6. LA CREACIÓN
Importancia del tema
La catequesis sobre la Creación reviste una
importancia capital. Se refiere a los
fundamentos mismos de la vida humana y
cristiana: explicita la respuesta de la fe
cristiana a la pregunta básica que los hombres
de todos los tiempos se han formulado: “¿De
dónde venimos?” “¿A dónde vamos?”... “¿De
dónde viene y a dónde va todo lo que existe?”
(CEC, 282).
Importancia del tema
REVELACIÓN DIVINA
Confirma a la razón.
La esclarece para entender.
La eleva sobre sus posibilidades, manifestando
verdades sobre Dios que superan lo que la
razón podría alcanzar por sí misma.
Importancia del tema
Los tres primeros capítulos del Génesis
ocupan un lugar único en este tema, porque
ahí se expresan “las verdades de la creación,
de su origen y de su fin en Dios, de su orden y
de su bondad, de la vocación del hombre,
finalmente, del drama del pecado y de la
esperanza de la salvación”. (CEC, 282).
Todo el Universo es creado por
Dios
“En el principio creó Dios el cielo y la tierra”
(Gn 1, 1): es la primera verdad que nos enseña
la Sagrada Escritura.
... el mundo no ha existido siempre.
... todo es criatura
espiritual
material
compuesta
Todo el Universo es creado por
Dios
DIOS CREADOR
Creación de la nada, únicamente Dios puede
crear de la nada: el hombre sólo transforma
todo lo que existe depende de Aquél que le da
el ser Imposibilidad de:
Materialismo
Dualismo
Deísmo
Panteísmo
Todo el Universo es creado por
Dios
Es obra de toda la Trinidad
Dios creó para manifestar y comunicar su
gloria: que las criaturas tengan parte en su
Verdad, Bondad y Belleza. Su gloria es nuestra
felicidad (CEC, 294).
Creó libremente: no es producto de la
necesidad. Ni de un destino ciego ni del azar
(CEC, 295).
La creación es buena
Relaciones entre las criaturas y
Dios
Entre las criaturas y Dios existe una relación
de:
Semejanza
Dependencia
Presencia
Providencia
Relaciones entre las criaturas y
Dios
SEMEJANZA
Por haber sido creadas por Dios, todas las
criaturas se parecen algo a Él (existencia,
orden, belleza...)
Es mayor la desemejanza que la semejanza,
porque Él es infinitamente perfecto
Relaciones entre las criaturas y
Dios
DEPENDENCIA
Dependemos de Él como la luz de la tierra
depende del sol... más que como la escultura
depende del artista.
Continua conservando las criaturas en el ser.
Relaciones entre las criaturas y
Dios
PRESENCIA
Como Dios mantiene en la existencia todas las
cosas, necesariamente está presente en ellas.
Dios “que da a todos la vida, el aliento y todas
las cosas... no está lejos de cada uno de
nosotros, ya que en Él vivimos, nos movemos y
existimos” (Hch 17, 25-28).
Relaciones entre las criaturas y
Dios
PROVIDENCIA
“Llamamos divina providencia a las
disposiciones por las que Dios conduce la obra
de su creación hacia la perfección” (CEC, 302).
“La solicitud de la divina providencia es
concreta e inmediata; tiene cuidado de todo,
de las cosas más pequeñas hasta los grandes
acontecimientos del mundo y de la historia”
(CEC, 305).
Relaciones entre las criaturas y
Dios
Todas las cosas son buenas, porque son
creadas y queridas por Dios.
“Vio Dios todas las cosas
eran muy buenas”
(Gn 1, 31).
que había hecho, y
Relaciones entre las criaturas y
Dios
“Pero, ¿por qué Dios no creó un mundo tan
perfecto que en él no pudiera existir ningún
mal? En su poder infinito, Dios podría siempre
crear algo mejor. Sin embargo, en su sabiduría
y bondad infinitas, Dios quiso libremente crear
un mundo «en estado de vía» hacia su
perfección última.
Relaciones entre las criaturas y
Dios
Este devenir trae consigo en el designio de
Dios, junto con la aparición de ciertos seres, la
desaparición de otros; junto con lo más
perfecto lo menos perfecto; junto con las
construcciones de la naturaleza también las
destrucciones. Por tanto, con el bien físico
existe también el mal físico, mientras la
creación no haya alcanzado su perfección” (CEC,
310).
Relaciones entre las criaturas y
Dios
“Los ángeles y los hombres, criaturas
inteligentes y libres, deben caminar hacia su
destino último por elección libre y amor de
preferencia. Por ello pueden desviarse. De
hecho pecaron. Y fue así como el mal moral
entró en el mundo, incomparablemente más
grave que el mal físico.
Relaciones entre las criaturas y
Dios
•Dios no es de ninguna manera, ni directa ni
indirectamente, la causa del mal moral. Sin
embargo, lo permite, respetando la libertad de
su criatura, y, misteriosamente, sabe sacar de
él el bien” (CEC, 311).
Relaciones entre las criaturas y
Dios
En el incumplimiento de la ley natural, el
hombre provoca males relativos: injusticias,
guerras, opresión... Son producidos por el
hombre, no por Dios.
Relaciones entre las criaturas y
Dios
“La permisión divina del mal físico y del mal
moral es misterio que Dios esclarece por su
Hijo, Jesucristo, muerto y resucitado para
vencer el mal. La fe nos da la certeza de que
Dios no permitiría el mal si no hiciera salir el
bien del mal mismo, por caminos que nosotros
sólo conoceremos plenamente en la vida
eterna” (CEC, 324).
