EL REALISMO Y EL
ARTE
La segunda mitad del siglo XX es
la época dorada de la novela
asociada al triunfo social de la
burguesía. Los escritores
describen con espíritu crítico y
realista la nueva sociedad.
Una sociedad capitalista movida
por el poder y el dinero
CARACTERÍSTICAS DE LA
NOVELA REALISTA
• «Llegado que fue a su serrería Sorel llamó a gritos a su hijo
Julián. Nadie contestó. No vio más que a sus dos hijos
mayores, gigantes que, armados de enormes hachas,
encuadraban los troncos de abeto que debían pasar a la
sierra. Atentos a seguir con exactitud la línea negra trazada en
los troncos, no oyeron la voz de su padre. Éste entró en el
cobertizo, y buscó con la vista a Julián en el sitio que debía
ocupar, es decir junto a la sierra. No estaba allí, sino cinco o
seis pies más alto, montado sobre uno de los travesaños del
techo. En vez de vigilar con atención la marcha del mecanismo
industrial, Julián leía. No podía haberse ocupado en cosa que
tanto sacase de sus casillas a su Padre. Éste le habría
perdonado tal vez lo desmedrado de su cuerpo, poco a
propósito para los trabajos de fuerza; pero su manía literaria le
era sencillamente odiosa: él no sabía leer.»
• Rojo y negro, Sthendal
• Verosimilitud:
– Realidad cotidiana
– Contexto contemporáneo
– Psicología de los personajes
• Narrador omnisciente
• Sobriedad:
– Estilo sencillo y sin complicaciones
– Narración lineal
– Claridad y exactitud
• Conflicto del protagonista con la
sociedad. Fracaso
PINTURA REALISTA
El Agelus, Jean-Francoise Millet, 1858.
Las espigadoras, Jean.Francoise Millet, 1857
• Millet pinta la vida sencilla del labriego en los
campos con una profunda simpatía y
comprensión, como hasta entonces no había
existido. Aquellos campesinos son su propia
gente, y Millet los describe con sinceridad y
dignidad. Esta simpatía por el oprimido, por el
humilde, desata las críticas de los académicos,
y de algunos burgueses que le identifican
incluso con las ideas socialistas y
revolucionarias de las comunas. Identifica el
trabajo rural con la Naturaleza y le atribuye un
cierto carácter religioso, ("El Ángelus").
La lavandera,
Honoré Daumier,
1863.
•
Es una de las obras que realizó retratando a las clases humildes.
De ellas se desprende la impresión de sufrimiento, del trabajo
agotador que desempeñan. No obstante, también puede
apreciarse que la lavandera es fuerte, robusta, lo que reflejaría
su consideración como una heroína, un «monumento a la
honradez».. Este cuadro se trata de una exaltación de la mujer,
trabajadora y madre a la vez.
Se representa como centro del cuadro a una mujer solitaria y
trabajadora, que ha terminado su jornada y sube las escaleras,
desde las orillas del Sena, dando la mano a un niño. Va cargada
con un fardo en el que lleva ropa. Detrás de ella se ven las
casas brillando esquemáticamente a la luz vespertina
En este cuadro, Daumier pinta mediante masas compactas, con
fuertes contrastes de claroscuro. La lavandera aparece como
una oscura silueta, el fondo está iluminado.
• A lo largo de las cubetas para lavar, colocadas a ambos
lados del pasadizo central, se hallaban dos filas de
mujeres, con los brazos desnudos hasta los hombros, con
el cuello descubierto, con las faldas suspendidas, dejando
ver sus medias de color y sus fuertes zapatos atados.
Golpeaban furiosamente y se reían, incorporándose para
gritar una palabra en medio de aquella algazara; se
agachaban al fondo de sus cubetas, inmundas, brutales,
desmadejadas, con la ropa empapada como por un
chaparrón, con las carnes enrojecidas y humeantes. A sus
pies corría un verdadero arroyo.
• La taberna, Emile Zolá
•
«Cuando «La Taberna» apareció publicada en un diario, fue
atacada y denunciada con una rudeza sin precedentes, y se le
imputaron todos los crímenes. ¿Es indispensable que aquí, en
algunas líneas, explique mis intenciones de escritor? He querido
describir la trayectoria, fatalmente en decadencia, de una familia
obrera, dentro del marco corrompido de nuestros arrabales. La
embriaguez y la ociosidad conducen al relajamiento de los lazos
familiares, a las impurezas de la promiscuidad, al olvido
progresivo de los sentimientos honestos, que tienen como lógica
conclusión la vergüenza y la muerte. La taberna trata simplemente
de la moral en acción.»
Tres mujeres en la
iglesia, Wilhelm Leibl,
1878
Adiós a
Inglaterra,
Ford Madox
Brown
En huelga, Hubert von
Herkomer, 1891.
Tiempos difíciles, Hubert von Herkomer.
Los sirgadores del Volga, Ilya Repin, 1880
Negando confesión, Iliy Replin.
Cierva con
su cría, Rosa
Bonheur,
1845
Arando en Nivernais, Rosa Bonheur, 1849
TRABAJO
• Realizar un relato realista inspirado
en uno de estos cuadros.
• El data está disponible para
descargar en el blog:
• losespejosvelados.wordpress.com
Descargar

Title