Unión Puertorriqueña
Departamento de Ministerios Personales
Pastor Efrén Pagán Irizarry, D. Min., Director
Apdo. 3269, Mayagüez, PR 00681-3269
Teléfono: (787) 501-0655
Correo electrónico: [email protected]
Serie:
Tema:
Título:
Texto:
Himno:
Autor:
“Él dio Su vida por mí”
El nuevo nacimiento
“Nacer otra vez”
Juan 3:1-8
HA, 262(“Tal como soy”)
Pastor Efrén Pagán Irizarry, D. Min.
Tema
“Nacer otra vez”
(Versión 1.0)
Lectura antifonal:
Juan 3:1-8
D = Damas
C = Caballeros
T = Todos
D 1 Había entre los fariseos un hombre llamado
Nicodemo, príncipe de los judíos.
C 2 Este vino a Jesús de noche y le dijo: “Rabí,
sabemos que tú eres un maestro venido de
Dios, porque nadie puede realizar estas
señales que tú haces, si Dios no estuviera con
él.”
D 3 Jesús respondió: "Te aseguro: El que no nace
de nuevo, no puede ver el reino de Dios".
C
4 Nicodemo le preguntó: "¿Cómo puede un
hombre nacer siendo viejo? ¿Puede entrar
otra vez en el seno de su madre y nacer?"
D 5 Respondió Jesús: "Te aseguro: El que no nace
de agua y del Espíritu, no puede entrar en el
reino de Dios.
C 6 "Lo que nace de la carne, es carne; y lo que
nace del Espíritu, es espíritu.
D 7 "No te asombre que te haya dicho: 'Es
necesario nacer de nuevo'.
T
8 "El viento sopla de donde quiere, y oyes su
sonido. Pero no sabes de dónde viene, ni
adónde va. Así es todo el que nace del
Espíritu".
I. Introducción
Temas de la semana: La necesidad de
salvación y cómo alcanzarla.
Hoy: La necesidad de un cambió radical
en la vida.
II. El nuevo nacimiento.
A. La más urgente de nuestras necesidades
Nicodemo
Un contemporáneo de Jesús.
Un prominente líder religioso.
Se las ingenió para lograr hablar
privadamente con Jesús.
Jesús trató de hacerle ver su necesidad
del nuevo nacimiento. Juan 3:3
“Te aseguro: El que no nace de nuevo,
no puede ver el reino de Dios.”
Jesús trató de hacerle ver su necesidad
del nuevo nacimiento. Juan 3:3
“Te aseguro: El que no nace de nuevo,
no puede ver el reino de Dios.”
Jesús trató de hacerle ver su necesidad
del nuevo nacimiento. Juan 3:3
“Te aseguro: El que no nace de nuevo,
no puede ver el reino de Dios.”
Necesitaba:
Regeneración espiritual, más que
conocimiento teórico.
Un nuevo corazón, más que satisfacer
su curiosidad.
Vida espiritual, para poder apreciar las
cosas celestiales.
Había escuchado al Bautista, llamando al
arrepentimiento y al bautismo
Pero, en él no se produjo convicción de pecado.
Por ser israelita y sacerdote:
Creía tener un lugar seguro en el reino
de los cielos.
Pensaba que no tenía que cambiar en
ningún sentido.
Se sorprendió cuando Jesús le dijo
que tenía que nacer de nuevo.
En su corazón se levantó una lucha entre:
Su necesidad espiritual.
Y su orgullo, como fariseo e israelita.
No sólo Nicodemo, todo ser humano
necesita nacer de nuevo, a fin de participar
del reino de los cielos.
B. Como se efectúa el nuevo nacimiento.
Nicodemo fue impactado por la insinuación
de que tenía que nacer de nuevo.
Perdió el temple y con ironía lanzó dos
preguntas. vs. 4
“¿Cómo puede un hombre nacer siendo
viejo? ¿Puede entrar otra vez en el seno
de su madre y nacer?”
