Causas
de la
Demencia
Ps Jaime Ernesto
Vargas Mendoza
Asociación Oaxaqueña de Psicología A.C.
2011
Causas Primarias
Las causas primarias de la demencia incluyen diversos
desordenes neurológicos, desde la conocida enfermedad de
Alzheimer, hasta otras enfermedades menos conocidas como el
mal de Pick. Estas causas primarias de demencia
generalmente producen una pérdida irreversible de la memoria
y un proceso del pensamiento deficiente.
La Enfermedad de Alzheimer: es la forma más común
de demencia y la enfermedad que la mayoría de la gente
asocia con la pérdida de la memoria. Como una enfermedad
progresiva que no tiene cura, la enfermedad de Alzheimer
generalmente se diagnostica después de los 80 años de edad
y es muy poco común en personas con menos de 65 años.
Aunque se trata de un mal irreversible, el progreso de
la enfermedad puede controlarse con medicamentos.
La Demencia Vascular: ocurre cuando pequeños accidentes
vasculares en el cerebro impiden el flujo sanguíneo. La demencia
vascular es la causa del 20% o más de los casos de demencia y se
constituye como la segunda causa de demencia después del
Alzheimer.
La demencia vascular también es conocida como trastorno
multi-infarto o enfermedad de múltiples eventos apopléjicos.
Sus síntomas incluyen la pérdida de la memoria, incontinencia
urinaria y problemas de coordinación muscular. El paciente típico
de demencia vascular es varón con más de 50 años de edad.
Los síntomas pueden presentarse súbitamente y
permanecer estables (o parecer mejorar), hasta la siguiente
andanada de infartos. Es una enfermedad progresiva que empeora
con el tiempo. Se le ha vinculado con la hipertensión arterial y con
la diabetes.
Mal de Pick: los síntomas de la enfermedad de Pick
frecuentemente son difíciles de distinguir de los de la
enfermedad de Alzheimer. El mal de Pick lesiona las células
nerviosas del cerebro frontal y los lóbulos temporales. Las
células afectadas con el mal de Pick se debilitan y
eventualmente mueren.
El síntoma principal es un cambio súbito de
personalidad, generalmente apareado con cambios en la
conducta social.
Las personas con una edad entre los 40 y los 60 años,
son más probables de desarrollar la enfermedad.
Demencia de Cuerpos Lewy:
esta demencia puede estar relacionada con el
Alzheimer. La causa de la demencia de cuerpos
Lewy es la presencia de sustancias anormales
llamadas cuerpos Lewy en partes del cerebro
como son la corteza y el tallo cerebral.
La demencia de cuerpos Lewy produce los
síntomas clásicos de la demencia, incluyendo la
pérdida de la memoria.
La enfermedad puede causar también
alucinaciones, depresión y paranoía.
Enfermedad de Huntington : es una enfermedad
neurológica genética que puede causar demencia. La
enfermedad de Huntington produce cambios conductuales y
corea (movimientos involuntarios como de danza). La edad
frecuente en que aparece los síntomas es entre los 40 y los 60
años.
Enfermedad de Parkinson: es otra enfermedad
neurológica progresiva que afecta los movimientos y el control
muscular. Los síntomas incluyen temblores, problemas de
equilibrio, dificultad para caminar y una postura rígida. Esta
enfermedad destruye las células nerviosas responsables del
control muscular, Más del 20 % de los pacientes con estados
avanzados de la enfermedad de Parkinson, desarrollan algún
grado de demencia.
Causas Secundarias
Síntomas parecidos a los de la demencia pueden
presentarse como resultado de diversas condiciones médicas
subyacentes. Si esta condición subyacente es tratable, los
síntomas generalmente mejorarán. Las siguientes son algunas
de las causas secundarias más comunes, que pueden llevar a la
demencia.
Los Medicamentos: conforme la gente envejece
tiende a tomar más medicinas para su salud. Muchos de estos
medicamentos incluyen síntomas de demencia como efectos
secundarios.
La lista es increíblemente larga y ahí se encuentran
medicinas como: anti-diarréicos, anti-epilépticos,
antihistamínicos, anti-gripales, litio, somníferos y
