El sistema electoral español
Resumen de su funcionamiento. Las
valoraciones corren a cargo de cada uno
• El sistema electoral español fue adoptado en 1977 tras la
Ley de Reforma Política, que fue la base del sistema actual,
aprobado mediante una Ley Orgánica en 1985,
• En junio de 1985 se aprueba la Ley Orgánica del Régimen
Electoral General, que regula las elecciones por sufragio
universal directo: al Congreso y Senado, al Parlamento
Europeo y a los ayuntamientos y cabildos insulares. Las
autonómicas serán reguladas por los diferentes estatutos de
autonomía, siguiendo los principios marcados por la
Constitución y esta Ley Orgánica de 1985.
• Para las distintas modalidades de referéndum fue aprobada
una ley orgánica específica en enero de
1980.
El voto es voluntario y universal para
aquellos que tienen más de 18 años
•
En primer lugar, la Constitución española y luego la Ley electoral consideraron el ejercicio
del derecho al voto como voluntario, no obligatorio. La edad mínima para ejercer ese
derecho está establecida en los 18 años. Sólo pueden votar quienes tengan la ciudadanía
española, que deben figurar en el censo, y pueden hacerlo sin ningún aviso previo, con
sólo mostrar su identificación.
El censo se compone de:
- El censo electoral de españoles residentes en España (CER).
- El censo de los electores residentes-ausentes que viven en el extranjero (CERA).
- El censo electoral de extranjeros residentes en España (CERE) para las elecciones
municipales
- El censo electoral de extranjeros residentes en España (CERE) para las Elecciones al
Parlamento Europeo
En el congreso se mantiene el numero de
350 diputados a pesar del crecimiento
del censo
• La Constitución dejó relativamente abierta la
composición del Congreso: entre 300 y 400
diputados, que representarían a todos los españoles.
Fue la Ley electoral la encargada de fijar el número
concreto: 350; que permanece invariable, a pesar del
crecimiento de población en estas tres décadas, y por
lo tanto del censo: 26,8 millones de electores en
1982; 35 millones en 2011.
La circunscripción electoral es la
provincia
• A cada provincia le corresponde por defecto la elección de 2
escaño, menos a ceuta y meilla que les corresponde 1.
• El resto de escaños se reparte por provincias dependiendo de
su población mediante una formula matematica,
• El censo total se divide entre el numero de escaños a repartir
que son 248, porque 102 ya han sido asignados por defecto;
• Censo total/248 esto es la CUOTA DE REPARTO DE ESCAÑOS
• Después se divide el censo de cada provincia entre la cuota de
reparto de escaños;
• Censo provincial/cuota reparto de escaños y esto es igual al
NUMERO DE ESCAÑOS
Es decir…..
350 escaños
2 escaños para
todas las provincias
y 1 para Ceuta y
Melilla
248 escaños
El censo electoral total se
divide entre 248: se obtiene
la cuota de reparto X
NUMERO DE ESCAÑOS POR
PROVINCIA
El censo de cada
provincia se divide
entre la cuota de
reparto
Ejemplo 2008
27 son las circunscripciones (provincias) a las que
corresponde de 1 a 5 escaños, lo que supone un
total de 99 escaños; otras 18 tienen asignados
entre 6 y 9 escaños, cuya suma total es de 125; a
5 provincias les corresponde de 10 a 16 escaños,
es decir, 60 en total; y por último, a Barcelona y
Madrid se les distribuyen 66 escaños (31 y 35,
respectivamente).
Las listas son cerradas y bloqueadas
el votante ha de elegir una papeleta, y sólo una,
correspondiente a una candidatura, sin que pueda
modificarla, ya sea alterando el orden o tachando
algún nombre de ella.
EL sistema de reparto de votos desde
1977 es el sistema D’hont
Previamente a la aplicación de este método, se fijan
las candidaturas que pueden entrar en ese reparto
de escaños por haber alcanzado un porcentaje
mínimo de votos válidos, que la Ley electoral fijó
en un 3% (3). Se consideran votos válidos el total
de los logrados por las candidaturas presentadas
más los votos en blanco.
El reparto de votos
El voto nulo no entra en el reparto. Se contabiliza
igualmente para comprobar la participación
La abstención cuenta en los primeros datos, pero no
provoca la anulación de las elecciones. Ha habido
ya casos de una abstención por encima del 50%
Sistema D’hont
Las candidaturas que han alcanzado esa barrera del 3% se colocan
en una columna con los votos obtenidos de mayor a menor.
Ese número de votos logrados por cada una de las candidaturas se
divide por 1, 2, 3, 4, etc., (por filas) hasta el número de escaños
que corresponde repartir.
Una vez obtenidos los resultados de todas esas divisiones se
seleccionan por orden los mayores cocientes en número igual al
de los escaños que corresponden a esa circunscripción (por
ejemplo: si hay 8 escaños a repartir, se seleccionan los 8
cocientes mayores). A cada candidatura le corresponderán
tantos escaños como cocientes suyos hayan sido seleccionados
La valoración critica (presente en análisis
de libros de textos, artículos y demás
declaraciones de expertos)
Entre los aspectos más problemáticos o defectuosos de nuestro sistema
para la elección del Congreso de los Diputados se suelen señalar los siguientes:
– Desigualdad en el valor del voto entre unas circunscripciones y otras, lo
que iría en contra, para algunos, de un principio constitucional.
– La desproporción existente entre el porcentaje de votos y el porcentaje
de escaños obtenidos por unas fuerzas y otras de ámbito estatal, cuando de la
elección de una institución de representación estatal se trata, como es el
Congreso de Diputados (5).
– La falta de control e intervención sobre lo que se supone que es cada
diputado, un representante de sus electores, que en el caso del sistema
electoral se ve en parte impedido por el sistema de listas cerradas y
bloqueadas.
Menos atención se presta ahora, dada su complejidad y difícil regulación,
a otros elementos que actúan sobre el sistema electoral, como los referidos a la
financiación y gasto electoral y a la intervención de los medios de comunicación
en periodos electorales.
Ejemplo sistema d’hont
El referéndum
modalidades de referéndum: por una parte, los
relacionados con el Estado de las Autonomías; por
otra, los relativos a la reforma de la Constitución; y
por último, el referéndum consultivo, del artículo
92.
*se le aplica la ley electoral
El referéndum
Los ciudadanos no pueden iniciar un referéndum
• La autorización para la convocatoria referéndum
en cualquiera de sus modalidades, es competencia
exclusiva del Estado.
• La autorización será acordada por el Gobierno, a
propuesta de su Presidente, salvo en el caso en
que este reservada por la Constitución al Congreso
de los Diputados.
Fuentes:
Ministerio del Interior, en su pagina web
Junta electoral central, en su pagina web
SORIANO, R.; RASILLA, L.; Democracia Vergonzante y
Ciudadanos de Perfil,Ed. Comares, Granada, 2002.
www.portalelectoral.es
Descargar

El sistema electoral español