Fe y razón
Reseña
Aquí echaremos una mirada a…
 El significado de la fe
 El papel de la razón
 El cuadro general
¿Qué es
la fe
bíblica?
Fe ciega
 Muchos piensan que deberíamos creer con una
fe “ciega”.
 Sostienen que, si necesitamos evidencia para
demostrar lo que creemos, rebaja el valor de la
fe auténtica.
 Algunos llegan al punto de desalentar o aun
condenar el intelectualismo.
Perspectiva histórica
 No es éste el concepto tradicional de la fe.
 Históricamente, los cristianos valoraban el
conocimiento porque creían que podían
descubrir verdades acerca de Dios en el mundo
que los rodeaba.
 De hecho, fue la búsqueda de conocimiento de
cristianos que dio origen a la ciencia moderna.
El impacto de Darwin
 Entonces, ¿qué pasó? El darwinismo.
 Como la ciencia pareció abrazar la evolución a
principios del siglo XX, los cristianos
comenzaron a rechazar la ciencia.
 El resultado ha sido una constante tendencia a
alejarse del intelectualismo, especialmente en la
rama evangélica de la iglesia.
Fe emocional
 Hoy muchas iglesias promueven una fe
emocional.
 Se centran mucho más en alcanzar el corazón
de las personas que su mente.
 Algunas no sólo desalientan las preguntas sino
que las rotulan como falta de fe.
 Sin embargo, no es éste el concepto bíblico de
la fe.
Fe bíblica
 La fe bíblica involucra convicciones firmes y una
transferencia de dependencia hacia Dios.
 La palabra griega para fe, pistos, significa
actuar según lo que sabemos y responder a una
verdad establecida.
 En otras palabras, la fe está basada en el
conocimiento de que algo es verdadero.
La fe, definida
 Este es el mensaje de Hebreos 11:1: “la fe es la
garantía de lo que se espera, la certeza de lo
que no se ve”.
 La garantía proviene de saber que algo es
verdadero basado en la evidencia disponible.
 Si las cosas que podemos probar son
verdaderas, podemos estar seguros, o
convencidos, de las cosas que no podemos
probar.
Fe y evidencia
 Por eso los escritores del Nuevo Testamento
apuntan continuamente a la resurrección.
 Si se puede demostrar que la resurrección es
verdadera –y la evidencia indica que es así–
podemos tener confianza en que el cristianismo
es verdadero.
 Muchos pasajes subrayan la importante relación
entre el corazón y la mente.
Salmo 119
 Versículo 66: “Impárteme conocimiento y buen
juicio, pues yo creo en tus mandamientos”.
 Debemos creer en nuestro corazón, pero
también debemos alimentar nuestra mente con
la verdad de Dios.
Proverbios 23
 Versículo 23: “Adquiere la verdad y la sabiduría,
la disciplina y el discernimiento, ¡y no los
vendas!”.
 Debemos buscar conocer y entender la verdad
de Dios a cualquier costo.
Mateo 22
 Versículo 37: Jesús nos dice que amemos a
Dios con todo nuestro corazón… y con toda
nuestra mente.
 Para amar a Dios plenamente tenemos que
estar convencidos, tanto emocionalmente como
intelectualmente.
2 Timoteo 2
 Versículo 15: “Esfuérzate por presentarte a Dios
aprobado, como obrero que no tiene de qué
avergonzarse y que interpreta rectamente la
palabra de verdad”.
 Como obreros, Dios quiere que nos esforcemos
por conocer y entender su verdad.
1 Corintios 14
 Versículo 20: “No sean niños en su modo de
pensar. Sean niños en cuanto a la malicia, pero
adultos en su modo de pensar”.
 Dios no quiere que lo amemos con una fe ciega
sino que nos comprometamos intelectualmente
con nuestra fe.
Una analogía
 Dos personas se acaban de encontrar y sienten
una fuerte atracción mutua, pero no se conocen
realmente.
 ¿Deberían casarse?
 No. Los sentimientos agradables y difusos no
son una base sólida para las decisiones.
 Lo mismo ocurre con nuestras creencias
religiosas.
Un imperativo
 Pensar no es una opción para los cristianos,
sino un imperativo.
 Dios nos dio una mente con un propósito:
¡Quiere que la usemos!
