
Desde que Jorge ha muerto todo se ha
derrumbado, y pasados varios días, no logro
sobreponerme a esta opresión que me ahoga.
Como perdido en una selva oscura y solitaria,
busco en vano superar la invencible tristeza.
Antes -¿cuándo antes?: antes de que este
desastre ocurriera-, en momentos de
depresión, pasaba horas en mi estudio de
pintura, trabajando en algún cuadro hasta que
la desolación se iba.
Pero ahora el tiempo se ha detenido.
La angustia permanece y me siento abandonado
en el inconmensurable desierto de estas
cuatro paredes.

La tarde desaparece imperceptiblemente,
y me veo rodeado por la oscuridad que
acaba por agravar las dudas, los
desalientos,
el descreimientoen un Dios que
justifique tanto dolor.
Los tonos de la tarde me invaden con
extrañas presencias que antes no
percibía.
Ya los cantos de los pájaros son otros, o
ninguno.
Una luz crepuscular se derrama sobre
cada objeto,
como si los elevara a una realidad nueva
ahora transfigurada por el sufrimiento.
Sobre mi escritorio puse una fotografía de Jorge,
y ahora lo miro, lo miro con la añoranza de un
abrazo que me parte el pecho.
Cómo querría volver hacia atrás el tiempo.
¡Cuándo acabará este peso agobiante y
absoluto?
El pensamiento se me hunde en el desgarro.
¿Hacia dónde se han vuelto ahora las palabras?
Daría todos mis libros –qué pobres, qué
ridículos, qué precarios, qué inválidos, qué
nada al lado de esta pérdida- y daría mi
prestigio, ese prestigio que tanto pongo entre
comillas, y los honores y las condecoraciones,
por recuperar la cercanía de Jorgito.

Caminando por esta casa que en otro tiempo
todos compartimos, y en la que hoy deambulo
perdido, me he detenido, Jorgito, ante tu
retrato.
Lentamente he mirado uno a uno los rasgos de
ese niño de diez años que yo llevaba de la
mano, creyendo que para siempre estaría junto
a mí. Y entonces, a través de las arrugas y de
las lágrimas, fui recreando aquel tiempo ya ido,
pero tan añorado, y sagrado.
Nunca he sufrido tristeza igual. (...) En este
atardecer de 1998, continúo escuchando la
música que él amaba, aguardando con infinita
esperanza el momento de reencontrarnos en
ese otro mundo, en ese mundo que quizá,
quizá exista.

Cuando murió Jorge Federico, la concepción que
entonces tenía del tiempo resultó inválida.
Ya no fue vertiginoso su pasar ni agobiante su
pasado, todo quedó suspendido en un vacío
desgarrador.
En mi imposibilidad de revivir a Jorge, busqué en
las religiones, en la parapsicología, en las
habladurías esotéricas, pero no buscaba a Dios
como una afirmación o una negación, sino
como a una persona que me salvara, que me
llevara de la mano como a un niño que sufre.
Lo que antes había leído con juicio crítico, ahora
lo absorbía como un sediento.

¡Cuántas veces, hundido en negras depresiones, en la
más desesperada angustia, el acto creativo había sido
mi salvación y mi baluarte!
Creía entonces en Pavese cuando dijo que al sufrir
aprendemos una alquimia que transfigura en oro al
barro, la desdicha en privilegio.

Pero la ausencia de Jorge es irreparable. Supe que
ninguna obra nacida de mis manos me podía aliviar, y
me pareció hasta mezquino que intentara distraerme, o
aun pintar o escribir algo...
No sé. Sí puedo decir que el tiempo de mi vida se
quebró, que después de la muerte de Jorge ya no soy el
mismo, me he convertido en un ser extremadamente
necesitado,
que no para de buscar un indicio que muestre esa
eternidad donde recuperar su abrazo.
(Antes del Fin. Memorias; 1998)
Esquema:
Para leer 
el AT
E.
Charpentier (p.106)
Entrevista de J. L. Sicre
a Job: Introducción AL
AT (p.250)
Prólogo (l-2).
 Debate con los tres

amigos.
 Elhiú: joven espectador
 Job y Dios.
Epílogo (42,7-17).

ASPECTO
HISTÓRICO
EL EXILIO
En la reflexión el pueblo judío, aceptó el
“juicio” profético de Jeremías o Ezequiel,
que explicaron este fracaso histórico como
bien merecido.
un “castigo” de Dios
Esta idea había sido recogida también por
el Deuteronomista: Dios castiga a su
pueblo pecador; aunque luego, al clamar a
Él, vuelva a acudir en su ayuda.
Esto se denominará
“TEORÍA DE LA RETRIBUCIÓN”
histórica o social.
Hubo críticas a la «teoría de la
retribución» (Jr. 31,29; Ez. 18,2; Lam. 5,7).
Un Dios que parecía haberse olvidado de
sus promesas y se
había excedido en el
castigo (Sal. 44,74; Is. 40,2).
JOB
representa al pueblo inocente en esta
catástrofe histórica.
Una reacción que se encuadra muy bien en
esta época pos-exílica.