Tranquilamente, y con gran solemnidad,
Jesús le respondió: vs. 5
“Te aseguro: El que no nace de agua y del
Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.”
Tranquilamente, y con gran solemnidad,
Jesús le respondió: vs. 5
“Te aseguro: El que no nace de agua y del
Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.”
Tranquilamente, y con gran solemnidad,
Jesús le respondió: vs. 5
“Te aseguro: El que no nace de agua y del
Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.”
“Nacer del agua”
Es una referencia al arrepentimiento y al
bautismo que el bautista predicó y que
Nicodemo rechazó.
“Nacer del Espíritu”
Es la renovación del corazón, mediante la obra
transformadora de Espíritu Santo.
Nacer de mujer es una cosa y nacer de nuevo
es otra muy distinta. vs. 6
“Lo que nace de la carne, es carne; y lo que
nace del Espíritu, es espíritu.”
Nacer de mujer es nacer de la carne.
Nacer de nuevo es nacer del agua y del Espíritu.
El que nace de la carne tiene una naturaleza
pecaminosa. Salmo 51:5
“En maldad nací yo y en pecado
me concibió mi madre.”
Nacer de nuevo es llegar a ser un ser espiritual.
Así lo prometió hacer Dios con los israelitas que le
buscaran. Ezequiel 36:26, 27
“26 Os daré un corazón nuevo y pondré un
espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitaré de
vuestra carne el corazón de piedra y os daré un
corazón de carne. 27 Pondré mi Espíritu dentro
de vosotros y haré que andéis en mis
Mandamientos, que guardéis mis normas y las
cumpláis.”
Así lo prometió hacer Dios con los israelitas que le
buscaran. Ezequiel 36:26, 27
“26 Os daré un corazón nuevo y pondré un
espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitaré de
vuestra carne el corazón de piedra y os daré un
corazón de carne. 27 Pondré mi Espíritu dentro
de vosotros y haré que andéis en mis
Mandamientos, que guardéis mis normas y las
cumpláis.”
Así lo prometió hacer Dios con los israelitas que le
buscaran. Ezequiel 36:26, 27
“26 Os daré un corazón nuevo y pondré un
espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitaré de
vuestra carne el corazón de piedra y os daré un
corazón de carne. 27 Pondré mi Espíritu dentro
de vosotros y haré que andéis en mis
Mandamientos, que guardéis mis normas y las
cumpláis.”
Así lo prometió hacer Dios con los israelitas que le
buscaran. Ezequiel 36:26, 27
“26 Os daré un corazón nuevo y pondré un
espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitaré de
vuestra carne el corazón de piedra y os daré un
corazón de carne. 27 Pondré mi Espíritu dentro
de vosotros y haré que andéis en mis
Mandamientos, que guardéis mis normas y las
cumpláis.”
Así lo prometió hacer Dios con los israelitas que le
buscaran. Ezequiel 36:26, 27
“26 Os daré un corazón nuevo y pondré un
espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitaré de
vuestra carne el corazón de piedra y os daré un
corazón de carne. 27 Pondré mi Espíritu dentro
de vosotros y haré que andéis en mis
Mandamientos, que guardéis mis normas y las
cumpláis.”
Así ocurre con los que establecen una relación
espiritual con Cristo. 2 Corintios 5:17
“Por lo tanto, si alguno está en Cristo,
es una nueva creación. Las cosas
viejas pasaron, todo es nuevo.”
Así ocurre con los que establecen una relación
espiritual con Cristo. 2 Corintios 5:17
“Por lo tanto, si alguno está en Cristo,
es una nueva creación. Las cosas
viejas pasaron, todo es nuevo.”
Así ocurre con los que establecen una relación
espiritual con Cristo. 2 Corintios 5:17
“Por lo tanto, si alguno está en Cristo,
es una nueva creación. Las cosas
viejas pasaron, todo es nuevo.”
