http://www.iglesialuzdecristo.org
1
2
“LA HIPER - FE ”
El
donunos
de laaños,
fe es puramente
sobrenatural.
Hace
varias muchachas
trataron de caminar
Ni
es una
creencia
es una actitud
positiva.
sobre
el agua.
Ellasnisupieron:
“Si Pedro
pudo, nosotras
Tampoco
en Dios
Dios.es
Nada
de eso.
también. es
Hoyconfianza
como ayer,
el mismo”.
Todas
estas
jóvenes
se ahogaron
y ello se convirtió
Más
bien
es una
sustancia
divina impartida
por Dios,en
que
una vergüenza
parapalabra
su comunidad.
Ellas10:17).
procedieron
recibimos
al oír una
rhema (Ro.
en podemos
una palabra
logos, intentando elegir
repetirunloversículo
que para y
No
desordenadamente
Pedro fue
rhema
que el Señor
le dio aldedecirle
“tomarlo
porunfe”.
Las promesas
extraídas
las Sagradas
“Ven”:(Mt.se14:28-29).
Escrituras
vuelven nuestras sólo cuando Dios nos
las da.
3
“LA HIPER - FE ”
El mensaje de fe que se pregona hoy, tiene validez; sin
embargo, estira exageradamente la verdad al hacer
hincapié en el logos y no en el rhema de Dios.
A los cristianos se les exhorta así: “Solo créanlo, solo
confiésalo, solo reclámalo, solo tómenle la palabra a Dios
y eso será suyo”. Estas son exhortaciones para echar
mano del logos, mas la fe no llega por el logos, sino por
la palabra rhema de Dios (Ro. 10:17).
¡Fe y creencia son diferentes! A menudo la creencia se
toma por la fe.
4
“LA HIPER - FE ”
La
es una actitud:
creo que
Tu eres
Encreencia
cierto momento
de su “Señor,
vida, elyo
pastor
coreano
Paul
capaz”.
creencia
puedecinco
conducir
a la fe,depero
no es la fe.
Yonggi La
Cho
necesitaba
millones
dólares.
Al verdadera
pensar enfesu
angustiaba,
se da
inquietaba
La
essituación,
sustancia.
fe, ésta y
He.
11:1
(SSE)seCuando
Es
puesDios
la fe,nos
la
siempre
acarreasustancia
respuestas.
es impartida
Diosque
y se
sufría. ¡Entonces,
comenzó
a fecosas
orar!
Él
confiaba
de La
las
que
se por en
introduce
en nuestros
corazones
de
palabra
esperan,
la demostración
deoró
las la
Dios le daría
una
solución.
Así por
quemedio
oró,
y oró,
hasta
no en
se ven.
avivada.
que la fe del Hijo decosas
Diosque
entro
su ser. Dios puso su
El
don de
fe no de
es una
no Cho
es confianza
propia
fe ladentro
esteactitud
varón,mental,
y Yonggi
comenzóena
Dios.
La verdadera
fe es
una semilla
queno
Dios
pone en
regocijarse.
Aunque
el dinero
todavía
llegaba,
él sabía
nuestro
interior,
semilla
palabra
rhema.
que estaba
en una
camino.
Laavivada,
fe de poruna
si es
sustancia
Aunque
debemos
para pensar
positivamente
y
(He. 11:1),
y esaentrenarnos
fe había llegado
a su espíritu.
De igual
confesar
cosas como
es debido,
eso
en si no es fe.
manera,las
también
llegaron
los cinco
millones.
La fe es divina.
5
“LA HIPER - FE ”
El mensaje de híper-fe tiende a reprender al diablo por
cualquier motivo. Este mensaje espera resultados
inmediatos, pero a veces Dios tiene un tiempo establecido
para nuestra sanidad o milagro.
Por ejemplo, un hombre tuvo un serio problema en la tiroides
durante 18 meses. En su periodo de enfermedad, Dios obró
en su interior, volviéndose compasivo. Antes, esta persona
había sido sumamente tosca e impaciente con los demás,
pero en sus meses de dificultad, Dios lo tornó dócil de
espíritu y lo sanó. Por esta razón no podemos siempre
“tomar autoridad” inmediatamente sobre todas las cosas.
