La misión: una nueva
experiencia de iglesia
Características de un
nuevo paradigma
Nuevo paradigma en Aparecida
1. Todo se funda en Jesucristo:
encuentro, kerigma, conversión,
VIDA.
2. Todo Creyente es discípulomisionero
3. La Iglesia es integralmente
misionera
Esquema de la presentación
1. El objetivo: la vida en Cristo, el kerigma.
2. Destinatarios: “nuestros pueblos”, su vida y
su cultura
3. Los agentes: todos los bautizados y las
comunidades.
4. Sus dimensiones: permanente, integral,
renovadora.
1. El objetivo de
nuestra misión:
La vida en Cristo
Kerigma de salvación
La propuesta de Jesucristo:
“El contenido
fundamental de esta
misión es la oferta
de una vida plena
para todos”. DA
361
“Toda actividad misionera
debe transparentar esta oferta
de una vida más digna, en
Cristo, para cada hombre y
para cada mujer”. 361
“comunicar la vida de
Jesucristo a todas las
personas”. 386
“La vida en Cristo incluye:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
la alegría de comer juntos,
el gusto de trabajar y de aprender,
el gozo de servir a quien nos necesite,
el contacto con la naturaleza,
El entusiasmo de proyectos comunitarios,
El placer de una sexualidad vivida según el
Evangelio,
todas las cosas que el Padre nos regala”.
DA 356
La vida en Cristo amplía los horizontes
A la Samaritana le da más que el
agua del pozo...
Él mismo se entrega como vida
en abundancia.
Es una participación en la vida de
amor del Dios Uno y Trino.
Comienza en el bautismo y llega
a la resurrección final. DA 357
El kerygma
• Es una llamada a tomar
conciencia de esa vida
que se nos ofrece en
Cristo muerto y
resucitado.
• “Esto es lo primero
que necesitamos
anunciar y también
escuchar”. DA 348
“El encuentro con Cristo
• que da origen a la iniciación cristiana…
debe renovarse constantemente por el
testimonio, el anuncio y la acción misionera
de la comunidad.
• El kerygma no sólo es una etapa, sino el
hilo conductor de un proceso que culmina
en la madurez del discípulo de Jesucristo”.
DA 278
“Sin el Kerygma
• los demás aspectos del proceso creyente
están condenados a la esterilidad, sin
corazones verdaderamente convertidos.
• Sólo desde el kerygma se da la
posibilidad de una iniciación cristiana
verdadera.
• La Iglesia ha de tenerlo presente en todas
sus acciones”. DA 278
2. “Para que nuestros pueblos
en Él tengan vida”
Los destinatarios de la misión
“No es fácil definir las fronteras
• entre la atención a los fieles, la nueva
evangelización y la actividad misionera…
• Hay interdependencia entre las diversas
actividades de la iglesia: cada una influye en la
otra, la estimula y la ayuda.
• El dinamismo misionero crea un intercambio
entre las iglesias”. RM 34
“No se trata de multiplicar acciones
• Sino de que nuestros planes avancen en
consideraciones más amplias, concretas, y
adaptadas a las necesidades de la
realidad.
• ¿Cómo puede contribuir la Iglesia a la solución
de los urgentes problemas sociales y políticos,
y responder al gran desafío de la pobreza y de
la miseria?” DA 333
“Esta Conferencia se propone
• recordar a todos los
fieles que, en virtud de
su bautismo, están
llamados a ser
discípulos y misioneros
de Jesucristo”. (DA 10)
Urge llegar a la gran masa de católicos
que se han alejado de la Iglesia o ya no
practican su fe. A los que se han unido a
otras iglesias, sectas...
“Muchas veces, la gente sale de la Iglesia no
por lo que los grupos “no católicos”
creen, sino por lo que ellos viven; no por
motivos dogmáticos, sino pastorales; no
por problemas teológicos, sino
metodológicos de nuestra Iglesia.”(DA
225)
Acercarse a los dirigentes
• “Una tarea de gran
importancia es la formación
de pensadores y personas
que estén en los niveles de
decisión.