Creación de los ángeles
La existencia de seres espirituales, no
corporales, que la Sagrada Escritura llama
habitualmente ángeles, es una verdad de fe (CEC,
328).
En tanto que criaturas puramente espirituales,
tienen inteligencia y voluntad: son criaturas
personales e inmortales (cf Lc 20, 36) (CEC, 330.
Toda la vida de la Iglesia se beneficie de la ayuda
misteriosa y poderosa de los ángeles (CEC, 334).
Cada fiel tiene a su lado un ángel como protector
y pastor para conducirlo a la vida (CEC, 336).
Creación del hombre
Entre el hombre y los animales existen
muchas semejanzas, pero también diferencias
profundísimas.
Dios lo creó a su imagen y semejanza (Gn1,26).
De todas las criaturas visibles sólo el hombre
es "capaz de conocer y amar a su Creador" (GS
12, 3); es la "única criatura en la tierra a la que
Dios ha amado por sí misma" (GS 24, 3); sólo él
está llamado a participar, por el conocimiento y
el amor, en la vida de Dios. Para este fin ha
sido creado y ésta es la razón
fundamental de su dignidad (CEC, 356).
Creación del hombre
Elegido para ser santo
Es imagen de Dios
Es libre
Creado con un cuerpo y un alma espiritual e
inmortal
Creado para trabajar
Es persona: no es algo sino alguien
Hombre y mujer tienen la misma dignidad: son
complementarios, no incompletos
Creación del hombre
El hombre está formado de cuerpo y alma,
tiene capacidad de pensar y querer libremente,
debido a ello, tiene una actividad interior que
trasciende el ambiente que le rodea, con la que
adquiere consciencia de su propio yo.
Creación del hombre
Cuerpo
el cuerpo, por ser material, puede corromperse
y dejar de ser cuerpo humano (en la muerte,
que es la separación de cuerpo y alma);
con el alma, también es parte esencial del
hombre.
Creación del hombre
El Alma
el alma es espiritual y, por tanto, inmortal (lo
sabemos por la razón y por la fe);
“cada alma espiritual es directamente creada
por Dios -no es "producida" por los padres-, y
es inmortal: no perece cuando se separa del
cuerpo en la muerte, y se unirá de nuevo al
cuerpo en la resurrección final” (CEC, 366)
El mundo material
La soberanía del hombre sobre la creación no
debe ser un dominio arbitrario y destructor. A
imagen del Creador, "que ama todo lo que
existe" (Sb 11, 24), el hombre y la mujer están
llamados a participar en la providencia divina
respecto a las otras cosas creadas. De ahí su
responsabilidad frente al mundo que Dios les
ha confiado (CEC, 373).
El mundo material
Dios creó todo para el hombre, pero el
hombre fue creado para servir y amar a Dios y
para ofrecerle toda la creación (CEC, 358).
El hombre ordena a Dios la creación en la
medida en que sus obras se cumplen en unión
con Cristo y son informadas por la caridad.
El mundo material
En el plan de Dios, el hombre y la mujer
están llamados a "someter" la tierra (Gn 1, 28)
como "administradores" de Dios.
Esta soberanía no debe ser un dominio
arbitrario y destructor. A imagen del Creador,
"que ama todo lo que existe" (Sb 11, 24), el
hombre y la mujer son llamados a participar en
la providencia divina respecto a las otras cosas
creadas.
De ahí su responsabilidad frente al mundo que
Dios les ha confiado (CEC, 373).
Descubrir la presencia de Dios
En las criaturas en los acontecimientos.
Buscarla positiva-mente durante el día
“Los cielos narran la gloria de Dios y el
firmamento anuncia la grandeza de las obras
de sus manos” (Sal 19, 2)
“Hasta los cabellos de su cabeza están
contados” (Mt 10, 30)
Ésta es la Providencia divina (CEC, 302 ss.)
Descubrir la presencia de Dios
“Es preciso convencerse de que Dios está
junto a nosotros de continuo. _Vivimos como si
el Señor estuviera allá lejos, donde brillan las
estrellas, y no consideramos que está siempre
a nuestro lado.
Y está como Padre amoroso _a cada uno de
nosotros nos quiere más que todas las madres
del mundo pueden querer a sus hijos_,
ayudándonos, inspirándonos, bendiciendo... y
perdonando” (San Josemaría Escrivá, Camino,
267).
Descubrir la presencia de Dios
Para ayudarnos, Dios nos da un ángel
custodio: tratarlo
Otras consecuencias prácticas
Conocer y admirar la sabiduría y el poder de
Dios:
reverencia
adoración
humildad; amar la bondad divina;actos de
amor y agradecimiento.
Otras consecuencias prácticas
Usar bien las cosas que han sido creadas
para la gloria de Dios y nos deben conducir a
Él.
“¿Qué tienes que no hayas recibido?
Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías, como si no
lo hubieras recibido? 1Co 4, 7
Otras consecuencias prácticas
Hablar de Dios es :
Despertar en las conciencias los interrogantes
más profundos:
el ser del mundo
el ser de nuestras vidas
nuestro origen
nuestro fin, etc.
moverlos a la admiración por la grandeza y
belleza de las obras de Dios.
Otras consecuencias prácticas
Considerar el valor del trabajo es :
Participación en la obra creadora de Dios.
Trabajar imitando a Dios: con perfección.
Trabajar para gloria de Dios y el servicio de los
hombres.