Vas a repetir muy despacio y tres
veces la siguiente frase:
ESPÍRITU
SANTO,
LLÉNAME DE TÍ
El rey Herodes y todos los habitantes de Jerusalén se pusieron
muy nerviosos cuando oyeron hablar de esto. Entonces Herodes
reunió a los sacerdotes principales y a los maestros de la ley y les
preguntó dónde había de nacer el Mesías.
Jesús nació en Belén de Judea cuando Herodes, el gran rey era
de ese país. En esta época unos sabios de un país del oriente
llegaron a Jerusalén y preguntaron:
¿Dónde está el niño que nació para ser
el Rey de los Judíos? Vimos su
estrella en el oriente y hemos venido a
adorarlo.
En¿Dónde
Belén de
tiene
Judea
Vayan
a
Belén
y
averigüen
todo
“TÚ BELÉN, ERES IMPORTANTE
porque
que
así
nacer
lo anunció
el
el
ENTRE LOS PUEBLOSlo
DEque
JUDÁ.
DE
puedan
acerca del niño.
profeta
Mesías?
cuando escribió:
TI NACERÁ UN PRÍNCIPE
QUE
Cuando lo encuentren avísenme.
GUIARÁ A MI PUEBLO ISRAEL”.
Yo también quiero adorarlo.
.
Después de escuchar al rey, los sabios salieron hacia
Belén.
Delante
de ellos
iba en
la estrella que habían visto
Herodes
mandó
llamar
en su país.
la estrella se detuvo sobre la
secreto
a losFinalmente
sabios y averiguó
casa
dondehabía
estaba
en niño. ¡Qué
cuándo
aparecido
la felices se pusieron los
sabios al ver la estrella!.
estrella. Luego les dijo:
Cuando entraron en la casa, vieron al niño con María su
madre, y se arrodillaron para adorarlo. Abrieron los cofres que
llevaban y le regalaron al niño oro, incienso y mirra.
Dios les avisó a los sabios en sueños, que no volvieran al
palacio de Herodes. Ellos entonces, regresaron a su país por
otro camino.
1. Tú, ¿qué buscas en tu vida?
2. ¿En qué momento concreto has buscado a
Jesús?
3. En esta navidad ¿Cuál ha sido el don que
le has ofrecido a Jesús? Si no le has
ofrecido nada, ¿Qué le ofrecerás?
.
Piensa en aquello que le estás
ofreciendo o que le puedes ofrecer a
Jesús, como los sabios.
No tanto algo material sino algún
cambio en tu vida.
Escríbele a Jesús una cartica
contándole cuál es tu regalo. La puedes
empezar así:
Querido Jesús…
¿Quieres saber el significado de los tres dones
que le ofrecieron los sabios a Jesús?
ADELANTE:
ORO
INCIENSO
MIRRA
Oro, - símbolo del Rey
Es como si al depositar a los pies del niño
Jesús el cofrecito con monedas de oro, el
primer sabio de Oriente hubiese dicho: "Te
traigo oro porque reconozco en Ti al que ha
de tener más poder que todos los reyes de
la tierra, al que ha de ser Rey de los Reyes".
Incienso, - símbolo de Dios
El incienso es una resina olorosa que se
quema en ceremonias religiosas. Es un
producto oriundo de Oriente.
El uso del incienso es un símbolo de
adoración a Dios.
El incienso fue otro regalo simbólico en el
pesebre de Belén. Es como si al depositar a
los pies del niño Jesús el cofrecito
conteniendo incienso, el segundo sabio de
Oriente hubiese dicho: "Te traigo incienso
porque reconozco en Ti al que todos han de
reconocer como a su Dios verdadero."
Mirra, - símbolo del hombre
La mirra es una sustancia perfumada que los
antiguos tenían por un bálsamo precioso.
Viene en forma de lágrimas y tiene un color
rojizo. He aquí, pues, características que
pueden convertir la mirra en un símbolo del
hombre: el color rojo representaría la sangre,
la forma de lágrima representaría el dolor. Es
como si al depositar a los pies del niño Jesús
el copón conteniendo mirra, el tercer sabio de
Oriente hubiese dicho: "Te traigo mirra porque
reconozco en Tí al Hijo del Hombre que ha de
sufrir y derramar su sangre por salvar a la
humanidad doliente".
Descargar

Diapositiva 1