• Urge la evangelización de
empresarios, políticos y
formadores de opinión, el
mundo del trabajo, dirigentes
sindicales”. DA 492
Los pobres y migrantes
• Hay que ir, como buenos
samaritanos, al
encuentro de las
necesidades de los
pobres y los que sufren y
crear “las estructuras
justas que son una
condición sin la cual no
es posible un orden justo
en la sociedad…”. 537
“La opción preferencial por los pobres
• exige una atención pastoral
atenta a los constructores de
la sociedad. Si muchas de las
estructuras generan pobreza,
en parte se ha debido a la
falta de fidelidad de muchos
cristianos con especiales
responsabilidades políticas,
económicas y culturales”. 501
“La familia, el valor más querido.
• Es uno de los ejes transversales
de toda la acción evangelizadora
• En toda diócesis se requiere una
pastoral familiar “intensa y
vigorosa” para proclamar el
evangelio de la familia,
promover la cultura de la vida, y
trabajar para que los derechos
de las familias sean reconocidos
y respetados”. DA 435
“Los jóvenes y adolescentes
• Representan un enorme
potencial para el presente y
futuro de la Iglesia y de nuestros
pueblos, como discípulos y
misioneros del Señor Jesús.
• Están llamados a transmitir a sus
hermanos jóvenes, la corriente
de vida que viene de Cristo, y a
compartirla en comunidad
construyendo Iglesia y sociedad”.
DA 443
3. El sujeto de
la misión:
discípulos y
misioneros
“Para convertirnos en una Iglesia
• llena de ímpetu y de audacia, tenemos
que ser de nuevo evangelizados y fieles
discípulos.
• Todos estamos llamados a “recomenzar
desde Cristo”, a reconocer su presencia
con el mismo poder de vida que tuvo su
encuentro con los primeros discípulos”.
DA 549
“La misión es inseparable
• del discipulado: no debe entenderse
como una etapa posterior a la
formación, aunque se realice de acuerdo
a la propia vocación y oportunidad”.
DA 278
• Tenemos que reaprender
a ser discípulos de Cristo
“Sólo gracias a ese encuentro
que se convierte en familiaridad
y comunión,
por desborde de gratitud y
alegría,
somos rescatados de nuestra
conciencia aislada
y salimos a comunicar a todos
la vida verdadera”. DA 549
“Cuando crece la conciencia
de pertenencia a Cristo,
crece también el
ímpetu de comunicar a
todos el don de ese
encuentro”. DA 145
“Discipulado y misión
• son como las dos caras
de una misma medalla:
cuando el discípulo está
enamorado de Cristo, no
puede dejar de anunciar
al mundo que sólo Él
nos salva”. DIA
Una iglesia
integralmente
misionera
La Diócesis está llamada
• a ser una comunidad
misionera.
• Necesita salir al
encuentro de quienes
aún no creen en Cristo
y responder a los
grandes problemas de
la sociedad en la cual
está inserta. N 168
“En la comunidad parroquial
• Todos son responsables de
la evangelización de los
hombres y mujeres en cada
ambiente.
• El Espíritu Santo les es
enviado en cuanto miembros
de la iglesia.
• Él abre las comunidades a la
tarea misionera, como en
Pentecostés”. DA 171
“Ante el inmenso número
• de alejados y de quienes no conocen a Cristo
todas nuestras Parroquias deben volverse
misioneras.
• Las grandes ciudades nos exigen gran
imaginación y creatividad para llegar hasta las
multitudes que anhelan el Evangelio.
• Urge la creación de nuevas estructuras
pastorales”. N. 173
“Los esfuerzos de las Parroquias
deben orientarse a la
convocatoria y la
formación de laicos
misioneros.