Así ocurre con los que establecen una relación
espiritual con Cristo. 2 Corintios 5:17
“Por lo tanto, si alguno está en Cristo,
es una nueva creación. Las cosas
viejas pasaron, todo es nuevo.”
Así ocurre con los que establecen una relación
espiritual con Cristo. 2 Corintios 5:17
“Por lo tanto, si alguno está en Cristo,
es una nueva creación. Las cosas
viejas pasaron, todo es nuevo.”
Como Jesús conocía y amaba a Nicodemo, le señaló
nuevamente que debía nacer de nuevo.
Juan 3:7
“No te asombre que te haya dicho:
'Es necesario nacer de nuevo’.”
Como Jesús conocía y amaba a Nicodemo, le señaló
nuevamente que debía nacer de nuevo.
Juan 3:7
“No te asombre que te haya dicho:
'Es necesario nacer de nuevo’.”
¿Qué es nacer de nuevo?
El Deseado de todas las gentes, 143:2
“La vida del cristiano no es una modificación o
mejora de la antigua, sino una transformación
de su naturaleza. Se produce una muerte al yo
y al pecado y una vida enteramente nueva.
Este cambio puede ser efectuado únicamente
por la obra eficaz del Espíritu Santo.”
¿Qué es nacer de nuevo?
El Deseado de todas las gentes, 143:2
“La vida del cristiano no es una modificación o
mejora de la antigua, sino una transformación
de su naturaleza. Se produce una muerte al yo
y al pecado y una vida enteramente nueva.
Este cambio puede ser efectuado únicamente
por la obra eficaz del Espíritu Santo.”
¿Qué es nacer de nuevo?
El Deseado de todas las gentes, 143:2
“La vida del cristiano no es una modificación o
mejora de la antigua, sino una transformación
de su naturaleza. Se produce una muerte al yo
y al pecado y una vida enteramente nueva.
Este cambio puede ser efectuado únicamente
por la obra eficaz del Espíritu Santo.”
C. Una ilustración de como se efectúa el nuevo
nacimiento
Jesús comparó el nuevo nacimiento,
efectuado por el Espíritu Santo,
con la obra del viento. vs. 8
“El viento sopla de donde quiere y oyes su
sonido. Pero no sabes de dónde viene, ni
adónde va. Así es todo el que nace del
Espíritu”
El viento se oye y se siente.
Pero, es invisible.
No se sabe de donde viene, ni a donde va.
La obra del Espíritu Santo en el corazón
es tan inexplicable como los
movimientos del viento.
No siempre el que ha nacido de nuevo puede
dar detalles de cómo, cuándo, ni dónde ocurrió.
El Deseado de todas las gentes, 144:0
“Mediante un agente tan invisible como el
viento, Cristo obra constantemente en el
corazón.”
El Deseado de todas las gentes, 144:0
“Poco a poco, tal vez inconscientemente para
quien las recibe, se hacen impresiones que
tienden a atraer el alma a Cristo. Dichas
impresiones pueden ser recibidas
 Meditando en él,
 Leyendo las Escrituras, u
 Oyendo la palabra del predicador viviente.”
El Deseado de todas las gentes, 144:0
“Repentinamente, al presentar el Espíritu un
llamamiento más directo, el alma se entrega
gozosamente a Jesús. Muchos llaman a esto
conversión repentina; pero es el resultado de
una larga intercesión del Espíritu de Dios; es
una obra paciente y larga.”
Los resultados del nuevo nacimiento son evidentes y
específicos. El Deseado de todas las gentes, 144:0
“La obra del Espíritu en el alma se revelará
en toda acción de quien haya sentido su
poder salvador.”
Los resultados del nuevo nacimiento son evidentes y
específicos. El Deseado de todas las gentes, 144:0
“Cuando el Espíritu de Dios se posesiona del
corazón, transforma la vida.
