Ejemplo de
desobediencia
los hijos de Elí
• 1 Samuel 2:12 -17.
Los hijos de Elí
eran hombres
impíos, y no
respetaban al
Eterno.
• 13 Era costumbre de los
sacerdotes que cuando alguien
ofrecía un sacrificio, mientras se
cocía la carne, el criado del
sacerdote, con un gancho de
tres garfios.
• 14 Hería en la caldera, en la
olla, en el caldero o en pote; y
todo lo que sacaba el garfio lo
tomaba para el sacerdote. De
esa manera hacían a todo el
que venía a Silo.
• 15 Pero aun antes de
quemar la grasa, venía el
criado del sacerdote y
decía al que sacrificaba:”Da
carne para asársela al
sacerdote, porque no
tomará de ti carne cocida,
sino cruda”.
• 16 Si le respondía:
“Quemen primero la grasa,
y después toma tanto como
quieras”, le replicaba: “NO
ahora has de dar. De otra
manera la tomaré por la
fuerza”.
• 17 Este pecado de
aquellos jóvenes era
muy grave ante el
Eterno, porque los
hombres
menospreciaban traer
ofrendas al Eterno.
Levítico 1-7.
• En este pasaje de la Sagrada
Escritura encontramos que parte de
la carne de los sacrificios Dios se la
había asignado a los sacerdotes.
• El Señor dijo a Moisés Levitico7:8.
• Note que es Dios el que le da la orden a
Moisés, no es como dicen, que son leyes
de Moisés.
Piel
Holocausto: “El sacerdote
que ofrezca el holocausto, …
quedará con la piel de la
victima” (Lev.7:8).
El Señor dijo a Moisés: vers.28.
Nuevamente se recalca que es
Dios quien da la orden. No fue
Moisés.
•
Pecho
Ofrenda de paz: El pecho
será de Aarón y de sus hijos
vers. 31. El sacerdote …
recibirá la pierna derecha
vers. 33-34.
•
Pierna
• Samuel describe a los hijos de Elí como:
“impíos”, que quiere decir “hijos sin valor”.
• Y ¿Quiénes eran “impíos?
• Y Moisés describe a esta clase de
personas diciendo: “Algunos hombres
impíos que han salido de entre los tuyos,
diciéndoles: “Sirvamos a otros dioses”
(Deut.13:13).
• Dios había prohibido
estrictamente la idolatría
en el decálogo. Léase
Éxodo 20: 3-6.
• A estos “impíos” que Moisés describe en este
texto, Dios le ordena que haga lo siguiente:
• “Tu investigarás, buscarás y preguntarás con
diligencia. Y si eso parece verdad, cosa cierta,
que tal abominación se cometió entre los tuyos;
• “sin remisión pasaras a filo de espada a los
habitantes de esa ciudad, la destruirás con
todo lo que haya en ella, incluyendo su
ganado” (Deut.13:14-15).
¿Qué le había exigido Dios a su pueblo?
• Levítico 11:45.
• “Sed, pues, santos, porque
Yo SOY santo”.
• Es decir: que le obedecieran,
cada día, y de esa manera
día tras día se parecerían
más a Él.
Y ¿Qué le pide Dios a su pueblo hoy?
• Apocalipsis 14:7.
• ¡Reverenciad a Dios y
dadle honra!, .. “Y
adorad al que hizo el
cielo y la tierra, el mar y
las fuentes de las
aguas”.
¿Cuál fue el pecado de los hijos de Elí para
que se los calificara de “impíos”?
• Habiéndose rendido a las bajas pasiones, Ofni y
Finees.
• Primero. No tenían el debido concepto del
Dios a quien debían servir.
• Segundo. No disfrutaban de comunión con
Él.
• Ni en publico
Ni privado
• Tercero. No simpatizaban con sus
propósitos.
• Cuarto. No sentían su obligación para
con Él
• Meramente
usufructuaban los
cargos que tenían por
derecho hereditario
para su propio
egoísmo y fines
corruptos
Robaban al pueblo
para complacer sus
apetitos
personales.
Robaban a Dios no sólo de
la parte que les
correspondía en los
sacrificios, sino también
menospreciaban la
reverencia y el amor de
los adoradores.
Si su comportamiento era tan “impío”,
¿Porqué los permitía Dios en sus cargos?
• Dios permite que un alma sea colocada en
medio de circunstancias tales para probar al
universo que un mal ambiente no determina
necesariamente el destino de un alma.