ASPECTO
LITERARIO
CÓDIGO DRAMÁTICO
Como asistir a una representación teatral. Al
escenario hay que imaginarlo doble, o en dos
planos:
 primera parte (1-2) en la corte de Yahvé, el
fiscal (satán), juega una apuesta con Dios sobre
la integridad de Job,
 plano inferior, acontece la desintegración de
Job.
Pero el espectador/lector tiene desde el PRIMER
ACTO un dato importante, que deberá tener en
cuenta para comprender el espectáculo.

PRIMERA rueda de discursos (4-14) el tono es
elevado y sereno; en la SEGUNDA (15-21) y
TERCERA (22-31) el tono se vuelve más
agresivo: Job es un malvado.
JOB reafirma su justicia en un crescendo:
 estalla (29-31) un grito al Dios que no responde
(30,20 y 31,35)
 una declaración jurada de su inocencia (cáp.
31),
 un emplazamiento solemne de Dios para un
juicio con él (31,35-37), en el que el tema es la
justicia al prójimo (vv. 38-40a).
 El vv.40b dice “fin de las palabras de Job”.

ACTO TERCERO
Un espectador salta el escenario: es el joven Elihú,
enojado porque los tres argüidores de Job, al no
tener ya nada que replicar, “habían dejado mal a
Dios”(32,.3).
ELIHÚ: sus discursos son monólogos en el
escenario.
Esta constatación se convierte en muy significativa
para la semiótica narrativa:
 Elihú no dice nada nuevo;
 la interpolación de estos discursos produce un
doble “efecto de sentido”:
muestra el fracaso de esta teología tradicional
que se repite al infinito,
demora el desenlace, creando así una mayor
tensión en el drama que se está representando.

CUARTO ACTO (38-42,6)
Cambio de escenario: Yahvé
 el seno de la
habla a Job desde
tempestad (38,1 y 40,6): el Dios
creador y poderoso apabulla a
Job con una lista de preguntas.
Job calla, ante ese Dios tan
extraordinario.
QUINTO ACTO,
Yavé a los “amigos” de
Job:
“No habéis hablado con
verdad de mí, como mi
siervo Job”(42,7).
DE LA ESTRUCTURA AL SENTIDO
Para entender el libro de Job, hay que
prestar atención al
“montaje” actual de
esas piezas, ya que el sentido está dado
por la totalidad de la obra.
¡La teología tradicional es borrada por
el testimonio de Job en 29-31!. Job es un
sabio
que
critica
la
sabiduría
académica, que no sabe dar razón del
sufrimiento injusto del hombre.
Capítulos 38-41:
El Dios habla sólo del orden

cósmico,
nada de los desórdenes
sociales, nada del caso de
Job.
¡Qué distracción teológica!
El Job del acto final (42,7) es la
ratificación del Job sufriente
del prólogo, que
“no
profirió
la

menor insensatez contra Dios”
(1-22).
Los sabios quedan equiparados
con el Satán de 1-2, el
“acusador” y el que
“desconfiaba” de la integridad
de Job.
El eje no es el tema del sufrimiento sino el
de la justicia.
De lo que se discute, es de la justicia de Dios.
 cómo puede ser
Job no puede entender
justo un Dios que se hace enemigo (13,24;
19,11), que manifiesta su fiereza contra el
débil, que no escucha el gemido del que
clama a él (27,8s; 30,20).
Si los “amigos” de Job argumentan por el
lado de la retribución, él lo hace por el
lado de la justicia.


EL DIOS EN QUIEN
NO CREEN
LOS

ATEOS,
EN ESE DIOS
YO TAMPOCO
CREO



Sí, yo nunca creeré en:
el Dios que
"sorprenda"

al hombre en un pecado
de debilidad,
el Dios que condene la
materia,
el Dios que ame el
dolor,

el Dios que ponga luz
roja a las alegrías
humanas,
el Dios que esterilice
la razón del hombre,
el Dios que se hace
temer,

el Dios que no se deja
tutear,
arbitro que juzga sólo
con el reglamento en la
mano.
El Dios solitario,
el Dios que "juega" a

condenar.
El Dios que "manda" al
infierno,
el Dios que no sabe
esperar,
el Dios que adoren los que
son capaces de condenar a
un hombre, 
el Dios incapaz de
perdonar lo que muchos
hombres condenan,
el Dios incapaz de redimir
la miseria,
el Dios que no acepte una silla
en nuestras fiestas humanas,
el Dios que condene
 la
sexualidad,
el Dios del "ya me las pagarás",
el Dios que se arrepintiera
alguna vez de haber dado la
libertad al hombre,
el Dios a quien le falte perdón
para algún pecado,

el Dios que "cause"
el cáncer o
"haga" estéril a la mujer,
el Dios que prefiera la pureza
al amor,
el Dios que no esté presente
donde los hombres se aman,

seguir
IMAGINANDO







Descargar

¿SE COMPLACE DIOS EN EL SUFRIMIENTO?