¿Cuándo SOMOS CRISTIANOS? ¿SIEMPRE O EN OCASIONES?
JUAN 7:1 Después de estas cosas, andaba Jesús en Galilea; pues no quería
andar en Judea, porque los judíos procuraban matarle.
 2 Estaba cerca la fiesta de los judíos, la de los tabernáculos; 3 y le dijeron sus
hermanos: Sal de aquí, y vete a Judea, para que también tus discípulos vean las
obras que haces.
 4 Porque ninguno que procura darse a conocer hace algo en secreto. Si estas
cosas haces, manifiéstate al mundo.








5 Porque ni aun sus hermanos creían en él.
6 Entonces Jesús les dijo: Mi tiempo aún no ha llegado, mas vuestro tiempo
siempre está presto.
7 No puede el mundo aborreceros a vosotros; mas a mí me aborrece, porque yo
testifico de él, que sus obras son malas.
8 Subid vosotros a la fiesta; yo no subo todavía a esa fiesta, porque mi tiempo
aún no se ha cumplido.
9 Y habiéndoles dicho esto, se quedó en Galilea.
10 Pero después que sus hermanos habían subido, entonces él también subió a la
fiesta, no abiertamente, sino como en secreto.
NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, EMPEZO SOLO SU MINISTERIO, por lo que no
es sorprendente que nuestras invitaciones, no sean aceptadas.





JUAN6:44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre
que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en
el día postrero.
45 Escrito está en los profetas: Y serán todos
enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oyó
al Padre, y aprendió de él, viene a mí.
46 No que alguno haya visto al Padre, sino aquel
que vino de Dios; éste ha visto al Padre.
47 De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí,
tiene vida eterna.
48 Yo soy el pan de vida.

PIDAMOS AL PADRE, tenga misericordia de…
Mat 11:1 Cuando Jesús terminó de dar instrucciones
a sus doce discípulos, se fue de allí a enseñar y a
predicar en las ciudades de ellos.
 2 Y al oír Juan, en la cárcel, los hechos de Cristo, le
envió dos de sus discípulos, 3 para preguntarle: ¿Eres
tú aquel que había de venir, o esperaremos a otro?
 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Id, y haced saber a
Juan las cosas que oís y veis.
 5 Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son
limpiados, los sordos oyen, los muertos son
resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio;
6 y bienaventurado es el que no halle tropiezo en mí.






Juan 1:26 Juan les respondió diciendo: Yo bautizo con
agua; mas en medio de vosotros está uno a quien vosotros
no conocéis.
27 Este es el que viene después de mí, el que es antes de
mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del
calzado.
28 Estas cosas sucedieron en Betábara, al otro lado del
Jordán, donde Juan estaba bautizando.
29 El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo:
He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del
mundo.
30 Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un
varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo.

Normalmente, en caso de problemas en lugar de
mantenernos firmes caemos a lo viejo, al pecado anterior o
en la adicción.
2Pedro 2:20 Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las
contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y
Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos,
su postrer estado viene a ser peor que el primero.
 21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de
la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del
santo mandamiento que les fue dado.
 22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro
vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.










Mateo 10:32 A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le
confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.
33 Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de
mi Padre que está en los cielos.
34 No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino
espada.
35 Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su
madre, y a la nuera contra su suegra; 36 y los enemigos del hombre serán los de su casa.
37 El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija
más que a mí, no es digno de mí; 38 y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es
digno de mí.
39 El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.
40 El que a vosotros recibe, a mí me recibe; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió.
41 El que recibe a un profeta por cuanto es profeta, recompensa de profeta recibirá; y el
que recibe a un justo por cuanto es justo, recompensa de justo recibirá.
42 Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por
cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa.

SEGUIR A NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. OREMOS
Descargar

Juan 1:29 El siguiente día vio Juan a Jesús que venía