•
•
Daniel en Babilonia,
José en Egipto
o Jesús en Nazaret.
Vencieron las tentaciones y son un ejemplo de santidad.
• Conociendo el espíritu codicioso de Judas,
nadie pensaría hoy colocarlo como tesorero.
Sin embargo Jesús lo hizo (DTG 260, 261).
• Por lo tanto, Daniel, José y Jesús, aunque vivieron en un
aviente de pecado, no se dejaron contaminar, Judas,
aunque vivió barios años cerca de Jesús, no quiso
cambiar.
Dios denuncia a Elí
Génesis 6:3.
Y dijo el Eterno: “Mi Espíritu
no contenderá con el
hombre para siempre”.
• Lo que quiere decir es
que Dios por muchos
años estuvo llamando a
los sacerdotes de su
pueblo para que tomaran
el camino correcto, pero
no lo habían querido
escuchar.
Dios antes de castigar a los
hijos de Eli los había estado
llamando de muchas formas.
Además del Espíritu Santo y los
escritos de Moisés, Dios había
colocado allí a Samuel, un
joven consagrado a Él.
Dios también utilizo a
Samuel para amonestar a
sus siervos.
Los hijos de Eli tuvieron la
oportunidad de ver en este
joven la consagración diaria a
Dios, pues vivía con ellos
diariamente, y a quien el Señor
lo estaba preparando para que
los remplazara en el cargo de
sacerdote ( Léase 1 Samuel
2:18, 21, 3:1-10).
• Obsérvese el amor de
Dios por sus hijos.
Eli reprende tardíamente a sus hijos
1 Samuel 2: 22-25.
Elí, que era muy
anciano, oyó lo que sus
hijos hacían a todo
Israel, y que dormían
con las mujeres que
velaban a la entrada de
la Tienda de la Reunión.
• 23 Y les dijo: “¿Por qué cometéis cosas
semejantes? Oigo de todo el pueblo
vuestro mal proceder
• 24 “No, hijos míos, no es buena fama la
que oigo, que hacéis pecar al pueblo del
Eterno.
• 25 “Si el hombre peca contra el hombre,
los jueces lo juzgarán. Pero si el hombre
peca contra el Eterno, ¿Quién rogará por
él?” ¿Pero ellos no escucharon a su
padre, y el Eterno dispuso quietarles la
vida.
• Un fragmento del libro
de 1 Samuel,
encontrado en la
cuarta cueva de
Qumrán y publicado
en 1.954 dice:
• “Elí tenía noventa
años, cuando Samuel
había estado a su
servicio durante
algún tiempo.
• El texto sagrado dice:
“Pero ellos no
escucharon la voz de
su padre” (1 Samuel
2:25).
• En contraste con los
hijos de Elí, la Biblia dice
que: “El joven Samuel iba
creciendo, y era
aceptado por Dios y
por los hombres” (1
Sam 2:26).
• Si analizamos la conducta de
Ofni y Finees, al no “escuchar
la vos de su padre”, con lo que
dice 1 Juan 4:20.
• El que no escucha la voz de
su padre
• “Porque el que no ama a su
hermano a quien ve, no puede
amar a Dios a quien no ve”.
• Podemos deducir que si estos
hijos “impíos”, no escuchaban
la vos de su padre a quien
veían ¿como iban a escuchar
la vos de Dios a quien no
veían?
¿Cómo va a escuchar la voz
de Dios?
• Primero. Samuel obedecía a
• Aquí
encontramos la
clave el porque
Samuel era
“aceptado por
Dios y por los
hombres”.
sus padres . (Léase 1 Samuel
1:24).
• Segundo. Samuel estuvo
atento a escuchar la voz de
Dios, (Léase 3:10).
• Por lo tanto, la vida de Ofni y Finees
fue un fracaso, y quedó registrada
para nuestra enseñanza (Romanos
15:4).
Primero. No
respetaron las
instrucciones del
Señor claramente
establecidas en su
Palabra
Segundo.
Hacían oídos
sordos a los
consejos de
su padre.
• Todos los hombres son seres morales
libres, si eligen reposar bajo la mano
poderosa de Dios (1 Ped.5:6), son
ensalzados a su debido tiempo pero si
eligen seguir sus propios deseos
inevitablemente cosecharán el fruyo de
un proceder tal
• Por eso, debido a su elección, “El Eterno
dispuso quitarles la vida”.
