www.JosueEvangelista.com
El trabajo y la propiedad privada
¿Qué dice la Biblia sobre esto?
INTRODUCCIÓN
Es importante estudiar lo que Dios enseña en su
palabra en cuanto al trabajo y la economía. La Biblia
tiene mucho que decir sobre esto para nuestro
beneficio presente y eterno.
Todas las filosofías socioeconómicas y doctrinas
políticas que se opongan a la Palabra de Dios en éste
tema, tendrán consecuencias dolorosas para el
individuo y las sociedades en que se apliquen.
INTRODUCCIÓN
“Porque los hombres serán amadores de sí mismos,
avaros,
jactanciosos,
soberbios,
blasfemos,
desobedientes a los padres, ingratos, irreverentes, sin
amor, implacables, calumniadores, desenfrenados,
salvajes, aborrecedores de lo bueno, traidores,
impetuosos, envanecidos, amadores de los placeres en
vez de amadores de Dios; teniendo apariencia de
piedad, pero habiendo negado su poder; a los tales
evita” (2 Tim. 3:2-5, LBLA).
Las personas antes descritas rehúsan reconocer que Dios
es el dueño de todas las cosas y que ellos son nada más
que mayordomos de las posesiones de Dios.
Plan de este sermón
 El deber de trabajar.
 La propiedad privada.
 La mayordomía según Dios.
EL DEBER DE TRABAJAR
 El trabajo no es malo. Dios es trabajador (Jn. 5:17).
 El hombre debe trabajar: “Si alguno no quiere trabajar,
tampoco coma” (2 Tes. 3:10).
 El salario (Luc. 10:7).
 El contentamiento (Ecles. 2:24; Luc. 3:14; Heb. 13:5).
- “La mano negligente empobrece; mas la mano de los
diligentes enriquece” (Prov. 10:4).
- “Todo esfuerzo tiene su recompensa, pero quedarse
sólo en palabras lleva a la pobreza” (Prov. 14:23, NVI).
EL DEBER DE TRABAJAR
 Nuestro derecho de poseer propiedades proviene de
nuestro deber de trabajar (Gen. 3:19; Ef. 4:28).
 Dios permite que el duro trabajo sea recompensado
con propiedades personales (Sal. 126:6).
 La
propiedad privada estimula la diligencia y
productividad del hombre (Prov. 10:4).
LA PROPIEDAD PERSONAL
 El derecho y administración de la propiedad privada
es un don de Dios (Prov. 31:10-31; Hech. 5:1-4; Ef. 4:28).
 El hurto viola el plan económico de Dios (Rom. 13:9).
 La restitución (Ex. 22:1; Luc. 19:8; Flm. 1:18-19).
 La recompensa (Sal. 116:12; Gal. 6:6; 1 Tim. 5:4).
LA MAYORDOMÍA
 Dios es el propietario de todo (Sal. 24:1).
 El hombre es su mayordomo (Gen. 1:26-30; 2:15).
 Cada mayordomo es responsable del rendimiento de
la inversión divina en su vida (Mat. 25:14-30).
 Cada mayordomo debe servir a otros (Ef. 4:28; 1 Tim.
5:4,8).
 La colecta dominical (1 Cor. 16:2; 2 Cor. 9:6-10)
CONCLUSIÓN
Todo trabajo secular es noble. Sin embargo, el propósito
de nuestra vida es espiritual:
“No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín
corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos
tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y
donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté
vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón” (Mat.
6:19-21).
“Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida
que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os
dará; porque a éste señaló Dios el Padre” (Jn. 6:27).
Plan de Salvación
Rom. 10:17, Oír la palabra de Dios.
Jn. 8:24, Creer en Cristo.
Hech. 2:38, Arrepentimiento.
Rom. 10:10, Confesar la fe en Cristo.
Mar. 16:16, Bautismo para el perdón de los pecados.
Col. 1:21-23, Perseverar en la fe.
-- Hech. 8:22, Arrepentirse si ha caído, rogar el
perdón.
-- 1 Jn. 1:9, Confesar el pecado.
Descargar

Presentación de PowerPoint