Señor Crespo
Periodo 1
Melissa, Chloe & Gabriella
Era un día
soleado en Bilbao
y todos los niños
estaban jugando
en el parque.
Habían niños y
niñas jugando en
los columpios, las
chorreras y en los
subibajas.
Todos los niños
se estaban
divirtiendo, pero
había una niñita
que estaba
sentada sola en
la caja de arena.
Los niños no
querían jugar
con ella.
Ella se llamaba
Theresa y
acababa de
mudarse de los
Estados Unidos.
Theresa no
sabía hablar
mucho español
porque nunca
se lo habían
enseñado.
Una de las niñas se
llamaba Maria. Ella
estaba jugando con
sus amigos y vió a
Theresa jugando
sola.
Maria era una niña
muy bonita y tenía
muchos amigos.
Ella era muy
simpática y era
mitad española y
mitad americana.
A ella siempre le
gustaba conocer a
amigos nuevos.
Cuando Maria vió
a Theresa
jugando sola le
dijo a sus amigos
“ Vamos a
preguntarle a esa
niña si quiere
jugar con
nosotros.” Los
amigos le dijeron
“No, esa es la
niña nueva y es
americana”.
Maria ignoró a
sus amigos y fue
a la caja de
arena a jugar
con la niña.
Maria le
preguntó
“¿Como te
llamas?” La niña
respondió, “Me
llamo Theresa
pero yo no hablo
mucho español”.
Maria hablaba un
poco de inglés
porque ella lo
había aprendido de
su padre. Maria le
preguntó “Where
did you come
from?” Theresa le
contestó “I came
from Nueva York .”
Maria le preguntó
a Theresa si ella
quería jugar con
ella en los
columpios.
Theresa estaba
tan contenta en
tener a una amiga
nueva. Ellas se
rieron y hablaron
mucho.
Cuando ellas
terminaron de jugar
en los columpios
Theresa le preguntó
a Maria si quería ir a
su casa a bañarse
en su nueva piscina.
Maria estaba
sorprendida porque
ninguna de sus
amigas tenían
piscinas.
Los amigos de Maria
le preguntaron
“¿Adónde vas Maria?”
Maria le contestó,
“Voy a casa de
Theresa a bañarme en
su piscina nueva”.
Los amigos de Maria
estaban celosos de su
nueva amiga. Ellos
querían ser amigas de
Theresa también.
Los amigos de
Maria querían
saber como era
Theresa, y
Maria les contó
a sus amigos
que Theresa
era una niña
muy simpática y
divertida.
Maria les dijo “Si
ustedes quieren
venir, tenemos
que jugar todos
juntos” . Los
amigos estaban
interesados en
conocer a
Theresa. Maria
les había
contado que
Theresa era una
niña buena.
Theresa, Maria
y sus amigos
jugaron juntos
y se
divirtieron.
Theresa
estaba tan
contenta
porque tenía
muchos
amigos
nuevos.
Theresa le dió las gracias a
Maria por ser su nueva amiga.
La moraleja de este cuento es:
Acepten a las personas aunque
sean diferentes porque en el
fondo, todos tenemos mucho
en común y aprendemos uno
del otro.
Descargar

La Amiguita Española