• Miremos el proceso que los condujo a la muerte.
• 1) Habían rechazado el control protector de
Dios.
2) Habían elegido sus propios senderos de
egoísmo. y
3) Habían desechado deliberadamente el
consejo del cielo.
• Salmo 34:7.
• “El ángel del Eterno
acampa alrededor de los
que lo veneran, y los
defiende”.
Por lo tanto, al apartarse
del ángel de Jehová,
hallaron su propia
condenación
• Los filisteos son usados como
instrumentos de Dios.
• En este caso, Dios no
los mató, sino los
filisteos, Dios permitió
su muerte porque
habían rehusado
seguirle
Para castigar con la muerte a Ofni
y Finés por su “impiedad”.
¿Qué sucede?
• “Dios no asume nunca para
con el pecador la actitud de
un verdugo que ejecuta la
sentencia contra la
transgresión; sino que
abandona a su suerte a los
que rechazan su
misericordia, para que
recojan los frutos de lo que
sembraron (CS 40).
• Judas tuvo la oportunidad
de salvarse, pero la rechazo.
¡Tal fue el caso de Judas
que rechazó la
misericordia de Dios!
¡Tal será el caso de todos
los que rechazan las
suplicas del Espíritu
Santo!
• De la misma forma, Dios nos
da las mismas
oportunidades que
tuvieron Ofni, Finees y Judas.
• ¿Qué nos pasara si las
rechazamos?
Dios trató de salvarlos
• 1 SAMUEL 2:27-29.
• Por ese tiempo, un varón de
Dios visitó a Elí y le dijo:
“Así dice el Eterno: ¿No
me manifesté claramente a
la casa de tu padre
(Aarón), cuando estaban en
Egipto, en casa de Faraón?
La tribu elegida
• 28 “Y lo elegí de entre
todas las tribus de Israel,
para que fuera mi
sacerdote, y ofreciera
sobre mi altar, quemara
incienso y llevara efod
ante mi; y di a la casa de
tu padre todas las
ofrendas de los Israelitas
•
De la tribu de Levi
•
Eligio a Aarón.
• De pastor de ovejas a
sacerdote.
Desagradecidos
• “¿Por qué habéis
hollado (diccionario,
pisar), los sacrificios y
presentes que yo
ordene y has honrado
a tus hijos más que a mí,
engordándoos de lo
principal de las ofrendas
de mi pueblo?
¿Qué era lo que Dios había ordenado para los sacerdotes?
• Note que Dios se dirige
directamente a Eli y lo califica de
responsable de esta “impiedad”,
porque.
• 1. O también lo había hecho.
Note que esto lo había ordenado
Dios aproximadamente 440 años
antes. Había ordenado que para
ellos era la piel
el pecho
• 2. O había comido de lo que sus
hijos le traían.
y la pierna derecha.
• 3. O lo sabía y no los había
corregido, por lo tanto Dios lo
tiene por culpable.
En lugar de obedecer ¿Qué
hacían los sacerdotes?
• En lugar de obedecer la Palabra de Dios 1 Samuel 2:1316 dice:
• 13 “Era costumbre de los sacerdotes que…el criado del
sacerdote, con un garfio de tres ganchos, 14 hería en la
caldera, en la olla, en el caldero o el pote; y todo lo que
sacaba el garfio lo tomaba para el sacerdote. 15 Pero
aun antes de quemar la grasa, venía el criado del
sacerdote, y decía al que sacrificaba; “Da carne al
sacerdote, porque no tomará de ti carne cocida, sino
cruda”. 16 Si le respondía: “Quemen primero la grasa, y
después toma tanto como queras”, él replicaba” “No,
ahora has de dar. De otra manera la tomaré por la
fuerza”.
Samuel al registrar la conducta de estos
sacerdotes dice: “Este pecado de aquellos
jóvenes era muy grave ante el Eterno,
porque los hombres menospreciaban
traer ofrenda al Eterno” (1 Samuel 2:17).
En realidad ¿Qué habían hecho
tanto Elí como sus hijos?
• Dios le dice a Elí que
habían hecho tres cosas
grabes.
• 1. Habían “hollado”, pisoteado
los sacrificios.
• 2. Habían “engordado”,
comiendo lo mejor de los
sacrificios que eran para Dios.
Y
• 3. Elí había “honrado a sus
hijos más que a Dios”.
