Te adoro aunque no te vea.
Oración.
Te adoro, aunque no te vea, me basta
con saber que estás ahí, con saber que en
ese pedacito escondido de pan, se
encuentra mi Dios y Señor.
Se que así, escondido, vienes a mi corazón y te
quedas ahí y estando ahí, me vas cambiando y
conforme mi corazón va latiendo, tu vas
haciéndolo más amor, más misericordia, más
como Tú
Todo el tiempo que dura aquel banquete, se va
dando paso a paso tu obra de salvación y te
vas dando paso a paso a cada uno de los que
asistimos, con tu palabra y con tu presencia
real, en aquel pedacito de pan y aquella copa
de vino.
Cuando te voy a recibir, voy caminando en
procesión y conforme me voy acercando a ti,
mi alma y corazón se van emocionando más y
más, porque se acercan a la mesa de su Señor,
a recibir a su Dios Creador, Salvador e
Inspirador.
Perdóname Señor si algún momento me he
acercado a ti con distracción, sin conciencia y
perdóname aún más si mi corazón al recibirte
a estado impuro.
Te doy gracias Señor, por ser aquél Dios que
nos habló de humildad y sencillez y la
demostró en toda su vida; que siendo Dios
nació pobre, que siendo Dios está en aquél
pedacito de pan consagrado, para que nosotros
también empecemos a ser chiquitos.
Haznos chiquitos, que no esperemos ver para
creer, que no esperemos entender para querer
recibirte, que seamos sencillos y humildes de
Corazón para creer en ti, en tu amor infinito,
en que no quisiste irte, sino que te quedaste y
estás presente esperando que nos acerquemos a
recibirte.
Permite mi Señor el que pueda seguir
recibiéndote, has Señor que cada vez halla
mayor conciencia de tu presencia real en la
Eucaristía para que no se den más sacrilegios,
para que por ningún motivo te recibamos con
corazones impuros, sino que sepamos y
tengamos la humildad de confesar nuestros
males, para saber recibirte con corazones
puros.
Mónica.
“Yo soy el pan vivo bajado del cielo.”
(Juan 6)
El pan que yo daré es mi carne y lo daré para
la vida del mundo …. en verdad les digo que si
no comen la carne del hijo del hombre y no
beben su sangre no tienen vida en ustedes ….
mi carne es verdadera comida y mi sangre es
verdadera bebida, el que come mi carne y
bebe mi sangre permanece en mi y yo en el.
como el Padre, que es vida, me envio y yo
vivo por el Padre, así quien me come vivira
por mi …. el que coma este pan vivira para
siempre …
Si deseas recibir mails, relacionados con la Iglesia: que
contienen diapositivas, vida de Santos, Evangelio del
Domingo, etc.
Escribe a: [email protected], con el título suscripciones.
Servicio Gratuito.
Que Dios te llene de bendiciones.
Y que permanezcamos unidos en el amor a Jesús.
Descargar

Te adoro aunque no te vea.