 Los pensamientos pecaminosos son
puestos a un lado,
 Las malas acciones son abandonadas;
 El amor, la humildad y la paz, reemplazan
a la ira, la envidia y las contenciones.
 La alegría reemplaza a la tristeza y el
rostro refleja la luz del cielo.”
Los resultados del nuevo nacimiento son evidentes y
específicos. El Deseado de todas las gentes, 144:0
“Nadie ve la mano que alza la carga, ni
contempla la luz que desciende de los
atrios celestiales.”
Los resultados del nuevo nacimiento son evidentes y
específicos. El Deseado de todas las gentes, 144:0
“La bendición viene cuando por la fe el
alma se entrega a Dios. Entonces ese
poder que ningún ojo humano puede ver,
crea un nuevo ser a la imagen de Dios.”
III. Conclusión
Nuestro Señor Jesucristo dijo claramente a
Nicodemo: "Os es necesario nacer de nuevo"
(vs. 7)
Esa pudiera ser, hoy, nuestra más urgente
necesidad.
Si tenemos una sincera y aguda convicción de
pecado, pidamos a Dios que nos guíe al
arrepentimiento y nos dé un nuevo corazón.
Tras haber caído en pecado, David oró para ser
restaurado. Salmo 51:7-13
“7 Purifícame con hisopo y seré limpio. Lávame y
seré más blanco que la nieve. 8 Hazme oír gozo y
alegría y se recrearán los huesos que abatiste. 9
Esconde tu rostro de mis pecados y borra todas
mis maldades. 10 Oh Dios, crea en mí un corazón
limpio y renueva un espíritu recto dentro de mí.
11 No me eches de tu presencia y no retires de
mí tu Santo Espíritu. 12 Devuélveme el gozo de tu
salvación y sosténme con un espíritu dispuesto.
13 Entonces enseñaré a los transgresores tus
caminos y los pecadores se convertirán a ti.”
Tras haber caído en pecado, David oró para ser
restaurado. Salmo 51:7-13
“7 Purifícame con hisopo y seré limpio. Lávame y
seré más blanco que la nieve. 8 Hazme oír gozo y
alegría y se recrearán los huesos que abatiste. 9
Esconde tu rostro de mis pecados y borra todas
mis maldades. 10 Oh Dios, crea en mí un corazón
limpio y renueva un espíritu recto dentro de mí.
11 No me eches de tu presencia y no retires de
mí tu Santo Espíritu. 12 Devuélveme el gozo de tu
salvación y sosténme con un espíritu dispuesto.
13 Entonces enseñaré a los transgresores tus
caminos y los pecadores se convertirán a ti.”
Tras haber caído en pecado, David oró para ser
restaurado. Salmo 51:7-13
“7 Purifícame con hisopo y seré limpio. Lávame y
seré más blanco que la nieve. 8 Hazme oír gozo y
alegría y se recrearán los huesos que abatiste. 9
Esconde tu rostro de mis pecados y borra todas
mis maldades. 10 Oh Dios, crea en mí un corazón
limpio y renueva un espíritu recto dentro de mí.
11 No me eches de tu presencia y no retires de
mí tu Santo Espíritu. 12 Devuélveme el gozo de tu
salvación y sosténme con un espíritu dispuesto.
13 Entonces enseñaré a los transgresores tus
caminos y los pecadores se convertirán a ti.”
Tras haber caído en pecado, David oró para ser
restaurado. Salmo 51:7-13
“7 Purifícame con hisopo y seré limpio. Lávame y
seré más blanco que la nieve. 8 Hazme oír gozo y
alegría y se recrearán los huesos que abatiste. 9
Esconde tu rostro de mis pecados y borra todas
mis maldades. 10 Oh Dios, crea en mí un corazón
limpio y renueva un espíritu recto dentro de mí.
11 No me eches de tu presencia y no retires de
mí tu Santo Espíritu. 12 Devuélveme el gozo de tu
salvación y sosténme con un espíritu dispuesto.