• Jesús dice: “El que ama a su
hijo más que a mi, no es
digno de mi” (Mateo 10:37).
Elí se rindió ante las exigencias familiares en vez
de cumplir con su deber ante Dios en bien del
pueblo.
Colocó primero a sus hijos
después las cosas de Dios.
Jesús dijo: Buscad primero el reino de Dios” (Mateo 6:33).
Ellos olvidaron que la virtud no se hereda; se
adquiere. ¿Cómo?
• Los hijos de Elí heredaron dos
cosas.
• Primero. Una
responsabilidad sagrada. y
• Segundo. Un nombre
honorable
• Sin embargo, debido al
egoísmo, de tal manera se
habían convertido en
servidores de Satanás,
que merecían la reprobación
unánime del pueblo.
• Cuando su padre dejó de
ejercer su autoridad, se le
advirtió que así como la
reverencia y la honra
producen una cosecha de
buen carácter y utilidad,
también cuando se
siembra irreverencia y
deshonra los resultados
son pesares y chascos.
• “La ley del servicio propio
es la ley de la destrucción
propia (Léase DTG 577).
Ese es el carácter de
Satanás
Honro a los que me honran
• 1 SAMUEL 2: 30-36.
• El Señor continua diciéndole a
Eli por medio del “varón de
Dios”. 30 “Por eso, el Eterno,
Dios de Israel, dice:
Yo había prometido que tu
casa y la casa de tu padre
andarían delante de mi
perpetuamente. Pero ahora el
Eterno dice: Nunca haga yo
tal cosa, porque yo honro a
los que me honran, y
desprecio a los que me
desprecian.
•
O sea, a los que le dan la espalda a
su Santa Ley.
• 31 “Vienen días. En que cortaré tu brazo
y el brazo de la casa de tu padre de modo
que no haya anciano en tu casa
• 32 “Y veras tu casa humillada, mientras
que Dios colmara de vienes a Israel; y
en ningún tiempo habrá anciano en tu
casa.
• 33 “El varón de los tuyos
que yo no corte de mi
altar, quedará para
consumir tus ojos y
henchir tu animo de dolor.
Y todos los nacidos en tu
casa morirán a la edad
viril.
• 34 “Y te servirá de señal
lo que sucederá a tus dos
hijos, Ofni Finés, ambos
morirán en un día.
• 35 “Y yo levantaré un sacerdote fiel, que obre
conforme a mi deseo. Y le edificaré casa firme,
y andará ante mi ungido todos los días.
• 36 “El que quede de tu casa, vendrá a
postrársele por una moneda de plata y un
bocado de pan, diciendo: Te ruego que me
admitas en algún ministerio, para que pueda
comer un bocado de pan.
• Note lo ofensivo que es
para Dios el pecado, o
sea que los sacerdotes,
o cualquier persona se
atrevan a cambiar lo
que Dios ha ordenado.
• En este caso, este
pecado en particular,
hizo que Dios no
utilizara más a los
descendientes de
Aarón en el ministerio
sacerdotal conforme
Dios lo había dicho.
Jesús dijo: “Os aseguro que
mientras existan el cielo y la
tierra, ni una letra, ni un
punto de la Ley perecerán”
(Mateo 5:18).
Las promesa de Dios son condicionales
• Dios llamó para remplazarlos a otro descendiente de
Levi, (Léase 1 Crónicas 6:33-38). En este caso fue
Samuel.
• Este ejemplo nos enseña que las promesas de Dios son
condicionales, “porque ellos no permanecieron en
mi pacto, y me desentendí de ellos – dice el Señor
(Hebreos 8:9).
• O sea que cuando Dios cambia algo de su Palabra es
por nuestra culpa, más no es culpa de Dios, por que Él
dice: “No violaré mi pacto, ni cambiaré lo que ha
salido de mis labios” (Salmo 89:34).
• Puesto que Ofni y Fines, habían abusado de las
cosas santas del Señor, iban a sufrir una muerte
violenta.
• Dios en su infinito amor, con la esperanza de
desviarlos de su mal proceder, descorrió
brevemente la cortina del futuro.
• Habría sido natural esperar que los dos jóvenes
corrigieran su conducta cuando oyeran esta profecía,
a fin de no cosechar su cumplimiento
Debieran haber orado fervientemente.
Pero en lugar de eso: “No escucharon la voz de su padre” (2
Sam.2:25).
Dios sencillamente previo su condenación; no la
predeterminó.
