Mirando al mar
PAULA soñaba,
con los ojos
abiertos, cosas
que para muchos
eran imposibles.
Estos ojos soñadores
hicieron nacer una gran
idea en su corazón…
“SALVAR A LAS FAMILIAS
ENSEÑANDO A LAS NIÑAS EL
SANTO TEMOR DE DIOS”
…y con instinto marcadamente
profético puso su ingenio creativo y
su intuición carismática al servicio
de la mujer, haciendo que todos sus
anhelos y esperanzas se oyeran,
porque:
•Es la mujer la gestora de vida,
entregada y protagonista de la historia.
•Sigue sosteniendo
y transmitiendo la
fe y la esperanza.
•Exige a la sociedad una mutua
valoración del hombre y la mujer.
•La educación la
hace consciente de
sus valores,
elevando su
autoestima que la
capacita para tomar
decisiones y
comprometerse
responsablemente.
•La
autonomía
es una
búsqueda,
en las
mujeres de
hoy, dentro
de su
proyecto
de vida.
•En la educación de las
virtudes humanas y
cristianas encuentra el
sentido de la vida
y la felicidad en su
realización personal.
• Cada impulso que fluye de ella la
eleva y la hace creer y crecer en
su identidad como mujer.
•Su educación
asegura la
dimensión ética
de la cultura, la
humanización
de la sociedad,
construyéndola
en la Paz.
Así el carisma de PAULA MONTAL,
nos exige, a las escolapias de hoy,
seguir remando…,
vivir en serenidad y equilibrio,
transparentando
valores de armonía, paz, ternura,
sensibilidad, intuición, sencillez, gratuidad,
fortaleza y esperanza.
Descargar

Mirando al mar