anti- depresivos tricíclicos. Reducir la dosis o cambiar la
medicina generalmente produce alivio.
Alcoholismo y Abuso de Drogas:
beber licor en exceso puede conducir a
los síntomas de la demencia. Los efectos
a largo plazo del alcohol en el cerebro
son suficientes para causar demencia.
Los síntomas frecuentemente mejoran al
abstenerse de tomar. El abuso del alcohol
aumenta la probabilidad de traumatismos
craneo-encefálicos, de deficiencia en la
vitamina B1, de infecciones y de
problemas en el hígado, todo esto puede
causar síntomas de demencia.
Igualmente, el abuso de las drogas
ilegales también puede causar daños en
el cerebro que resulten en la demencia.
La Deficiencia Vitamínica:
la deficiencia en la vitamina E, el
complejo B ó en el ácido fólico, puede
aumentar las posibilidades de
presentar demencia. La investigación
actual examina la relación que hay
entre el déficit vitamínico y los
síntomas de demencia. Tener una
dieta sana puede ayudar a prevenir o
a revertir ciertos tipos de demencia.
Es de interés especial para los
investigadores el posible vínculo entre
la deficiencia en las vitaminas y la
enfermedad de Alzheimer.
Enfermedades Infecciosas: diversas infecciones que afectan al
sistema nervioso se sabe que causan síntomas de demencia,
tales como la infección por VIH, la meningitis y la encefalitis.
La meningitis produce inflamación de las membranas que
envuelven al cerebro y a la médula espinal. La Meningitis causada
por agentes virales, bacteriales o por hongos, requiere atención
médica inmediata. Si alguien desarrolla síntomas de demencia
repentinos, debe descartarse la meningitis.
La Encefalitis, como la meningitis, puede causar síntomas
repentinos de demencia. Es una inflamación del cerebro mismo
y puede ser producida por agentes bacterianos o virales. Es una
seria afección que necesita de atención médica inmediata.
El virus VIH también puede causar crisis en las células cerebrales,
al liberar dañinas enzimas. Estas enzimas atacan a las células
sanas causando demencia, que es una complicación común. Un
20% de estos pacientes presentan estos problemas. Actualmente
se evalúan medicamentos para ayudarlos.
Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob:
se parece al “síndrome de las vacas locas”,
que es una enfermedad neurológica
progresiva que afecta a los borregos y a las
vacas. La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob
es la versión humana del síndrome de las
vacas locas. Se trata de una enfermedad
infecciosa que ataca al tejido cerebral,
dejándolo lleno de agujeros. La enfermedad
es fatal y progresa rápidamente.
Se inicia con pequeños cambios de
personalidad y progresa hacia la demencia,
misma que se empeora al paso de varias
semanas
Desórdenes Metabólicos: estos desórdenes
también pueden causar síntomas de demencia
y entre ellos se incluyen:
• desequilibrios de la hormona cortisol
• la diabetes
• los niveles de electrolitos
(desequilibrios de calcio o de sodio).
• insuficiencia renal
• enfermedad del hígado
• desórdenes de la tiroides
Tumores Cerebrales: los tumores cerebrales
ejercen presión y dañan al tejido cerebral que les
rodea.
Un tumor cerebral puede causar muy diversos
síntomas, incluyendo la demencia. El tumor puede
originarse en el cerebro o puede migrar a partir de
otros órganos.
Pseudodemencia
La Depresión puede traer como resultado
síntomas de demencia, incluyendo pérdida de la
memoria y ausencia de motivación. Las personas
ancianas que se enfrentan con sus problemas de
salud, la muerte de su pareja o la soledad y el
aislamiento, son particularmente susceptibles a la
depresión.
El tratamiento de la depresión generalmente
produce que desaparezcan los síntomas de demencia.
FUENTE: http://www.about-dementia.com

En caso de citar este documento por favor
utiliza la siguiente referencia:

Vargas-Mendoza, J. E. (2011) Causas de
la demencia. México: Asociación
Oaxaqueña de Psicología A.C.
Descargar

Causas de la Demencia