Dios tiene un tiempo definido para obrar liberación. (Ec. 3:1-8).
6
“LA HIPER - FE ”
Pedro dijo: “Para que {Purificada} vuestra fe, mucho más preciosa
El
movimiento
de laaunque
híper –perecedero
fe ha ganado
muchos
seguidores.
que
el oro, el cual
se prueba
con
fuego, sea
Muchos
hanalabanza,
fracasado
en su
vida pasada
proceden
de iglesias
hallada en
gloria
y honra
cuandoosea
manifestado
espiritualmente
muertas.
quizás
hayan
encon
alguno
Jesucristo” (1 P:
1:17). A Otros,
menudo,
nuestra
fe seestado
mezcla
forma
de esclavitud.
mensaje
de fe
captadoPedro
la atención
jactancia,
y así lo tuvoElque
aprender
el ha
impulsivo
en sus de
muchos
porque
se letambién
ha dicho:
puede
sanar,
Dios provee,
años mozos.
Pedro
nos“Dios
exhorta
a añadir
7 cosas
a
Dios
da gozo
y paz,
Dios
habla y que
lo puede
hacer
contigo a diario;
nuestra
fe (2 P.
1:5-9).
Él declaró
si estos
7 elementos
túestaban
puedespresentes
ser alguien,
tu puedesy tener
éxito”.
en nosotros,
abundan,
no caeríamos jamás.
También
este
apóstol
nosha
advirtió
que sidesesperadamente
estas 7 cualidades no
En
vista de
que
la gente
necesitado
oír
se añaden
a nuestra
fe, seremos
e incapaces
de ver más
estas
palabras,
el mensaje
de fe ciegos
ha esperanzado
a muchos.
Porde
ejemplo,
se nos
ordena añadir
nuestra
virtud. actual
Aallá.
pesar
la mezcla
y desequilibrio
deaparte
del fe,
mensaje
La fe,
virtud
es excelencia
moral. Sansón
tuvocierto
fe, pero
no leNo
añadió
de
a muchos
los ha beneficiado
hasta
punto.
pureza moral
y perdió
su visión.
obstante,
nuestra
fe debe
ser purificada.
7
Un rhema (palabra avivada) proviene de una relación con Dios
y de acudir a Él continuamente buscando dirección en todo
Los He
israelitas
no pasos
obedecieron;
no pudieron
asunto.
aquí unos
sencillospor
queeso
conducen
a la fe
creer y anduvieron faltos de fe. Todos murieron en
verdadera:
Caleb
y Josué obedecieron
como
1. el
Ladesierto.
obediencia:
La obediencia
nos prepara y,
para
tener un
consecuencia,
tuvieron
un obedecer,
corazón creyente
y una
corazón creyente.
Debemos
aunque nos
entendamos
todos los detalles.
confesión
apropiada,
lo cual los condujo a la fe
2. divina.
Un corazón creyente: esta es una actitud: “Señor, sé que
eres capaz”. Es también una confesión positiva.
3. Una fe verdadera: Esta es impartida por Dios. Un corazón
creyente y una confesión apropiada conducen a la fe.
8
Jesús dijo: “El cielo y la tierra pasaran, pero mis palabras
(o logos) no pasarán” (Mt. 24:35).
¡Los principios establecidos en la Biblia son ciento por ciento
verdaderos! Ningún creyente con buenos fundamentos discutiría
esto.
El asunto, sin embargo, no es si creemos en la autenticidad de la
palabra de Dios y sus principios. Nuestro problema está en saber
qué principio bíblico es aplicable a cada situación.
Cada circunstancia (y persona) es diferente, por lo cual se
necesita una llave específica que abra la puerta en cada
situación. La respuesta que funcionó para otro en una ocasión,
puede que no funcione para otro individuo.
9
En el Reino de Dios, no hay una llave maestra que abra
perfectamente cada una de las puertas de las prisiones
espirituales. Se requiere una llave especial para nuestra propia
liberación, así como la de nuestro prójimo. De esta manera,
podemos ver que necesitamos la gracia de Dios, necesitamos
una palabra rhema de Dios.