Dios ratifica su decisión a Samuel
• 1 Samuel 3:11-18.
• Y el Eterno dijo a
Samuel: “Voy a ejecutar
en Israel tal cosa, que el
que la oiga, le zumbarán
los oídos.
• 12 “Aquel día despertaré
contra Elí todo lo que
he dicho acerca de su
casa de principio a fin.
• 13 “Le mostraré que
juzgaré su casa
siempre, por la
iniquidad que él conoce,
porque sus hijos han
blasfemado a Dios y él no
los reprendió
• 14 “Por eso he jurado a
la casa de Elí que la
iniquidad de su casa no
será espiada jamás, ni
con sacrificios, ni con
ofrendas”.
• En el juicio no tendrían a
Cristo como su abogado
puesto que no se habían
arrepentido.
• Los sacrificios y ofrendas
representaban a Cristo y ellos
las habían “hollado” (1
Sam.2:29).
• 15 Y Samuel temía descubrir la visión a Elí.
Pero Elí llamó a Samuel, y le dijo: “Hijo mío,
Samuel”. Y él respondió: “Aquí estoy”.
• 17 Y le preguntó: “¿Qué te habló el Eterno? Te
ruego que no me lo encubras. Que Dios te trate
con rigor, si me encubres palabra de todo lo
que habló contigo”.
18 Y Samuel se lo
manifestó todo sin
encubrirle nada.
Entonces él le dijo:
“El es el Eterno.
Haga lo que bien
le parezca”.
• Bien puede hacerse la
pregunta: ¿Porqué no
hablo Dios
directamente a Elí?
• Este parece haber sido
un hombre sincero y
humilde y HUMILDE
que deseaba paz y
rectitud por encima de
todo lo demás. Por lo
tanto, ¿Para qué hacer
intervenir a Samuel?
• La respuesta la encontramos
en (Patriarcas y Profetas
629).
• “Pero Dios ya no se
comunicaba más con Elí ni
con sus hijos”.
• Samuel vivió durante años en
un mal ambiente, y no podía
menos que ver la diferencia
entre las instrucciones dadas
en los rollos de la Ley y la
vida de los jóvenes sacerdotes
con quienes se había
relacionado íntimamente
• Primero. Si Samuel les
hubiera preguntado a ellos, tan
sólo habría recibido airados
desdenes. y
• Segundo. Los padres de
Samuel no estaban con él para
darle consejos, y vacilaba en
recurrir al mismo Elí.
• Mientras meditaba en este
asunto, finalmente Dios
interviene, y le manifiesta a
trabes de un sueño lo que iba
a suceder con los hijos de Elí,
si ellos persistían en su mal
proceder.
Samuel se encontraba entre
dos agua: ¿Les digo, o no les
digo?
•
La semilla sembrada no
rinde inmediatamente
una cosecha porque se
necesita tiempo para que
fruto llegue a su
madurez.
•
• De la misma forma, el
proceso del desarrollo del
carácter requiere tiempo:
un tiempo de gracia
•
Primero. Siembra.
Segundo. Nace.
Tercero. Ba creciendo lentamente.
Cuarto. Cosecha.
Apocalipsis 20:15. “El que no fue
hallado escrito en el Libro de la
Vida, fue lanzado en el lago de
fuego”.
• Tal fue el caso de Ofni y
Fines; así también es hoy
día.
• Finalmente “Dios
deshace a todos los que
se desvían de las
normas de su Ley porque
su astucia es falsedad”
(Salmo 119:118).
Por lo tanto. Desde el momento
en que una persona conoce el
plan de salvación comienza el
tiempo de gracia para él, y
termina cuando muere, y si está
vivo, en la segunda venida de
Cristo.
Oportunidades desechadas
• Del mismo modo en que Cristo
permitió que Judas ocupara
un puesto en que tuviera la
oportunidad de lograr éxito,
también Dios permitió que
Ofni y su hermano fueran
colocados en un puesto desde
el cual, confiando en Él,
pudieran llegar a ser
ministros aceptables.
• Si lo hubieran hecho Cristo
los habría aceptado.
• Con oración ferviente.
• Pero, al igual que Judas, los
hijos de Elí no se
entregaron a la
conducción Divina.
• Si embargo, cosecharon lo
que Pablo dice siglos más
tarde: “El que siembra para
la carne, de la carne segará
corrupción” (Gal 6:8).
