TESTIMONIOS DE DOCTORES DE LA IGLESIA
La Iglesia ha otorgado oficialmente el reconocimiento para algunos Santos por su vida espiritual y por ser eminentes
maestros de la Fe que han sido fecundos con sus enseñanzas para la vida de la iglesia, al inicio del cristianismo se
otorgó a cuatro latinos y cuatro griegos como Padres de la iglesia y después han sido reconocidos 25 Santos como
Doctores de la Iglesia sumando en total de 33. Los que a continuación se mencionan han imitado las virtudes y vida de
Nuestro Padre San Elías y lo han proyectado en los grupos monásticos que fundaron. San Gregorio Obispo de Niza,
San Basilio eminente Teólogo, San Gregorio Nacianceno Teólogo, San Atanasio Obispo de Alejandría Egipto, San Irineo
y San Crisóstomo fundadores de ordenes monásticas.
SAN JERÓNIMO
SAN AMBROSIO
Nació en Dalmacia actual Croacia.
Año 340-420. Hizo la traducción al latín
de la Sagrada Escritura. Fue uno de los
Cuatro Doctores de la Iglesia Latina.
Promovió la vida Monástica y reconoció
a Elías y Eliseo como príncipes de la
Orden y caudillos de los hijos de
los Profetas.
Nació en Treveris Alemania año
340-397 Doctor de la Iglesia.
Arzobispo de Milán. Se hizo famoso
por un Tratado sobre la Pureza.
Describe a Elías y Eliseo como hombres
vestidos con piel de cabra, oprimidos
por angustias y sufrimientos, con una
vida austera en el desierto dedicada
al ayuno y oración.
SAN AGUSTÍN
SAN BERNARDO
Nació en Tagaste actual Argelia año
354-430. Fue obispo de Hipona y
convertido gracias a la fervorosa oración
de su Madre Santa Mónica.
La obra del Santo se plantea como un
Largo diálogo entre la criatura y el
creador, se mantenía en constante
Meditación y oración como lo enseña
San Elías.
Nació en Francia 1090-1153
Doctor de la Iglesia, gran orador.
Lo llamaban el Doctor Boca de Miel
por su elocuencia.
Fundó muchos monasterios y fue un
monje de oración y meditación.
Escribió del Santo Elías una oración
de alabanza.
San Elías fue el primer fundador de los Monjes porque fue el primero que se consagró a Dios
con votos de obediencia, pobreza y castidad. San Jerónimo le da el título de Príncipe de los Monjes.
Descargar

Diapositiva 1