rápido montaje, mejor aprovechamiento
del espacio interior al no haber esquinas,
oponen menos resistencia al aire)
Características y componentes.
• Todas tienen un doble techo que es la parte más exterior
de la tienda y va a soportar directamente las
inclemencias del tiempo. Suele ser de poliester o
poliamida con acabados microporosos. Por lo tanto, son
impermeables y transpirables.
• Cuerpo interior: Es el habitáculo donde dormimos. Suele
ser de fibras sintéticas, aunque también hay de algodón,
o mezcla de ambas. Debe ser transpirable.
• Suelo: Debe ser impermeable, resistente. Es de
poliester con tratamiento inducido (se le aplica un
producto plástico (poliuretano, pvc) y se forma una capa
rugosa que impide la entrada de agua y otra lisa.
• Varillas y mástiles: Son sistemas de
sustentación que se utilizan. Mástiles para
tiendas canadienses y familiares (hierros de
aluminio) y varillas (aluminio, fibra de vidrio),
más flexibles y ligeras.
• Tirantes o vientos: Para tensar el doble techo.
• Avance: Para cocinar, dejar material, calzarse.
• Puertas con doble cremallera.
• Tiendas
de
alta
montaña:
Costuras
termoselladas, bolsillos laterales, gancho para
colgar la cocinilla. Son tiendas muy técnicas,
ligeras y a la vez muy sólidas.
Tiendas familiares
Tiendas pequeñas
Tienda de alta montaña
Carro tienda
Caravana
Autocaravana
HORNILLOS
• Son de gas, principalmente butano,
aunque también se usa mezcla de butanopropano porque proporciona mejor
rendimiento a temperaturas más bajas,
por lo que es recomendable para el
invierno.
• El viento relentizará la tarea de cocinar,
por lo que es preciso protegerlo con algún
tipo de paravientos (roca, esterilla).
• Debemos evitar cocinar dentro de la
tienda de campaña. Cocinar en el avance.
• Llevar siempre más de un mechero,
cerillas.
• Nunca llevaremos el hornillo montado
mientras lo transportamos en la mochila,
ya que se puede abrir la válvula y
ocasionar un escape de gas.
Hornillo con paravientos integrado.
Linterna frontal
• Es ideal porque en todo momento nos
deja las manos libres.
• Se puede utilizar dos tipos de bombillas:
– Halógena: Tiene más potencia pero consume
mucho más (se gasta antes la pila). Su luz es
más blanca y más intensa.
– Normal: Menos potencia pero más duración.
Las pilas, si son alcalinas, duran más pero
también cuestan más.
Botes/Cantimploras
• Suelen ser de aluminio
• Tardan menos en coger sabores y olores.
• Si tiene funda aislante, protegerá durante más
tiempo del frío al contenido.
• Las botellas de plástico son también
interesantes, puesto que cuando están vacías
pueden aplastarse y ocupar mucho menos
espacio.
Bastones
• Son diferentes a los de esquí. La punta es más
resistente para soportar el esfuerzo al impactar
en tierra, nieve, roca.
• Son muy ligeros y regulables a diferentes
alturas.
• Nos serán de gran ayuda al caminar por nieve,
cruzar ríos, y a la hora de llevar grandes cargas,
descargando cierta parte del peso en ellos,
sobre todo en descenso.
• Su uso prolongado puede generar una cierta
atrofia en el sentido del equilibrio mientras nos
desplazamos por montaña, creando una ligera
dependencia de ellos.
Descargar

Apuntes