Gen 1: 1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
2 La tierra estaba desordenada y vacía, las tinieblas
estaban sobre la faz del abismo y el espíritu de Dios
se movía sobre la faz de las aguas…
Gen 10: 32: Éstos son los linajes de los hijos de Noé según
sus descendencias y naciones. De estos se
esparcieron las naciones en la tierra después del
diluvio.
Gen 11:1: Tenía entonces toda la tierra una sola lengua y
unas mismas palabras.
 2 Sam 1:11: [Después de que llegue el joven] Entonces David y
los que lo acompañaban se rasgaron la ropa en señal de
dolor, 12 y lloraron y lamentaron la muerte de Saúl y de
su hijo Jonatán, lo mismo que la derrota que habían
sufrido los israelitas, el ejército del Señor, y ayunaron
hasta el atardecer.
 13 Después David le preguntó al joven que le había






traído la noticia:
—¿Tú de dónde eres?
—Soy extranjero, un amalecita —contestó él.
14 —¿Y cómo es que te atreviste a levantar tu mano
contra el rey escogido por el Señor? —exclamó David,
15 y llamando a uno de sus hombres, le ordenó:
—¡Anda, mátalo!
...
17 David entonó este lamento por la muerte de Saúl y
de su hijo Jonatán…
 1Reyes 19.9: Al llegar, entró en una cueva, y allí
pasó la noche. Pero el Señor se dirigió a él, y le
dijo: «¿Qué haces aquí, Elías?»
 10 Él respondió: «He sentido mucho celo por ti,
Señor, Dios todopoderoso, porque los israelitas
han abandonado tu alianza y derrumbado tus
altares, y a filo de espada han matado a tus
profetas. Sólo yo he quedado, y me están
buscando para quitarme la vida.»
 1Reyes 19.11: Y el Señor le dijo: «Sal fuera y quédate de pie ante mí,
sobre la montaña.»
 En aquel momento pasó el Señor, y un viento fuerte y poderoso
desgajó la montaña y partió las rocas ante el Señor; pero el Señor no
estaba en el viento. Después del viento hubo un terremoto; pero el
Señor tampoco estaba en el terremoto. 12 Y tras el terremoto hubo
un fuego; pero el Señor no estaba en el fuego. Pero después del
fuego se oyó un sonido suave y delicado. 13 Al escucharlo, Elías se
cubrió la cara con su capa, y salió y se quedó a la entrada de la cueva.
En esto llegó a él una voz que le decía: «¿Qué haces ahí, Elías?»
 14 Él contestó: «He sentido mucho celo por ti, Señor, Dios
todopoderoso, porque los israelitas han abandonado tu alianza y
derrumbado tus altares, y a filo de espada han matado a tus
profetas. Sólo yo he quedado, y me andan buscando para quitarme
la vida.»
 “…Dios creó los cielos y la tierra.”
 En el uso de esta expresión se refleja la costumbre
semítica de abarcar una totalidad mencionando dos
elementos extremos u opuestos (cf. Gn 2.9).
 “…el conocimiento de bien y el mal.”
 Una forma retórica común en la Biblia
 Implicito: “y todo lo demás”
 Lingüísticamente se distingue entre
“nosotros” (restringido) y “nosotros”
(amplio).
 Otras distinciones (Moisés diciendo “el
Señor su Dios”).
 Al nivel de cognición: el merismo (en forma literal)
puede funcionar al revés a su intención.
 Por ejemplo, algunos idiomas inclusivos/exclusivos
entienden “merismos” (literales) en una manera
restringida (por ej., sólo los cielos y la tierra o el bien y
el mal) en vez de una forma de decir “y todo lo demás”.
Exo 23.6: Al día siguiente por la mañana se levantaron y
ofrecieron holocaustos y sacrificios de reconciliación.
Después el pueblo se sentó a comer y beber, y luego
se levantaron a divertirse.
Nota: el verbo hebreo traducido aquí por divertirse se
refiere a prácticas de carácter sexual.
 Num 22. 13: Balaam se levantó por la mañana y dijo a
los príncipes de Balac:
 —Volveos a vuestra tierra, porque Jehová no me quiere
dejar ir con vosotros.
 14 Los príncipes de Moab se levantaron, regresaron a
donde estaba Balac y le dijeron:
 —Balaam no quiso venir con nosotros.
Descargar

Slide 1