CREO, CREEMOS
Cuando confesamos nuestra fe,
comenzamos diciendo “Creo, creemos”. La
fe es la respuesta del hombre a Dios, que se
manifiesta en la creación y en la revelación
sobrenatural (Biblia, Tradición).
Decimos “creo” porque sin fe es imposible
agradar a Dios.
EL HOMBRE ES CAPAZ DE DIOS
El deseo de
amar a Dios,
encontrarse
con Dios,
conocer a Dios
…, está
inscrito en el
corazón del
hombre,
y el hombre
siente esa
atracción
hacia Dios.
Dios se ha revelado en las criaturas
(se ha quitado el velo del misterio) y
en la Palabra.
La más alta
dignidad y
grandeza del
hombre
consiste, no en
la libertad
como algunos
dicen, si no en
ser llamado
por Dios a
entrar en
comunión
amorosa y
plena con ÉL.
Dios ha hecho toda la
creación. Todas las
criaturas son distintas del
ser de Dios. En ellas se
muestra la existencia, el
poder y el amor de Dios.
La Iglesia rechaza el
panteísmo.
Dice el poeta:
Anoche cuando dormía,
soñé, bendita ilusión,
que era Dios lo que tenía,
dentro de mi corazón.
“¿Podría una
madre
olvidarse del
hijo de sus
entrañas?
Pues yo nunca
me podré
olvidar”. Is 49,15
“Se alegre el
corazón de los
que BUSCAN a
dioS”. Sal 105, 3
DIOS
A Dios nos
acercamos
también por
medio de las
criaturas
(camino).
Si hay humo,
sabemos que
hay fuego.
Si hay
criaturas,
CAMINO sabemos que
existe Dios
CREADOR.
Descargar

Painting the walls - Presentaciones del Catecismo