 Quienes se esfuerzan por conocer y entender la
verdad de Dios experimentan la verdadera fe
bíblica.
Resumiendo…
Jesucristo nos llama a seguirlo, pero no con
una fe ciega. No pide creencia sin evidencia,
sino compromiso sin reservas. Así que nos dice
que amemos a Dios con toda nuestra mente
además de hacerlo con todo nuestro corazón…
– Cliffe Knechtle
¿Qué es
la fe
bíblica?
Salto de fe
 La Biblia no habla de la fe como un “salto”
irracional.
 El cuadro que da la Biblia es de razones que se
dan, que pueden examinarse, y personas que
se convencen.
 El único “salto” es el de la obediencia.
La evidencia
 La fe, entonces, es una ponderación de la
evidencia.
 La evidencia en el Nuevo Testamento se centra
en las obras y la resurrección de Cristo.
 La evidencia en el Antiguo Testamento se
centra en la obra de Dios, en el Éxodo y en
otras partes.
El proceso
 Cuando abrimos nuestro corazón a Dios, el
Espíritu Santo nos convence de nuestra
pecaminosidad y nos lleva a examinar nuestras
creencias.
 El Espíritu Santo nos expone a evidencias que
cuestionan y trastocan nuestras falsas
creencias.
 Por eso la Biblia habla de la fe como algo que
crece.
El peligro
 Cuando no nos dedicamos a alimentar nuestra
mente, pone en cortocircuito este proceso.
 Esto puede llevar al empobrecimiento espiritual.
 El resultado es una fe inmadura y superficial
que tal vez no soporte los desafíos de la vida.
Mateo 24
 Este es el punto que señala Jesús en la
parábola de los dos fundamentos.
 Una casa estaba edificada sobre un
fundamento sólido; la otra, sobre arena.
 Cuando vino la tormenta, la casa edificada
sobre la roca soportó las aguas del diluvio, pero
la que estaba edificada sobre la arena fue
arrasada.
Nuestro testimonio
 Cuando no alimentamos nuestra mente, afecta
también nuestra capacidad para testificar a
otros.
 ¿Por qué alguien habría de creernos si nuestra
fe está basada en sentimientos difusos?
 Esto ocurre especialmente cuando se trata de
nuestros hijos. Si no podemos defender
nuestras creencias, corremos serio riesgo de
perderlos.
Lucas 6
 Esto es lo que Jesús señala en la parábola del
ciego: “¿Acaso puede un ciego guiar a otro
ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo?”.
 Si queremos llevar personas a Cristo, tenemos
que poder explicar y defender nuestras
creencias ante otros.
Cabeza y corazón
 Debemos tener pasión, corazones encendidos
por las cosas de Dios.
 Pero también debemos trabajar con la misma
intensidad para comprometernos
intelectualmente con nuestra fe.
 Hay muchos pasajes bíblicos que enfatizan el
papel que juega la razón en nuestra fe.
Proverbios 14
 Versículo 15: “El ingenuo cree todo lo que le
dicen; el prudente se fija por dónde va”.
 Una persona prudente examina algo
cuidadosamente antes de poner su confianza
en él.
Isaías 1
 Versículo 18: “‘Venid ahora, y razonemos’, dice
el Señor”*.
 Dios no espera que creamos ciegamente. Él
presenta el caso y nos permite juzgar por
nosotros mismos.
*La Biblia de las Américas
1 Pedro 3
 Versículo 15: “Estén siempre preparados para
responder a todo el que les pida razón de la
esperanza que hay en ustedes”.
 Como un abogado, debemos poder siempre
ofrecer evidencia para defender las
convicciones que sostenemos.
1 Tesalonicenses 5
 Versículo 21: “Sométanlo toda a prueba,
aférrense a lo bueno”.
 Debemos protegernos del engaño poniendo
todo a prueba.
Una analogía
 La evolución es promovida por científicos
renombrados como Stephen Hawking.
 ¿Debemos aceptarla simplemente en base a
esto?
 No. Tenemos que examinar la evidencia.
 Lo mismo ocurre cuando se trata de creencias
religiosas: debemos probarlas.
Sea diligente
 La fe no es un estado emocional sino una
acción que exige conocimiento y razón.