Sólo a través de ellos
podremos responder a
las exigencias
misioneras del
momento actual”. 174
“Por sus enormes dimensiones
• Urge sectorizar las
parroquias en unidades
más pequeñas, con
equipos propios de
animación y de
coordinación que
permitan mayor
proximidad a las personas
y los grupos”. 372
Las pequeñas comunidades
“Las Comunidades Eclesiales de Base
• Despliegan su compromiso misionero entre los
más sencillos y alejados y entre los pobres.
• Son fuente de variados servicios a favor de la
vida en la sociedad y en la Iglesia.
• Son un signo de vitalidad en la Iglesia.
• Revitalizan las parroquias convirtiéndolas en
comunidad de comunidades”. DA 179
4. Dimensiones de la misión
1. Permanente
2. Integral
3. El nuevo paradigma:
conversión pastoral
1. Misión permanente
• Hoy, toda la Iglesia en
América Latina quiere
ponerse en estado de
misión. 213
• Se trata de poner a la
Iglesia en estado
permanente de
misión. 551
2. La misión nos afecta a todos
• “Esta firme decisión
misionera debe impregnar
todas las estructuras
eclesiales y todos los planes
pastorales de diócesis,
parroquias, comunidades
religiosas, movimientos, y
de cualquier institución de
la Iglesia”. N. 365
“Ninguna comunidad debe excusarse
• de entrar decididamente, con todas sus
fuerzas, en los procesos de renovación
misionera, y de abandonar las estructuras
caducas que ya no favorezcan la transmisión
de la fe.
• La conversión personal está al servicio de la
instauración del Reino de vida”. DA 365- 366
3. “La conversión pastoral
• exige que pasemos de una pastoral de
mera conservación a una pastoral
decididamente misionera,
• haciendo que la Iglesia se manifieste
como una madre que sale al encuentro,
una casa que acoge y una escuela
permanente de comunión misionera”.
DA 370
“La Iglesia necesita
• una fuerte conmoción
que le impida instalarse en
la comodidad, el
estancamiento y en la
tibieza, al margen del
sufrimiento de los pobres.
• Un nuevo Pentecostés y
cálidos espacios de oración
comunitaria”. DA 362
Urge profundizar y enriquecer
• todas las razones y
motivaciones que
permitan convertir a cada
creyente en un discípulo
misionero.
• Necesitamos desarrollar
la dimensión misionera
de la vida en Cristo. 362
Partir de la persona y la
comunidad
Una misión testimonial y
profundamente
comunitaria
La conversión pastoral
• requiere auténticas comunidades de
discípulos misioneros en torno a Jesucristo,
Maestro y Pastor.
• Con actitudes de apertura, diálogo y
disponibilidad para promover la
corresponsabilidad y participación de
todos los fieles.
• Hoy, más que nunca, el testimonio de
comunión eclesial y la santidad son una
urgencia pastoral. DA 368
El amor y el don total de sí mismos
• con la medida de Jesús,
debe ser la característica
de la Iglesia
• y su testimonio de
caridad fraterna será el
primero y principal
anuncio, “reconocerán
que son mis discípulos”.
DA 138
“Los laicos están llamados
• a participar en la acción
pastoral de la Iglesia,
primero con el
testimonio de su vida y,
en segundo lugar, con
acciones en el campo de la
evangelización, la vida
litúrgica y otras formas de
apostolado”. DA 211
“La vocación del discípulo misionero
• es convocación a la
comunión en la
Iglesia.
• No hay discipulado
sin comunión”. 156
Nuestra misión será fecunda
Si responde a los clamores del
hombre de hoy.
No orientarla sólo hacia metas
internas (aumentar los grupos
los católicos, etc.)
Es una diakonía a favor del cambio
de época. Alentar los nuevos
procesos para que tengan
plenitud de Vida.
Es una misión centrada en la vida.
Descargar

La misión: una nueva experiencia de iglesia.