13 Entonces enseñaré a los transgresores tus
caminos y los pecadores se convertirán a ti.”
Tras haber caído en pecado, David oró para ser
restaurado. Salmo 51:7-13
“7 Purifícame con hisopo y seré limpio. Lávame y
seré más blanco que la nieve. 8 Hazme oír gozo y
alegría y se recrearán los huesos que abatiste. 9
Esconde tu rostro de mis pecados y borra todas
mis maldades. 10 Oh Dios, crea en mí un corazón
limpio y renueva un espíritu recto dentro de mí.
11 No me eches de tu presencia y no retires de
mí tu Santo Espíritu. 12 Devuélveme el gozo de tu
salvación y sosténme con un espíritu dispuesto.
13 Entonces enseñaré a los transgresores tus
caminos y los pecadores se convertirán a ti.”
Tras haber caído en pecado, David oró para ser
restaurado. Salmo 51:7-13
“7 Purifícame con hisopo y seré limpio. Lávame y
seré más blanco que la nieve. 8 Hazme oír gozo y
alegría y se recrearán los huesos que abatiste. 9
Esconde tu rostro de mis pecados y borra todas
mis maldades. 10 Oh Dios, crea en mí un corazón
limpio y renueva un espíritu recto dentro de mí.
11 No me eches de tu presencia y no retires de
mí tu Santo Espíritu. 12 Devuélveme el gozo de tu
salvación y sosténme con un espíritu dispuesto.
13 Entonces enseñaré a los transgresores tus
caminos y los pecadores se convertirán a ti.”
Tras haber caído en pecado, David oró para ser
restaurado. Salmo 51:7-13
“7 Purifícame con hisopo y seré limpio. Lávame y
seré más blanco que la nieve. 8 Hazme oír gozo y
alegría y se recrearán los huesos que abatiste. 9
Esconde tu rostro de mis pecados y borra todas
mis maldades. 10 Oh Dios, crea en mí un corazón
limpio y renueva un espíritu recto dentro de mí.
11 No me eches de tu presencia y no retires de
mí tu Santo Espíritu. 12 Devuélveme el gozo de tu
salvación y sosténme con un espíritu dispuesto.
13 Entonces enseñaré a los transgresores tus
caminos y los pecadores se convertirán a ti.”
La necesidad de nacer de nuevo la suple Dios
por medio del Espíritu Santo.
Usted puede acelerarla.
Déjese influenciar por el Espíritu Santo.
Ríndase a ese influencia.
Pídale al Señor que le haga una nueva criatura.
Crea y acepte a Jesús como salvador y guía de
su vida.
“Salvador a ti me rindo”
(HA, 277)
1
(I)
Salvador, a ti me rindo,
obedezco sólo a ti.
Mi guiador mi fortaleza,
todo encuentro, oh Cristo, en ti.
Coro
Yo me rindo a ti,
yo me rindo a ti;
mis flaquezas, mis pecados,
todo rindo a ti.
2
(II)
Te confiesa su delito
mi contrito corazón.
Oye Cristo mi plegaria;
quiero en ti tener perdón.
Coro
Yo me rindo a ti,
yo me rindo a ti;
mis flaquezas, mis pecados,
todo rindo a ti.
3
(III)
A tus pies, Señor, entrego
bienes goces y placer.
Que tu Espíritu me llene,
y de ti sienta el poder.
Coro
Yo me rindo a ti,
yo me rindo a ti;
mis flaquezas, mis pecados,
todo rindo a ti.
4
(IV)
¡Oh que gozo encuentro en Cristo!
¡Cuanta paz a mi alma da!
A su causa me consagro,
y su amor mi amor será.
Coro
Yo me rindo a ti,
yo me rindo a ti;
mis flaquezas, mis pecados,
todo rindo a ti.
Oración
Descargar

bajar presentacion #3 en power point