 Dios nos revela su verdad y nos desafía a
compararla con las otras afirmaciones de
verdad del mundo.
 Quienes se muestran diligentes en esta tarea
obtienen un poderoso testimonio interno y
externo a favor de la verdad del evangelio.
Resumiendo…
Cristo nunca quiso que sigamos siendo niños
en inteligencia. Al contrario, nos dijo que
seamos no sólo “sencillos como palomas” sino
también “astutos como serpientes”. Él quiere un
corazón de niño, pero la cabeza de un adulto.
– C. S. Lewis
¿Qué es
la fe
bíblica?
Fe emocional
 Las emociones no son malas, y pueden ser
expresiones válidas de alabanza y adoración.
 Sin embargo, las emociones pueden desdibujar
las cosas y abrir la puerta a la voz de un
engañador astuto.
 Por ésta y otras razones, es crucial que los
cristianos se involucren intelectualmente con su
fe.
Sea discernidor
La fe nunca significa credulidad. El hombre que
cree todo está tan lejos de Dios como el hombre
que se rehúsa a creer en nada.
– A. W. Tozer
Corazón y cabeza
 La clave es mantener en equilibrio el corazón y
la cabeza.
 Demasiado corazón significa que podemos ser
llevados de aquí para allá por todo viento de
enseñanza (Efesios 4:14).
 Demasiada cabeza significa que podemos
envanecernos por el conocimiento (1 Corintios
8:1).
Un equilibrio
Si sometemos todo a la razón, a nuestra religión
no le quedará nada misterioso o sobrenatural.
Pero si ofendemos los principios de la razón,
nuestra religión será absurda y ridícula.
– Blas Pascal
Revelación doble
 Dios nos revela verdad de dos formas.
 A través de su Palabra (1 Timoteo 3:16),
denominada revelación especial.
 A través de su creación (Romanos 1:20),
denominada revelación general.
 Para entender a Dios correctamente debemos
estudiar tanto su “libro de palabras” como su
“libro de obras”.
Biblia y ciencia
 Lo anterior describe la relación entre la ciencia y
la Biblia.
 Dado que el mismo Dios que inspiró la Biblia
creó el universo, los datos deben concordar.
 Cuando parece que no concuerdan, es una
cuestión de interpretación: humanos falibles que
toman datos e intentan entenderlos.
El desafío
 Nuestra tarea es separar los datos de las
interpretaciones y probar las interpretaciones.
 Esto no es reinterpretar la Biblia para que
encaje con la ciencia o elevar a la ciencia por
encima de la Biblia. Simplemente es reconocer
que las revelaciones de Dios deben concordar.
 Cuanto más nos esforcemos por entender la
Biblia, más respaldamos la autoridad de las
Escrituras.
Evidencia y creencia
 Obviamente, no podemos probar que todo lo
que está en la Biblia es verdadero, así que
¿cómo debemos creer?
 La clave es entender la diferencia entre certeza
absoluta y certeza razonable.
 No tenemos que probar que algo es verdadero
más allá de toda duda, sino sólo que es
verdadero más allá de una duda razonable.
Cómo encontrar la verdad
 Podemos examinar las proposiciones de
la Biblia tal como lo hacemos con las
proposiciones científicas: a través de las
leyes de la evidencia y la razón.
 Cuando algo es cierto al punto que
dudarlo sería tonto, podemos considerarlo
“suficientemente seguro” como para
creerlo.
Resumiendo…
La ciencia puede purificar a la religión del error y
la superstición; la religión puede purificar a la
ciencia de la idolatría y los falsos absolutos.
Cada uno puede llevar al otro a un mundo más
amplio, un mundo en el que ambos pueden
prosperar… esta clase de ministerios que tienden
puentes deben ser alimentados y alentados.
– Papa Juan Pablo II
Créditos
Autor: Greg Moore, apologista certificado y
presidente de la filial de Seattle, Washington,
EUA, de Reasons To Believe (www.reasons.org)
Traducción: Alejandro Field, apologista certificado y presidente
de la filial de Buenos Aires, Argentina, de Reasons To Believe,
Razones para Creer (www.razones.org)
Todas las citas bíblicas tomadas de la Nueva Versión Internacional,
salvo indicación contraria.
Descargar

Faith & Reason