Los principios impartidos en los seminarios tienden a clasificar a
personas, situaciones y problemas. En esto radica la debilidad de
“los principios”. Toda situación y problema que se pueda concebir
se resuelve teóricamente de antemano. Cada problema es
cuidadosamente analizado y resuelto con soluciones respaldadas
por las Escrituras.
10
Esto nos permite tener una respuesta predeterminada para cada
conflicto que surja. Cada vez que un problema se cruza en
nuestro camino, todo lo que tenemos que hacer es ir a nuestro
archivo y buscar bajo el encabezado específico la instrucción que
debemos seguir. Es algo sistemático, está completamente
respaldado por las Escrituras y tiene garantía de funcionar si
seguimos las indicaciones paso a paso.
Solo que este procedimiento tiene un problema…
¡sencillamente no funciona!
11
Los “principios” nos motivan a apoyarnos en experiencias del
pasado, en lugar de buscar a Dios para que Él nos de una
palabra fresca y clara para nuestra situación.
Los principios nos ofrecen una guía de respuestas. Todas las
respuestas están listas para nosotros. Cuando tenemos a
nuestra disposición principios en forma de receta, no
necesitamos más buscar a Dios para que nos dé su gracia.
De hecho, ya no necesitamos más a Dios, si ya tenemos las
respuestas, pero ¿Son realmente las respuestas de Dios?
12
Israel pidió un rey cuando Dios mismo era su rey (1 S. 8:5-7; 12:12).
Querían un Señor que se pudiera ver, escuchar y tocar; querían
algo más palpable. El pueblo de Dios detestaba vivir por la fe.
Caminar en el espíritu era algo muy indefinido, y confirmar en un
Dios que no se podía ver, era demasiado incierto para ellos.
Querían un rey que los gobernara.
Hay muchas razones por las cuales la gente no quiere que el Señor
gobierne sobre sus vidas. Es más fácil tener un rey. Los reyes
pueden explicarnos con lógica lo que pensamos que necesitamos
oír, y con ello no tenemos que vivir por fe. Si no tenemos cuidado,
una guía de principios puede volvernos nuestro “rey”. Algo que
evidenciamos cuando hemos perdido nuestro caminar en el Espíritu,
es que cambiamos nuestra relación con Dios por principios
13
(2 Co. 3:6).
No nos gusta vivir por fe, nos resistimos a lo desconocido.
El hombre siempre quiere saber lo que pasa y como se van a
desarrollar las cosas. Queremos una explicación para todas
nuestras circunstancias y la queremos “ya”. Queremos todo
descifrado.
Los principios y la Psicología atraen a nuestra lógica.
Los principios pueden siempre darnos una explicación, pero tal
vez no sea la explicación de Dios. ¿Qué tal si Dios no desea
hablarnos en este momento, como en la prueba de Job? No se
suponía que Job comprendiera la prueba. A veces Dios calla.
Si Dios le hubiera explicado todo a Job, mostrándole cual serial el
resultado de su prueba, hubiese destruido su obra en la vida de
este varón.
14
En algunas situaciones, Dios no desea iluminarnos con
respecto a algo (Is. 50:10) y lo que debemos hacer es
confiar en su carácter. Cuando estamos en el fuego de la
prueba, podemos aplicar cuanta teoría y principio
encontremos en un libro; pero al final veremos que estos
no funcionaran.
La única cosa que podemos hacer es clamar al Señor
para que nos de su gracia sustentadora, y eso es
precisamente lo que Dios quiere que hagamos.
15
No estamos menospreciando las verdades ya establecidas,
sino previniendo contra la exagerada dependencia de
principios como solución para todo.
Lo que Dios ha dispuesto para la vida de un individuo, puede
ser diferente de lo que ha dispuesto para la vida de otro.
Debemos descubrir las disposiciones de Dios para nuestras
vidas.
Por ejemplo, ciertos conferencistas fomentan el tener
muchos hijos, mientras que otros enseñan que debemos
tener pocos o ninguno. Sin embargo, esta importante
decisión es un asunto de convicción personal que procede
de Dios a través de una estrecha relación con Él.
16
17
18
Descargar

LA VERDADERA GRACIA - Iglesia Cristiana Luz de