• En su propia experiencia,
Samuel comprobó la
admonición de Pablo: “No
nos cansemos, pues, de
hacer el bien; porque a su
tiempo segaremos, si no
desmayamos” (Gal 6:9).
Apóstol Pablo
SE CUMPLE LA SENTENCIA
• 1 SAMUEL 4:10- 18.
• Pelearon, pues los filisteos,
e Israel fue vencido, y
huyeron cada uno a su
tienda. Y fue hecha una gran
mortandad.
• 11 Y el arca de Dios fue
tomada, y fueron muertos
los hijos de Elí, Ofni y
Finees.
• 12 Un hombre de Benjamín salió
corriendo de la batalla, y llegó ese
mismo día a Silo, rotos sus
vestidos y tierra sobre su cabeza.
• 13 Cuando llegó, Elí estaba
sentado en una silla vigilando
junto al camino; porque su
corazón estaba temblando por el
arca de Dios. Llegó, pues, aquel
hombre a la ciudad, y cuando dio
la noticia, toda la ciudad gritó.
• 14 Al oír la gritería, Elí
preguntó: “¿Qué
estruendo es ese?” Aquel
hombre vino aprisa y le
dio la noticia a Elí.
• 15 Elí ya era de 98 años
de edad, sus ojos se
habían entenebrecido, de
modo que no podía ver.
• 16 Dijo aquel hombre:
“Vengo de la batalla,
escape HOY del
combate”. Y Elí preguntó:
“¿Qué sucedió, hijo mío?
• 17 El mensajero respondió: “Israel huyó ante los
filisteos, y fue hecha gran mortandad en el
pueblo. También tus dos hijos, Ofni y Finees,
fueron muertos, y el arca de Dios fue tomada”.
• 18 Cuando él mencionó el arca de Dios, ELÍ
cayó hacia atrás de la cilla al lado de la puerta ;
y se le quebró la cerviz y murió; porque era
anciano y pesado.
• El historiador Josefo dice
que Elí en ese tiempo
había renunciado al
sacerdocio a favor de
Fines, pero que al ser
sacada el arca de Silo
advirtió a sus hijos, “Si
pretendían sobrevivir a
la captura del arca, no
debían presentarse más
ante el (Antigüedades v.
11.2).
• Si los dos jóvenes hubieran sido tan celosos en
obedecer la conducción del Señor en lo pasado
como lo eran ahora delante del enemigo en
defender el símbolo material de la presencia
divina, la historia posterior de Israel podría
haber sido muy diferente.
• Avían rehusado la conducción de Dios vez tras
vez, y ahora tuvieron que comprender que aun
la vida misma depende de una entrega plena a
Él. Pero aprendieron esta lección demasiado
tarde.
Para reflexionar
•
La lesión que nos da Dios en este
tema es que los hijos de Elí fueron
culpables de no respetar la orden en
cuanto a la parte de los sacrificios
que Dios les había asignado, y se
tomaban la parte de los sacrificios
que debían ser ofrecidos a Dios.
• Esto significaba “hollar” el sacrificio
de Cristo que sería sacrificado por el
pecador, es decir despreciar el plan
de salvación ofrecido
misericordiosamente por ellos, por lo
tanto, no tenían perdón.
Otro pecado: adulterio y fornicación.
• Otro motivo que tenía Dios
para castigarlos era que los
hijos de Elí “dormían con las
mujeres que velaban a la
entrada de la Tienda de la
Reunión” (1 Samuel 2:22).
• De acuerdo a 1 Samuel 4: 19,
sabemos que Finees era
casado, por lo tanto era
adultero.
• Ofni no se menciona que fuera
casado, por lo tanto era
fornicario.
• Pero ambos violaban el
séptimo y el décimo
Mandamiento de la Ley de
Dios.
• Como también violaron el
Quinto Mandamiento por no
“escuchar la voz de su
padre” (1 Samuel 2:25).
• Si hubieran escuchado la
voz de su padre se abrían
salvado.
Eli amo más a su familia
que a Dios.
¿Cuan fue el pecado
de Elí?
Elí fue rechazado por
colocar el amor que se le
debe a Dios, a los hijos lo
cual significaba que Dios
estaba en un segundo
plano en su vida (Léase
Mateo 10:37).
¿Qué piensa usted que
hará Dios con nosotros
si hacemos lo mismo?
• Dios debía haber
estado primero en su
vida.
Descargar

Diapositiva 1