Julio 4
Lucas 10,1-9
Ven Espíritu de fortaleza y
ayúdanos a responder con
generosidad al llamado que
nos hace hoy la Palabra de
Dios.
EL SEÑOR ESCOGIÓ TAMBIÉN A
OTROS 72 Y LOS MANDÓ DE DOS
EN DOS DELANTE DE ÉL A TODOS
LOS PUEBLLOS Y LUGARES A
DONDE TENÍA QUE IR, Y LES DIJO:
Alllevéis
llegar
a
un
pueblo
donde
Ciertamente
laentren
cosecha
mucha,
pero
No
No
Miren
saludéis
que
bolsa,
los
alanadie
envío
alforjas
por
como
el los
Cuando
aesni
una
casa
Quédense
en
misma
casa
los trabajadores
son pocos.
Por eso
reciban,
coman
lodiciendo:
que
les
sirvan,
corderos
ni
en
sandalias.
camino
medio
de
lobos
saluden
primero
y
coman
y
beban
de
lo
que
pidan ustedes al dueño de la cosecha
sanen
a esta
los
enfermos
que
a
casa
ya recogerla.
siel
hay hay allí y
allí
tengan
pues
quePaz
manden
trabajadores
díganles:
EL
REINO
DEse
DIOS
YA
gente
de paz
su derecho
deseo
trabajador
tiene
a
ESTÁ CERCA
cumplirá
su pagaDE USTEDES.
Lectura
Vamos a detenernos en tres
lugares de misión para los
cuales Jesús da
indicaciones precisas
La sola figura del
misionero en el
camino, a la vista de
todos, ya es diciente: es una persona
despojada de los
implementos necesarios para el viaje.
Está completamente
abandonada a la
providencia de
Dios
CAMINO
Jesús dice bien
claro qué hay que
hacer en caso de
que los reciban y
que hay que hacer
en caso de que no
los reciban. de
todos modos decir:
EL REINO DE DIOS
ESTÁ CERCA.
CIUDAD
Si en el camino no hay que
detenerse, en una casa sí hay
que hacerlo. A una casa hay
que Llevar la paz y hay que
permanecer en ella sin ir de
casa en casa. Comiendo lo que
le den en ella
Lectura
CASA
Meditación
¿Has pensado alguna vez que el Señor a ti
también te quiera dar una misión?
¿Qué respuesta le darías?
De las recomendaciones que Jesús da,
¿Cuál es aquella que más te cuesta?
Jesús habla claro y nos dice: “El Reino de
Dios está cerca de Ustedes”. ¿En qué te
puedes dar cuenta de que el Reino de Dios
está cerca?
Oración
Jesús:
Gracias por las indicaciones que
das hoy a tus discípulos y a
nosotros para que podamos
llevarles a los otros tu mensaje de
amor y de paz.
Ayúdanos a ser valientes. Has que
no nos de miedo compartir con los
otros tu Palabra y contarles lo
bello que es orar con ella todos los
días.
Repite con frecuencia
EL REINO DE DIOS YA ESTÁ CERCA
DE USTEDES.
Cuando lo digas pídele al Señor te
haga cada vez más consciente de la
presencia de Él en ti.
BUENA
SEMANA
Descargar

Diapositiva 1 - Consejo Episcopal Latinoamericano