San Pedro, al observar las implicaciones
que su ausencia produciría en el
procedimiento de ingreso de nuevos
huéspedes, diseñó un sistema sencillo de
detección con el objetivo de optimizar
la labor de análisis de todas y cada una
de las almas profesionales que harían su
entrada formal al Reino de los Cielos.
El sistema consistía en una máquina con tres
botones diferentes de los cuales el alma
respectiva escogería uno que identificaría
cuál había sido su labor en la tierra, y
cuáles sus faltantes. El sistema estaría a
cargo de una sola persona: su asistente.
Cuando San Pedro ya se
encontraba en
Cartagena disfrutando
sus vacaciones,
comenzó el desfile de
almas profesionales en la
puerta del Cielo, quienes
se sometían
estrictamente al sistema
puesto en marcha por su
hábil asistente.
Llegaron pues, los abogados, los médicos,
los filósofos, los antropólogos (…) y
oprimían el botón # 1, de tal forma que
al hacerlo se abría una puerta en donde
se les obligaba a tomar un curso extenso
de nivelación para los otros dos botones,
y así poder ingresar al Cielo.
También llegaron los ingenieros
mecánicos, los ingenieros electricistas,
los arquitectos, los diseñadores (…) y
oprimían el botón # 2, la puerta que se
abría era diferente, pero como requisito
para ingresar en el Cielo, se les obligaba
a tomar un curso igual de extenso para
la respectiva nivelación en los otros dos
botones.
El mismo tratamiento recibieron los
Economistas, Comerciantes, Financistas
(…), quienes esta vez oprimían el botón
# 3, y se resignaban a tomar el curso
que les impartían para nivelarse con los
otros dos botones. Todo, con tal de
entrar en el Cielo…
Hasta ahí, el trabajo era suave… El
asistente de San Pedro sólo debía
ajustarse a las respuestas que la máquina
le proporcionaba. Estaba feliz.
Un buen día, llegó un
alma profesional al
cielo; esta vez, a
diferencia de todos
los anteriores, oprimió
los botones 1,2 y 3 al
mismo tiempo. El
asistente quedó
desconcertado.
No hubo más remedio que
localizar por celular a San
Pedro, quien se encontraba
recorriendo la Ciudad
Amurallada de la linda
Cartagena en ese preciso
momento.
Don San Pedro, ha ocurrido algo
increíble: un alma profesional se acercó
al sistema y oprimió los tres botones a la
vez. ¿Qué debo hacer? – Preguntó con
voz desesperada el asistente a su jefe.
Para lo cual San Pedro denotando una
actitud obvia en su entonación, le
contesta:
Este chiste ha sido objeto de muchas
discusiones e interpretaciones a favor y
en contra, pero indiscutiblemente, y
digan lo que digan, siempre ha sido, es y
será una herramienta muy útil para
exponer con su ayuda la esencia básica
de la Ingeniería Industrial: “su
integralidad”
La palabra integralidad, sirve para mostrar, la
capacidad que tiene el Ingeniero Industrial de
accionar, no sólo con el talento humano
(Botón # 1), sino también con los recursos
físicos (botón # 2) y económicos (botón # 3).
Ello le da una ventaja sobre otras profesiones y
profesionales (sin querer en lo más mínimo,
herir susceptibilidades). Poseer una visión
general (o mejor, integral) de la organización
de la cual él hace parte. ¡Ojo! Esto no significa
por ningún motivo, que al existir una carrera
global, como lo es la Ingeniería Industrial, no
se requiera de otras profesiones. Esa no es la
idea.

Introducción a la Ingeniería Industrial "Un Enfoque Humanístico". Francisco
Javier Mosquera Robbin.

Figuras:
http://images.google.com.co/imgres?imgurl=http://parasermejores.files.wor
dpress.com/2007/08/la-cuota-inicial-de-tu-casa01a.thumbnail.jpg&imgrefurl=http://parasermejores.wordpress.com/2007/08/
21/la-cuota-inicial-de-tucasa/&usg=__LW5bHSl4UmM0WcYSp2FIzuoCTvQ=&h=99&w=128&sz=5&hl=es
&start=16&tbnid=KBW0PaaCGYgiIM:&tbnh=70&tbnw=91&prev=/images%3Fq
%3Dhacienfo%2Bfila%2Bpara%2Bentrar%2Bal%2Bcielo%26gbv%3D2%26hl%3D
es%26sa%3DG.
http://divulgamat.ehu.es/weborriak/Exposiciones/ExpoHistoria/Caricaturas/Ir
udiak/28-PuigAdam-caricatura.jpg
Descargar

Para comenzar, un chistecito….